Aseguradoras en EE. UU. no cubrirían daños de huracán

Dicen que mayoría de viviendas están afectadas por inundaciones y no por fuertes vientos de 'Irene'.

EFE

Aseguradoras en EE. UU. no cubrirían daños de huracán

EFE

POR:
agosto 31 de 2011 - 01:33 p.m.
2011-08-31

El huracán que pasó sobre Nueva York y Carolina del Norte en los últimos días generando miles de damnificados por cuenta de la inundación de sus viviendas es considerada, según The New York Times, una de las 10 catástrofes naturales más costosas en la historia de Estados Unidos.

Pero la preocupación sigue luego de que las zonas afectadas recuperaran la calma debido a las afirmaciones de analistas de la Corporación de Análisis Cinético de Estados Unidos que afirman que las aseguradoras no están dispuestas a cubrir los daños de las viviendas que resultaron afectadas por las inundaciones, debido a que el seguro adquirido es para huracanes y consecuencias estructurales por cuenta de los fuertes vientos.

De acuerdo con el diario estadounidense, las aseguradoras acostumbran en cada tragedia a cubrir la mitad de las pérdidas totales generadas por las tormentas o los fuertes vientos. "En esta ocasión podría cubrirse menos del 40 por ciento de las consecuencias del huracán Irene, en parte porque la mayoría de los daños fueron causados por las inundaciones y no por los fuertes vientos", afirmó Jan Vermeiren, director ejecutivo de la Corporación de Análisis Cinético de Estados Unidos.

No está claro, agrega la entidad, cuántas casas afectadas tienen seguro contra inundaciones. "Esto podría hacer más difícil la reconstrucción de las zonas afectadas en Estados Unidos a los propietarios de las viviendas, y en ese sentido, frenaría cualquier impulsto de corto plazo esperado en el sector construcción que normalmente acompañada a las grandes tormentas", agrega Vermeiren a través de ese diario.

"Nos preocupa sobre todo en este momento cuando la economía pasa por un momento complicado y la gente no tiene dinero, los gobiernos locales están en la ruina, y quizá la gente ni siquiera puede obtener préstamos de los bancos", recalcó el ejecutivo.

Las primeras estimaciones señalan que el costo de la tormenta podría ascender a los 10.000 millones de dólares en gran parte debido a que el huracán azotó un área amplia de la costa este estadounidense. "Además de las inundaciones con consecuencias humanas que causó estragos en el norte de Nueva York y Vermont, el huracán inundó cultivos de algodón y de tabaco en Carolina del Norte, paralizó temporalmente la recolección de mariscos en varias bahías, afectó el normal funcionamiento de las jornadas laborales en Nueva York, y desplazó a los turistas que buscaban gozar de las playas del Atlántico en pleno verano", afirma el diario.

Hasta el momento, según la Corporación de Análisis Cinético, se ha descartado una emergencia económica en ese país por cuenta de la tragedia, pero hay expectativa por la estrategia que deberá adelantar el Gobierno para reconstruir las zonas afectadas. 

Sin embargo, este jueves el presidente Barack Obama declaró el estado de desastre en la costa este de Estados Unidos. "La medida permitirá gestionar las ayudas necesarias para afrontar los daños dejados por el huracán Irene", informó la Casa Blanca.

'IMPACTO EN SECTOR ASEGURADOR SERÁ LIMITADO'

La agencia de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) estima que el impacto que el huracán Irene tendrá en el sector asegurador y reasegurador de EE. UU. será limitado.

En una nota divulgada este miércoles, S&P señala que las informaciones preliminares sobre la situación del huracán indican que las pérdidas para la industria del seguro se situarán por debajo de los 5.000 millones de dólares (unos 3.465 millones de euros). "No creemos que la magnitud del huracán sea tal que haya una influencia significativa en la solvencia de la industria, y esperamos pocos cambios, si es que hay alguno, en las calificaciones", dijo el analista de crédito de S&P, Taoufik Gharib.

En opinión de S&P, el huracán afectará más a las compañías de seguros que a las de reaseguros y no tiene previsto tomar medidas en lo que respecta a las calificaciones de los bonos sobre catástrofes naturales que evalúa, si bien seguirá de cerca la situación. Según la agencia, el sector de seguros y el de reaseguros tienen capital suficiente como para absorber las pérdidas. 

CON AGENCIAS, INFORMACIÓN DE THE NEW YORK TIMES Y PORTAFOLIO.CO

Siga bajando para encontrar más contenido