Así es el puente sobre el mar más largo del mundo, obra de China

La estructura tienen 55 kilómetros de largo y será puesta en operación el próximo martes.

Puente chino

La ceremonia de inauguración del puente será el 23 de octubre y la apertura al trafico el 24 de octubre.

EFE

POR:
EFE
octubre 21 de 2018 - 09:00 a.m.
2018-10-21

China inaugurará finalmente el próximo martes el puente sobre el delta del río de la Perla, que unirá las ciudades de Hong Kong, Zhuhai y Macao, el mayor del mundo construido sobre el mar con 55 kilómetros de largo, confirmaron hoy las autoridades locales.

(Lea: China planea ahorrar en costos de iluminación con luna artificial)

El puente, uno de los proyectos más complejos realizados por la ingeniería humana, se inaugurará oficialmente el martes y se abrirá al tráfico el miércoles, 24 de octubre, a las 09.00 horas locales.

(Lea: China podría ser la mayor economía del mundo para el 2030)

Tras casi nueve años de trabajos y varios retrasos en su prevista inauguración, la colosal obra, que ha costado más de 16.000 millones de euros, unirá las dos orillas del río de la Perla y aproximará todavía más a Hong Kong a la China Continental.

El puente, para el que se han tenido que levantar gigantescos pilares, islas artificiales y 6,7 kilómetros de túneles submarinos, reducirá la distancia entre las tres ciudades de más de 3 horas a unos 30 minutos.

Para su construcción se han empleado 400.000 toneladas de acero, 60 veces las utilizadas para construir la torre Eiffel, además de más de 1 millón de metros cúbicos de hormigón.

La obra discurre en una de las zonas marítimas con más tráfico de cargueros del sur de China por lo que se han tenido que construir los túneles bajo el mar, que se conectan con el puente a través de dos islas artificiales, y levantado pilares de gran altura en varias zonas para que puedan navegar los barcos por debajo.

Financiado entre el Gobierno chino, el de Hong Kong y el de Macao, la construcción de la sección de la ex colonia británica suscitó malestar político y social en varios momentos de su construcción.


El gobierno hongkonés reconoció a mediados de 2016 la existencia de retrasos en la obra y la necesidad de elevar su coste, además de admitir las dificultades técnicas del proyecto, debido en parte a problemas para estabilizar el fondo marino. Además, los túneles se han construido bajo el agua en un área sometida a fuertes corrientes y tifones durante el verano.

Siga bajando para encontrar más contenido