Bajo precio y poca demanda, las previsiones del crudo

Aunque hay pronóstico de que el mundo llegue a consumir los 100 millones de barriles diarios, esa meta cada vez se está alejando más.

Petróleo

La desaceleración mundial hace que los pronósticos para la demanda estén cayendo. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 31 de 2019 - 08:47 p.m.
2019-10-31

Antes de la guerra comercial, todos los pronósticos daban por hecho que 2019 era el año en el que la demanda mundial de petróleo iba a superar de nuevo los 100 millones de barriles diarios (solo lo ha hecho una vez en la historia en el tercer trimestre de 2018), y se iba a establecer por encima de esa meta del sector.

(Arabia Saudita recuperó su producción de petróleo). 

Sin embargo, una vez que la guerra comercial ya superó el año y la desaceleración económica está reduciendo las previsiones de consumo internacional, esa cifra parece cada vez más lejana. Sin ir más lejos, la Opep, en su último reporte mensual, ya espera un promedio de 99,8 mb/d, con un alza de solo 0,04 mb/d para este año, dato mucho menor al anunciado a principios de año.

La Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) también estima ha recortado su previsión de crecimiento en 65.000 barriles diarios, lo que califica como “el crecimiento más débil desde 2016”. Eso sí, cabe decir que la institución todavía estima que el consumo de oro negro podría acabar el año en los esperados 100 mb/d.

No obstante, la persistencia del conflicto comercial, así como las expectativas de que la desaceleración mundial siga profundizándose, hace que los análisis de los centros de estudios rebajen las expectativas de demanda. Precisamente eso es lo que ha estado golpeando los precios en estos días, tras conocerse el menor avance del PIB de Estados Unidos y de fabricación en China.

Y, como analiza el último informe del Banco Mundial ‘Commodity Markets Outlook’, el surgimiento de nuevas tecnologías como las energías renovables o los carros eléctricos, hacen que las expectativas de demanda a futuro también se puedan ver golpeadas.

Por el otro lado, en los últimos días han salido publicados diversos estudios sobre las estimaciones en los precios del petróleo, y en estos sí que se ve un consenso que apunta a que los precios altos, muy seguramente, han pasado a la historia.

Precisamente, el mencionado estudio del Banco Mundial apunta que el precio promedio que se espera para este año será de US$60 en 2019 y de US$58 para el próximo ejercicio.

Cabe decir que esta estimación, a precios corrientes, dejaría este promedio alrededor de US$60 hasta el próximo 2022, mientras que solo hacia US$2030 subiría hasta los US$70.

La medición del BM a precios constantes prevé que de aquí hasta el 2030 el precio del petróleo se mantendría en torno a US$55.

Un sondeo de Reuters publicado este jueves también apunta que el precio será de US$64,16 por barril en 2019 y US$62,38 el próximo año, al tiempo que los pronósticos de Goldman Sachs apuntan a US$62 este año y US$60 el próximo. Incluso el Instituto de Economía Energética de Japón (IEEJ) lanzó ayer su previsión de entre US$60 y US$65 entre 2019 y 2020.

Tras los descensos que se han presentado en los últimos días, por temores a que la desaceleración golpee la demanda en el corto plazo, el precio del Brent terminó ayer en US$60,23 y el barril del WTI en US$54,1 por cada unidad.

CAEN TODOS LOS ‘COMMODITIES’


De acuerdo con el informe del Banco Mundial, la caída en los precios de los commodities se está profundizando, pues en el tercer trimestre de 2019 ha bajado la cotización del 60% de estos por lo temores en cuanto a la economía mundial. Como indica, este descenso está liderado por los correspondientes a la energía, que han perdido en conjunto más de 8%.

Eso sí, el reporte del organismo internacional deja claro que ha tenido un fuerte impacto por el ataque que sufrió Arabia Saudita recientemente, lo que golpeó la oferta. El país aseguró que ya ha restablecido el suministro.

Siga bajando para encontrar más contenido