Banco de España pronostica más recesión y desempleo en 2013

La entidad preparó el martes el terreno para una revisión a la baja de las previsiones del Gobierno.

Crecimiento en España

Archivo

Crecimiento en España

POR:
marzo 26 de 2013 - 12:44 p.m.
2013-03-26

Esto, al pronosticar una caída del PIB español del 1,5 por ciento este año, una proyección que contrasta con la de un descenso del 0,5 por ciento que hasta la fecha mantiene el Ejecutivo.

Varios miembros del Gobierno ya han adelantado que en la actualización de las previsiones que enviará a la Comisión Europea habrá una revisión de los objetivos para adecuarlos a la dura realidad de la economía nacional y a las previsiones más pesimistas de la Comisión Europa (-1,4 por ciento) y el FMI (-1,5 por ciento).
El estallido de una gigantesca burbuja inmobiliaria y su impacto en el sector bancario han sumido a España en su peor recesión en 43 años, con una lenta resaca de la que el país está saliendo muy lentamente.
"Los agentes privados siguen inmersos en un proceso de desendeudamiento, las familias han visto comprimirse notablemente sus rentas, prosigue el proceso de reconducción de las finanzas públicas a una senda sostenible y la actividad de inversión residencial no ha culminado su descenso", dijo el Banco de España en el informe publicado el martes.
Al igual que el Gobierno, el banco central espera "un repunte gradual de la actividad" en la segunda parte del año, gracias a una mejora de las exportaciones -uno de los pocos motores de la economía durante la crisis- por la recuperación de la economía mundial y a una contribución menos negativa de las medidas de consolidación fiscal en el PIB.
Las previsiones del Ejecutivo apuntan a una tasa de crecimiento en torno a cero en el tercer trimestre y un primer crecimiento en más de ocho trimestres en el cuarto. Según el Boletín Económico de marzo del banco central, la previsión para 2014 es de un crecimiento del 0,6 por ciento, lo que supondría el primer año en positivo desde 2011.

Más margen de déficit


Las previsiones revisadas para el PIB que enviará el Gobierno a Bruselas serán tomadas en cuenta por la Comisión Europea a la hora de fijar los objetivos de déficit, con una senda de consolidación que previsiblemente se relajará en vista del sombrío panorama económico y los drásticos ajustes realizados en 2012.
En este sentido, las proyecciones para el déficit contenidas en el informe del Banco de España se acercan más a las de la Comisión Europa que a los compromisos vigentes del Gobierno. El banco prevé que el déficit público se reduzca al 6 por ciento en 2013 y al 5,9 por ciento en 2014, mientras que los compromisos fijados por Bruselas para España son del 4,5 por ciento para 2013 y del 2,8 por ciento en 2014, por debajo del 3 por ciento establecido por las normas europeas.
Por su parte, la Comisión Europea prevé que, sin nuevos ajustes, el déficit de 2013 se situé en el 6,7 por ciento del PIB y aumente hasta el 7,2 por ciento en 2014. De hecho, las previsiones del Banco de España contemplan que, en contra lo declarado por el Gobierno, se mantengan en 2014 varias medidas impositivas aplicadas en 2012 y 2013 con el fin de aumentar la recaudación, ya que afirma que de lo contrario la senda de consolidación fiscal se invertiría.
El Banco de España tampoco ve alegrías en el aspecto más dramático de la recesión que atraviesa el país, el desempleo, con una tasa que alcanzaría según sus estimaciones el 27,1 por ciento en 2013 y el 26,8 por ciento en 2014, desde el 25 por ciento de 2012. En línea con la caída del PIB, el banco central se espera que en 2013 continúe la destrucción neta de puestos de trabajo, con un descenso del empleo del 3,8 por ciento, mientras que en 2014 la tasa de destrucción de empleo "se moderaría sustancialmente y, de hecho, en el curso del año se iniciaría la creación neta de puestos de trabajo en la economía de mercado".

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido