close
close

Internacional

En qué consiste la decisión de Biden de condonar deudas a estudiantes

En Estados Unidos, las universidades pueden cobrar entre 10.000 y 70.000 dólares al año.

Joe Biden, presidente EE. UU.

Joe Biden, presidente EE. UU.

BLOOMBERG

POR:
Portafolio
agosto 25 de 2022 - 12:33 p. m.
2022-08-25

Recientemente, el presidente Joe Biden anunció que la mayoría de los graduados universitarios de Estados Unidos que siguen con deudas estudiantiles obtendrán un alivio de 10.000 dólares.

(Los efectos de que el euro caiga bajo la paridad del dólar).

"Manteniendo mi promesa de campaña, mi administración está anunciando un plan para dar un respiro a las familias trabajadoras y de clase media mientras se preparan para reanudar los pagos de préstamos estudiantiles federales en enero de 2023", publicó Biden en Twitter.

La condonación de 10.000 dólares solo se aplica a aquellos que ganen menos de 125.000 dólares anuales. Y para aquellos que asistieron a la universidad con ayuda del gobierno a través de las becas Pell, el alivio será de 20.000 dólares.

(Revisan PIB de EE. UU.: cayó 0,6% en el segundo trimestre).

La medida tiene como objetivo aliviar la carga de la deuda que pesa sobre decenas de millones de estudiantes. En Estados Unidos, las universidades pueden cobrar entre 10.000 y 70.000 dólares al año. Los estudiantes salen con un diploma, pero, a menudo, con grandes deudas.

¿Qué dicen los estudiantes?

Cuando Roman De La Cruz se enteró de que parte de su deuda estudiantil podía ser condonada, lanzó "un enorme suspiro de alivio". "Estaba un poco preocupado", dijo a la AFP este joven estadounidense de 27 años, tras la decisión del presidente Biden.

Para poder pagar su préstamo, Román había planeado apretarse el cinturón, darse de baja de los servicios de streaming y refinanciar el préstamo que había contraído para comprarse un automóvil. Pero, como gana menos de 125.000 dólares al año, verá borrados 10.000 dólares de lo que debe.

Graduado en 2019 de la Universidad Appalachian State, Román estima que su educación universitaria le costó alrededor de 55.000 dólares. Tuvo que pedir prestados casi la mitad, unos 27.000. Con un trabajo como geólogo en los suburbios de Washington, sabía que podría pagar la totalidad de su deuda, pero temía deber hacer demasiados sacrificios. "Nadie quiere vivir así", dijo.

(Inflación, tasas y recesión, temas del Jackson Hole).

Asimismo, en la prestigiosa Universidad Howard de Washington, históricamente ligada a la comunidad afroamericana, los estudiantes también acogen con beneplácito el plan del gobierno pero esperan más. "Pienso que los estudios superiores deberían ser gratuitos", dice Amarie Betancourt, una estudiante de periodismo de 20 años. A su lado, Vivian Santos-Smith asiente.

"La deuda es algo que estresa a muchos estudiantes. Es como una carga que algún día caerá sobre nosotros", afirma esta joven de 20 años, estudiante de ciencias políticas. A Vivian le gustaría hacer un doctorado, pero debe considerar "el costo". "Genera ansiedad, dudas", lamenta.

Sin beca, un año de estudios en esta universidad cuesta más de 40.000 dólares. Con esa tarifa, Theodora Nkwogu, una estudiante de 19 años, deberá pedir prestados unos 15.000 dólares por año. Una vez que un estudiante se gradúa, explica, "quiere terminar, construir una carrera, avanzar en la vida. Pero con estos préstamos, es como si todavía uno debería permanecer apegado a este lugar".

PORTAFOLIO
*Con información de AFP

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido