Internacional

Brasil registró la mayor caída del PIB en 25 años

Los grandes planes de estímulo hicieron que su desplome fuera muy inferior al de otras economías de América Latina y de la Ocde.

Jair Bolsonaro

El gobierno de Jair Bolsonaro lanzó grandes estímulos.

Bloomberg

POR:
Portafolio
marzo 03 de 2021 - 08:10 p. m.
2021-03-03

La economía brasileña cayó un 4,1% en 2020, su mayor contracción en los últimos 25 años, pero mostró una fuerte reacción en el segundo semestre, lo que ha llevado al Gobierno a reafirmar su proyección de que crecerá un 3,2 % en 2021.

('Quedarse en casa' para evitar la covid-19 es para débiles: Bolsonaro). 

Según los datos, la caída de 4,1% en el PIB es el peor desempeño desde que, en 1996, se implementó el indicador actual. Además, fue la mayor contracción independientemente de los criterios, en 30 años, desde 1990, cuando la economía se retrajo un 4,35%.

Cabe decir que el resultado fue mejor que el que proyectaban el Gobierno y economistas (-4,5%) y la contracción muy inferior a la que llegó a prever el Fondo Monetario Internacional (FMI) al inicio de la pandemia, cuando esperaba un desplome histórico de 9%.

La caída de la economía brasileña en 2020 se ubicó por debajo de la contracción promedio del 5% de los países de la Ocde. Además, también es de destacar que tuvo uno de los mejores resultados en América Latina, muy lejos de México (-8,7%) y Colombia (-6,8%), así como de algunos países del G7, como Reino Unido (-9,9%), Alemania (-5,3%) y Japón (-4,8%).

Según los expertos, este comportamiento se dio principalmente por los mayores estímulos que implementó el gobierno de Jair Bolsonaro, que generaron un mayor apoyo en el 2020, aunque para algunos peligroso para la estabilidad fiscal del país.

Pero ese mejor desempeño no impidió que Brasil, por valor del PIB (US$1,345 billones), cayera desde el noveno lugar en la lista de las mayores economías del mundo en 2019 hasta el duodécimo en 2020, según proyecciones de Austin Rating.

De acuerdo con las autoridades, el fuerte retroceso del PIB brasileño en 2020 fue provocado principalmente por la caída del consumo, por el lado de la demanda, y por el mal desempeño del sector servicios, por el lado de la oferta.

El consumo de las familias, que es el mayor motor de la economía en un país con 210 millones de habitantes, cedió un 5,5% en 2020, su mayor caída histórica, debido al aumento del desempleo, a la reducción de la renta y a las medidas de distanciamiento social.

Pese a la grave contracción, la economía brasileña creció un 3,2% en el cuarto trimestre frente al tercero, encadenó dos períodos de expansión consecutiva (había saltado un 7,7% en el tercero) y tuvo en los últimos tres meses un desempeño muy superior al esperado por el mercado (+2,8%).

EFE

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido