Brasil toma medidas contra crisis económica

Rousseff busca impulsar la inversión pública y privada para reanimar la economía.

POR:
junio 28 de 2012 - 03:41 a.m.
2012-06-28

El Gobierno de Brasil presentó ayer una nueva serie de medidas de estímulo, a través de las que se compromete a incrementar las compras gubernamentales y rebajar las tasas de interés subsidiadas para las empresas, en un intento por apoyar a la economía en momentos de dificultad.

Las nuevas medidas, que incluyen un incremento de 3.200 millones de dólares en las compras del gobierno de este año, son parte de un intento más amplio por blindar a Brasil del impacto de la desaceleración económica global y la crisis de deuda europea. “Tomaremos todas las medidas necesarias para proteger la producción y los empleos de nuestro país”, dijo la presidenta Dilma Rousseff en una ceremonia en que se dio a conocer el plan. “Tenemos los recursos para seguir creciendo”, agregó.

La administración de Rousseff ha dado a conocer una serie de medidas de estímulo y rebajas tributarias en los últimos meses que apuntan a reactivar la economía brasileña, que creció un flojo 0,2 por ciento en el primer trimestre respecto a los tres meses previos y le ha costado retomar el ritmo.

Las nuevas medidas son un nuevo ejemplo de la estrategia de Dilma Rousseff para una expansión económica dirigida desde el nivel estatal.

El Gobierno incrementará sus compras de todo tipo de productos, desde carros de tren hasta medicinas, para blindar a una economía que ya está débil por la crisis financiera europea, dijo el ministro de Economía, Guido Mantega.

“El Gobierno está tomando medidas para estimular la economía, impulsar las inversiones y la demanda, y aumentar la confianza del consumidor en un momento en el que la confianza del mundo está derrumbándose”, dijo Mantega.

El ministro agregó que el Gobierno reducirá su tasa de crédito corporativo de largo plazo -o TJLP, por sus siglas en portugués- a un 5,5 por ciento desde el actual 6 por ciento.

El banco de desarrollo estatal BNDES le cobra a los deudores intereses equivalentes a la tasa TJLP más un diferencial. Brasil corre el riesgo de entrar en una nueva era de crecimiento mediocre debido a la crisis.

Siga bajando para encontrar más contenido