close
close

Internacional

Colombia, uno de los países más vulnerables en el mercado de bonos

Junto a Brasil, Colombia enfrenta un año difícil en este tipo de negociaciones. Le decimos por qué.

Bonos alemanes

EFE

POR:
BLOOMBERG
enero 15 de 2022 - 06:48 p. m.
2022-01-15

A medida que el aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos vuelve rojas las pantallas de negociación de bonos en todo el mundo, dos países en particular enfrentan un año tormentoso por delante: Brasil y Colombia.

(¿Qué son los bonos temáticos y por qué las empresas recurren a ellos?). 

Los bonos de las dos naciones sudamericanas se desplomaron este mes y seguirán teniendo un desempeño inferior en medio de elecciones polarizadas, deudas fiscales crecientes y, en el caso de Colombia, un déficit de cuenta corriente cada vez mayor.

Mientras que es probable que los bonos en moneda local de algunos países se recuperen de las perdidas una vez que termine la ola actual de revisión de precios tras el aumento de las tasas de interés del año pasado por parte de sus bancos centrales, los de Brasil y Colombia podrían seguir cayendo.

El rendimiento de los bonos colombianos en moneda local a 2025 aumentó a más de 8% esta semana, desde un 7,4% a principios de año.

Al mismo tiempo, los rendimientos de las notas nacionales de Brasil con vencimiento el mismo año subieron más allá del 11,50%, desde el 10,65%, antes de recortar parte de las pérdidas.

(Bonos, clave para mitigar emisiones de carbono). 

Solo a Rusia le fue peor en medio del pesimismo por las negociaciones con EE.UU.

"Los titulares pueden volverse negativos y todos estaremos hartos de las campañas electorales dentro de unos meses", dijo Víctor Szabo, inversionista de Aberdeen Asset Management Plc. en Londres. "El ruido político será alto".

Las preocupaciones de los inversionistas también se pueden observar en los swaps de tasas a cinco años, un indicador de la percepción del riesgo país.

En Colombia, los swaps a cinco años han subido 73 puntos básicos en lo que va del año, con un aumento de 69 puntos solo en las primeras cinco sesiones de negociación, la mayor variación semanal desde el comienzo de la pandemia en marzo de 2020.

El contrato de swaps de Brasil con vencimiento en enero 2027 subió esta semana hasta 88 puntos básicos, antes de reducir la variación a 56 puntos.

PREOCUPACIONES LOCALES

Mientras que los mercados de bonos en México, Perú y Chile registraron caídas globales, para Colombia y Brasil el aumento en los rendimientos de EE.UU. se sumó a una serie de preocupaciones locales.

Colombia enfrenta la primera vuelta de las elecciones presidenciales en mayo y las encuestas muestran una clara ventaja de Gustavo Petro.

(Colombia se destaca como líder en finanzas verdes en América Latina). 

El candidato ha dicho que el Gobierno debería pedir dinero prestado al banco central a tasas de interés cero, en lugar de recurrir a los mercados, y detener la exploración petróleo.

"Debido a las condiciones fundamentales subyacentes, Colombia no puede darse el lujo de tener un cambio de régimen", dijo Patrick Esteruelas, jefe de investigación de Emso Asset Management.

"Necesita un ancla fiscal creíble después de perder el grado de inversión".

Tanto Fitch Ratings como S&P Global Ratings rebajaron el año pasado la calificación de Colombia a grado especulativo, después de que una ola de protestas callejeras obligara al Gobierno a dar marcha atrás con los aumentos de impuestos.

Al mismo tiempo, el déficit de cuenta corriente de Colombia, una preocupación a largo plazo de los inversionistas, crece cada vez más con la salida de dólares de la economía.

El déficit se amplió al 5,1% del producto interno bruto del país en el tercer trimestre de 2021, desde el 4,3% en el trimestre anterior.

Probablemente alcanzó alrededor del 5,6% en el cuarto trimestre, según el banco central.

"La ampliación de la cuenta corriente hace que Colombia sea aún más vulnerable al endurecimiento de las condiciones externas que otros países de la región", escribió en una nota Olga Yangol, jefa de investigación de mercados emergentes de Credit Agricole SA en Nueva York.

DESCENSO ECONÓMICO

Brasil puede estar en una posición aun peor. Se espera que su economía se expanda un 0,75% este año, menos que cualquier otro par cercano de los mercados emergentes, según economistas encuestados por Bloomberg.

Al mismo tiempo, los operadores tendrán que lidiar con una elección presidencial polarizada en octubre y amenazas constantes a las reglas fiscales del Gobierno.

Es probable que la elección enfrente al actual presidente Jair Bolsonaro con el exlíder de izquierda Luis Inacio Lula da Silva.

Los inversionistas ni siquiera están seguros de a quien deberían respaldar los mercados. Si bien Lula aplico políticas ampliamente favorables al mercado durante sus dos periodos en el cargo, eso puede cambiar si asume un tercer mandato, debido a que su país se está comprometiendo a revisar la reforma de pensiones y los proyectos de ley de límite de gastos aprobados en los últimos seis años.

Al mismo tiempo, Bolsonaro no ha logrado convencer a los inversionistas de que es un par de manos seguras en lo que respecta a las finanzas del Gobierno, al tiempo que toma medidas para cambiar las reglas fiscales para que le permitan gastar más y mejorar sus posibilidades en la carrera presidencial.

"En Brasil, esperamos un ambiente ruidoso y polarizado antes de las elecciones presidenciales de octubre de 2022", escribió el miércoles el director de inversiones de Gramercy Funds Management, Robert Koenigsberger, en la perspectiva trimestral de la firma.

"Los inversionistas buscarán señales sobre las prioridades de política económica de los principales candidatos en el contexto de un crecimiento plano del PIB proyectado y una perspectiva fiscal desafiante".

BLOOMBERG

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido