JUEVES, 29 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Internacional

28 nov 2023 - 1:38 p. m.

El trabajo de Hamás con más grupos armados para el mortífero ataque a Israel de octubre

Varias agrupaciones llevaron a cabo ejercicios en Gaza con tácticas similares a las que se utilizaron durante el ataque mortal.

Palestina

Palestina.

AFP


POR:
Abdelali Ragad, Richard Irvine-Brown, Benedict Garman y Sean Seddon - Servicio árabe de la BBC y BBC Verify

Al menos cinco grupos armados palestinos se unieron a Hamás en el mortal ataque contra Israel el 7 de octubre, después de realizar ejercicios militares conjuntos desde 2020, según muestra un análisis de la BBC.

Los grupos llevaron a cabo ejercicios en Gaza con tácticas similares a las que utilizaron durante el ataque mortal, incluso a menos de un kilómetro de la barrera con Israel, y los publicaron en las redes sociales.

Ensayaron la toma de rehenes, el asalto a complejos y el quiebre de las defensas de Israel. El último ejercicio ocurrió apenas 25 días antes del ataque.

La BBC recopiló pruebas que muestran cómo Hamás reunió a las facciones de Gaza para perfeccionar sus métodos de combate y ejecutar una incursión en Israel que, en última instancia, sumió a la región en la guerra.

El 29 de diciembre de 2020, el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, declaró que el primero de cuatro simulacros de la operación Pilar Fuerte ofrecía un "mensaje contundente y una señal de unidad" entre las diversas facciones armadas de Gaza.

Al ser el grupo armado más poderoso de Gaza, Hamás fue la fuerza dominante en una coalición que reunió a otras 10 facciones palestinas en un ejercicio que simulaba un juego de guerra, supervisado por una "sala de operaciones conjuntas".

La estructura se creó en 2018 para coordinar las facciones armadas de Gaza bajo un comando central.

Antes de 2018, Hamás pactó una coordinación formal con la Yihad Islámica Palestina (YIP), la segunda facción armada más grande de Gaza y, al igual que Hamás, una organización proscrita considerada "terrorista" en Reino Unido y otros países.

Hamás también luchó junto con otros grupos en conflictos anteriores, pero el ejercicio de 2020 fue anunciado como una evidencia de que se estaba unificando una gama más amplia de organizaciones.

El líder de Hamás dijo que el primer ejercicio reflejaba la "preparación permanente" de las facciones armadas.

El ejercicio de 2020 fue el primero de cuatro simulacros conjuntos realizados durante tres años. Cada uno fue documentado en sofisticados videos publicados en redes sociales.

La BBC identificó visualmente a 10 grupos, incluida la Yihad Islámica en Palestina, por sus cintas en la cabeza y emblemas distintivos, mientras entrenaban junto con Hamás durante los ejercicios del Pilar Fuerte en imágenes publicadas en la aplicación de mensajería Telegram.

Tras el ataque del 7 de octubre, cinco grupos publicaron videos en los que, según ellos, se veía cómo participaron en el asalto. Otros tres emitieron declaraciones escritas en Telegram en las que también confirmaban su intervención.

El papel de estos grupos se ha convertido en un foco de atención a medida que aumenta la presión sobre Hamás para que encuentre a docenas de mujeres y niños, que se cree que fueron capturados en Israel y trasladados a Gaza por otras facciones el 7 de octubre.

Tres grupos (la Yihad Islámica en Palestina, las Brigadas Muyahidines y las Brigadas al Nasser Salah al Deen) afirman haber tomado rehenes israelíes ese día.

Existía la sospecha de que los esfuerzos para extender la tregua temporal en Gaza dependían de que Hamás localizara a esos rehenes.

Si bien estos grupos provienen de un amplio espectro ideológico, que va desde los islamistas de línea dura hasta los relativamente seculares, todos comparten la voluntad de utilizar la violencia contra Israel.

Hamás enfatizó en sus declaraciones el tema de la unidad entre los distintos grupos armados de Gaza y sugirió que eran socios iguales en los ejercicios, mientras lideraba los planes para atacar a Israel.

Las imágenes del primer simulacro, de 2020, muestran a comandantes enmascarados en un búnker que parecen realizar el ejercicio y comienza con una andanada de cohetes.

El video muestra a combatientes fuertemente armados que invaden un tanque simulado, marcado con una bandera israelí. Detienen a un miembro de la tripulación y lo arrastran como prisionero, también asaltan edificios.

Gracias a videos y desgarradoras declaraciones de testigos, se sabe que ambas tácticas fueron utilizadas para capturar soldados y atacar a civiles el 7 de octubre, cuando unas 1.200 personas murieron y 240 rehenes fueron capturados.

El segundo simulacro se llevó a cabo casi un año después.

Ayman Nofal, comandante de las Brigadas Izzedine al Qassam, como se conoce oficialmente al brazo armado de Hamás, dijo que el objetivo del ejercicio del 26 de diciembre de 2021 era "afirmar la unidad de las facciones de la resistencia".

Dijo que los ejercicios "le dirían al enemigo que los muros y las medidas de ingeniería en las fronteras de Gaza no los protegerían".

Hamás indicó en otra declaración que las "maniobras militares conjuntas" estaban diseñadas para "simular la liberación de los asentamientos cerca de Gaza", que es como el grupo se refiere a las comunidades israelíes.

El ejercicio se repitió el 28 de diciembre de 2022. Para conmemorar el evento, se publicaron imágenes propagandísticas de combatientes practicando la limpieza de edificios y la invasión de tanques en lo que parece ser una réplica de una base militar.

Los ejercicios fueron reportados en Israel, por lo que es inconcebible que no fueran monitoreados por las agencias de inteligencia del país.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han llevado a cabo anteriormente ataques aéreos para perturbar las actividades de entrenamiento de Hamás.

En abril de 2023, bombardearon el lugar utilizado para el primer simulacro del Pilar Fuerte.

Semanas antes de los ataques, mujeres soldado israelíes que desempeñaban labores de vigilancia cerca de la frontera de Gaza advirtieron sobre una actividad inusualmente alta de drones. Además, dijeron que Hamás estaba entrenándose para tomar puestos de observación con réplicas de sus posiciones.

Sin embargo, informes de los medios israelíes aseguran que las advertencias fueron ignoradas.

El general de brigada Amir Avivi, exsubcomandante de las FDI en Gaza, le dijo a la BBC: "Había mucha información de inteligencia de que estaban haciendo este entrenamiento; después de todo, los videos son públicos y esto estaba sucediendo a sólo cientos de metros de la valla [con Israel]".

A pesar de ello, precisó que aunque los militares sabían de los ejercicios, "no vieron para qué estaban entrenando".

Las FDI dijeron que "eliminaron" a Nofal el 17 de octubre de 2023, el primer líder militar de alto rango de Hamás asesinado durante el conflicto.

Hamás hizo todo lo posible para asegurarse de que los simulacros fueran realistas.

En 2022, los combatientes practicaron el asalto a una base militar israelí simulada, construida a sólo 2,6 kilómetros del cruce de Erez, una ruta entre Gaza e Israel controlada por las FDI.

La BBC localizó el sitio en el extremo norte de Gaza, a sólo 800 metros de la barrera, comparando las características geográficas vistas en las imágenes del entrenamiento con imágenes aéreas de la zona.

En noviembre de 2023, el sitio todavía era visible en Bing Maps.

El campo de entrenamiento estaba a 1,6 kilómetros de una torre de observación israelí y una caja de observación elevada, elementos de una barrera de seguridad en la que Israel invirtió cientos de millones de dólares.

La base simulada está en un terreno excavado a varios metros bajo el nivel del suelo, por lo que puede que no haya sido visible inmediatamente para ninguna patrulla israelí cercana. Sin embargo, el humo de las explosiones seguramente lo fue y se sabe que las FDI utilizan vigilancia aérea.

Hamás utilizó este lugar para practicar el asalto a edificios, la toma de rehenes a punta de pistola y la destrucción de barreras de seguridad.

La BBC utilizó información disponible públicamente, incluidas imágenes satelitales, para localizar 14 sitios de entrenamiento en nueve lugares diferentes en Gaza.

Los grupos incluso entrenaron dos veces en un lugar a menos de 1,6 kilómetros del centro de distribución de la ayuda de Naciones Unidas, visible en el fondo de un video oficial publicado por el organismo en diciembre de 2022.

El 10 de septiembre de 2023, la llamada “sala del comité conjunto” publicó imágenes en su canal de Telegram de hombres con uniformes militares que vigilaban las instalaciones militares a lo largo de la barrera de Gaza.

Dos días después, se llevó a cabo el cuarto ejercicio militar de la operación Pilar Fuerte.

Los combatientes fueron filmados viajando en el mismo tipo de camionetas Toyota blancas que fueron vistas deambulando por el sur de Israel un mes más tarde.

El video de propaganda muestra a hombres armados que asaltan edificios simulados y disparan a objetivos ficticios en el interior, así como entrenándose para asaltar una playa utilizando un barco y buzos submarinos.

Israel ha dicho que repelió los intentos de desembarco de embarcaciones de Hamás en sus costas el 7 de octubre.

Sin embargo, Hamás no hizo público su entrenamiento con motocicletas y parapentes como parte de la propaganda de Pilar Fuerte.

Un video de entrenamiento publicado por Hamás tres días después del 7 de octubre muestra la demolición de vallas y barreras para permitir el paso de motocicletas, una táctica que utilizaron para llegar a las comunidades del sur de Israel. La BBC no logró identificar videos anteriores similares.

Las imágenes de los combatientes que utilizaron equipos de parapente tampoco se publicaron hasta que comenzó el ataque del 7 de octubre.

En un video de entrenamiento compartido el día del ataque, se ve a hombres armados aterrizando en un kibutz simulado en una pista de aterrizaje que la BBC ubicó en un sitio al norte de Rafah, en el sur de Gaza.

La BBC comprobó que el video fue filmado en algún momento, antes del 25 de agosto de 2022, y se almacenó en un archivo informático titulado Escuadrón Águila, el nombre que Hamás utiliza para su división aérea, lo que sugiere que el plan de los parapentes estuvo en proceso durante más de un año.

Antes del 7 de octubre, se pensaba que Hamás tenía unos 30.000 combatientes en la Franja de Gaza, según informes que citan a comandantes de las FDI. También se pensaba que Hamás podría recurrir a varios miles de combatientes de grupos más pequeños.

Hamás es, con mucho, el más poderoso de los grupos armados palestinos, incluso sin el apoyo de otras facciones, lo que sugiere que su interés en sumar a las facciones fue impulsado por un intento de asegurar un amplio apoyo dentro de Gaza, al menos tanto como reforzar sus propios números.

Las FDI estimaron previamente que 1.500 combatientes se unieron a las incursiones del 7 de octubre. El diario Times of Israel informó a principios de este mes que las FDI ahora creen que el número se acerca a los 3.000.

Cualquiera que sea la cifra real, significa que sólo participó una fracción relativamente pequeña del número total de agentes armados en Gaza.

No es posible verificar cifras precisas de cuántos combatientes de grupos más pequeños participaron en el ataque o en los ejercicios de la operación Pilar Fuerte.

Mientras Hamás buscaba apoyo entre facciones en la preparación del ataque, Hisham Jaber, exgeneral de brigada del ejército libanés y ahora analista de seguridad en el Centro de Estudios e Investigaciones de Medio Oriente, dijo que creía que sólo Hamás era consciente del plan final. "Probablemente [ellos] pidieron a otras facciones que se unieran ese día".

Andreas Krieg, profesor titular de estudios de seguridad en el Kings College de Londres, le dijo a la BBC: "Si bien había una planificación centralizada, la ejecución estaba descentralizada y cada escuadrón ponía en práctica el plan como mejor le parecía".

Dijo que había hablado con personas dentro de Hamás que estaban sorprendidas por la debilidad de las defensas de Israel y aseguró que los militantes probablemente eludieron la tecnología de vigilancia de Israel al comunicarse por medios no digitales.

Hugh Lovatt, analista de Oriente Medio en el Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, opinó que Israel estaba al tanto de los ejercicios de entrenamiento conjuntos, pero que "llegó a una conclusión equivocada", al considerar que equivalían a la actividad "estándar" de los grupos paramilitares en los territorios palestinos, en lugar de verlo como un "indicativo de un inminente ataque a gran escala".

Consultadas sobre la información planteada en este artículo, las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que "actualmente están centradas en eliminar la amenaza de la organización terrorista Hamás" y que las preguntas sobre cualquier posible fracaso "se examinarán en una etapa posterior".

Podrían pasar varios años hasta que Israel evalúe formalmente si perdió oportunidades para evitar el ataque del 7 de octubre.

Las ramificaciones para sus militares, servicios de inteligencia y gobierno podrían ser sísmicas.

Con información adicional de Paul Brown, Kumar Malhotra y Abdirahim Saeed.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Destacados

Más Portales

Créditos:

BBC NEWS

cerrar pauta