¿Con quién se beneficiará más el dólar: con Biden o Trump?

Estrategas de JPMorgan Chase escribieron sobre menores probabilidades de una victoria del actual presidente en las elecciones de EE. UU.

Dólar en Colombia

¿Qué significarían cuatro años más de Trump para la moneda única? ¿Una presidencia de Biden significaría algo diferente?.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
septiembre 07 de 2020 - 09:15 a. m.
2020-09-07

Estrategas de JPMorgan Chase & Co. escribieron sobre menores probabilidades de una victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Su oponente, Joe Biden, todavía esta cómodamente liderando las encuestas, pero el comentario del banco me puso a pensar sobre el impacto que el resultado podría tener en los mercados europeos, especialmente en el euro.

Lea: (El demócrata Biden promete el TPS para venezolanos en Estados Unidos)

¿Qué significarían cuatro años más de Trump para la moneda única? ¿Una presidencia de Biden significaría algo diferente? La debilidad del dólar se ha convertido en una causa de angustia para el Banco Central Europeo, que no tiene un mandato oficial para administrar el euro, pero siempre mantiene a la moneda en mente.

Lea: (EE. UU. vive una campaña electoral marcada por la violencia)

Como he escrito antes, un euro más fuerte refleja en parte un mejor desempeño de Europa, hasta ahora, en la gestión de la pandemia. Tener una moneda sólida no siempre es una mala señal. El problema para la eurozona es que su economía, y la de Alemania en particular, está dominada por las exportaciones. Un euro altamente valorado es una mala noticia para los fabricantes de la región. Aunque el euro cayó un poco la semana pasada, después de llegar aproximadamente a 1,20 dólares, igual se ha apreciado 6% este año.

Ahora bien, Trump no es fanático de un dólar fuerte. De hecho, los comentarios del BCE sobre la debilidad del dólar han evocado algunos temores de una guerra monetaria global, a medida que formuladores de política hacen intervenciones verbales menores en los mercados de divisas para tratar de restablecer el equilibrio.

Sin embargo, el mercado bursátil de Estados Unidos acaba de tener un gran agosto, alcanzando máximos históricos, por lo que es tentador suponer que una victoria de Trump sería un factor positivo mayor para las acciones y el dólar. A muchos inversionistas les ha ido bien en esta presidencia.

Al mismo tiempo, una Administración Biden con una agenda económica de izquierda ordinariamente seria problemática para los mercados financieros. Si bien aún no hay muchos detalles de política que preocupen, ni ninguna señal clara del secretario del Tesoro que elegiría Biden, los inversionistas están ante el riesgo de un Gobierno demócrata que gastaría mucho y reduciría los impuestos.

Un cambio progresivo hacia la teoría monetaria moderna podría incluso espantar la confianza del mercado a nivel mundial, especialmente si hay presión sobre la Reserva Federal de Estados Unidos para cruzar el gigante financiamiento monetario para el gasto público.

Todo esto parece sugerir que Biden podría significar un dólar más débil que Trump. Sin embargo, esto es para descartar la propia predilección de Trump por un dólar más débil para apoyar a los fabricantes estadounidenses.

También probablemente sobreestima la consideración del mercado por el actual ocupante de la Casa Blanca y el caos político que a veces inflige al mundo. Una "prima de cordura" de Biden, donde los inversionistas comienzan a favorecer al dólar nuevamente, no se puede descontar. Las acciones se han disparado incluso con la saludable ventaja del demócrata en las encuestas.

También hay fuerzas más grandes que los candidatos en juego aquí. La clara ventaja que Estados Unidos ha tenido sobre Europa durante décadas en términos de crecimiento económico y tasas de interés más altas ha disminuido. Por lo tanto, se deduce que la prima del dólar bien podría bajar independientemente de quién sea el presidente. Es el monstruoso estimulo de la Fed el factor abrumador que impulsa los mercados de divisas.

El mundo está inundado de liquidez en dólares... ¿Alguien cambiaría eso ahora? También está claro que (salvo algunas excepciones) los líderes políticos de Europa preferirán la estabilidad de un régimen de Biden a las agonías diplomáticas de Trump, independientemente de los temas cambiarios. Cerca del 15% de las exportaciones de la Eurozona son hacia Estados Unidos y se acogería el fin de la reciente serie de disputas arancelarias. Además, incluso si el dólar se mantiene bajo, las posibilidades de una guerra de divisas entre la Eurozona y Estados Unidos serían mucho más bajas con Biden en la presidencia.


Marcus Ashworth
Bloomberg

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido