close
close

Internacional

Qué hace a Colombia una gran oportunidad para el comercio venezolano

Tiziana Polesel, presidente de Consecomercio, habló sobre los sectores de interés.

Colombia y Venezuela

Colombia y Venezuela

iStock

POR:
Roberto Casas Lugo
agosto 31 de 2022 - 11:37 p. m.
2022-08-31

La reactivación de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Colombia y Venezuela, tiene expectante al sector privado del vecino país, el cual mira en el mercado limítrofe una oportunidad para incrementar sus ventas y servicios en sectores como medicamentos, turismo o alimentos.

(El millonario desfalco que denuncian en Venezuela a través de PDVSA).

Sin embargo, en la práctica, el lado empresarial venezolano llega al encuentro con una serie de desventajas operativas que esperan se resuelvan a medida que avance la integración. Así lo señaló Tiziana Polesel, presidente de Consecomercio.

¿Qué es Consecomercio?

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Consecomercio, es una institución que afilia a todas las cámaras de los sectores comercio y servicios en Venezuela. Formamos parte de Fedecámaras. Nosotros no afiliamos empresas si no todas las cámaras de estos sectores. Tenemos 52 años de fundados.

¿Cuáles fueron sus conclusiones del encuentro de frontera realizado en Cúcuta?

El sabor que nos quedó fue un gran interés de ambos países en reiniciar las relaciones comerciales porque además, no olvidemos, de que estamos hablando de unas relaciones que primero han sido humanas, con un vínculo muy estrecho. El interés de Venezuela también pasa por, dentro de nuestra crisis interna, buscar mercados foráneos y qué mejor que el país vecino. También lo piensan desde el lado de vista colombiano.

Se hicieron importantes contactos y reuniones. Ya se han definido una serie de áreas específicas, podría señalar la tecnología, donde Venezuela puede aportar servicios profesionalizados; mientras Colombia también tiene un portafolio interesante que ofrecer en productos, pero todo esto pasa por la formalización: apertura de consulados y conectividad aérea y terrestre. Estos tres aspectos son fundamentales para iniciar.
Estos encuentros fueron para reconocernos, evaluar las ventajas competitivas que tengamos en productos y servicios y ver cómo retomamos esa relación. También estas reuniones tienen como objetivo ejercer presión, en el mejor sentido, para que los pasos que tiene que dar los gobiernos se ejecuten más rápido.

¿Cuáles son esos sectores interesados?

En el sector alimentos, medicamentos, confección, concretamente en calzado. Tenemos varios sectores. Hay también un acercamiento importante en autopartes y quizás uno de los más importantes es el turismo. En las conversaciones de Cúcuta pudimos percibir un interés muy importante de colombianos que quieren retomar como destino turístico a Venezuela, como en las localidades de Mérida, Canaima y Margarita. En cada subsector pudimos notar un interés importante.

(Lo que hay detrás de la caída del bolívar y la mejora de Venezuela).

¿Cuándo cree que se pueda concretar estos intereses?

Lamentablemente, ninguna de las dos partes han dado una fecha concreta porque es evidente que aún faltan cosas por revisar. Una de estas revisiones es el estado de los tres puentes que comunican a Táchira con el Norte de Santander.

En siete años los puentes no han recibido el uso para el que fueron creados y si están en capacidad para recibir todo el flujo de transporte de carga y de personas al mismo tiempo.

También hay que brindarle el conocimiento a los funcionarios de aduanas, que llevan este mismo período sin funcionar.

¿Es Colombia una gran oportunidad para el sector venezolano de cara al cierre de 2022?

Ojalá logremos antes de que finalice el año que se inicien las relaciones formales. Es una gran oportunidad. En Venezuela, producto de la severa contracción económica, nos hemos contraído en un 80% y si queremos ir recuperando ese terreno perdido, una de las vías es la exportación.

Entonces, cuando uno piensa en exportación hay una tendencia en pensar en los territorios más cercanos y en donde hay mayor afinidad política, cultural, humana, y allí Colombia reúne casi todos esos requisitos.

¿Cómo llega el sector privado de Venezuela a esta reapertura?

Hay que tener muy presente que este proceso nos toma a los venezolanos un poco en desigualdad de condiciones. Si nosotros evaluamos, en la zona del Norte de Santander no tienen las debilidades que tenemos nosotros de este lado.

En el Norte de Santander hay suministro de energía eléctrica constante, combustible de manera constante, servicios de agua, la conectividad tecnológica es muy buena.
Eso nos toma en desigualdad de condiciones, pero lógicamente si vemos crecer los mercados, es una buena oportunidad para ir mejorando todo el tema de servicios públicos que tan duro nos ha golpeado a los empresarios venezolanos.

¿Cómo vio la economía venezolana desde su sector en el primer semestre?

La verdad es que el primer trimestre había comenzado muy bien en ascensos, se notaba cierta recuperación pero el segundo trimestre la verdad es que esa recuperación se estancó en el sector comercio y servicios, que es el sector que yo represento, ha habido una contracción y en algunos casos un retroceso frente al primer trimestre, donde si bien no fue en las dimensiones esperadas, fue una recuperación al fin.

El problema de este año 2022 es que el parámetro de comparación es el 2021, donde aún estábamos en pandemia y en el caso de Venezuela el comercio y los servicios estaban sometidos a un régimen de ‘7+7’, donde el sector trabajaba siete días pero debía interrumpir otros siete; es decir una semana sí y la otra no.

De esta manera, hacer una comparación del año pasado con este, tiende a ser metodológicamente injusto. Hay que ver con cuidado esa recuperación.

Roberto Casas Lugo

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido