Coronavirus ya deja más de 800 muertos y supera las víctimas del SRAS

Ascendió el número de muertos y sobrepasó el balance del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) que en 2002-2003 dejó 774 muertos en todo el mundo.

Coronavirus

Pekín adoptó medidas de confinamiento sin precedentes para contener el virus.

EFE

POR:
Portafolio
febrero 09 de 2020 - 09:40 a. m.
2020-02-09

El nuevo coronavirus dejó más de 800 muertos, casi todos en China, y ya supera el balance mundial del SRAS, aunque la OMS asegura que la estabilización del número de nuevas contaminaciones es "una buena noticia".

(Vea en el mapa la propagación del Coronavirus por el mundo). 

El virus 2019-nCoV, que apareció en diciembre en un mercado de la ciudad de Wuhan (centro de China), sumó otros 89 muertos en China continental (sin Hong Kong ni Macao), un nuevo récord diario, anunció este domingo la Comisión Nacional de Salud.

Mientras una parte del país sigue de facto en cuarentena, el balance de muertos en China continental es de 811, a los que se añade un fallecimiento en Hong Kong y otro en Filipinas.

El balance supera ahora el del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) que en 2002-2003 dejó 774 muertos en todo el mundo.

(El coronavirus, con efecto en el Mobile World Congress). 


Sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el sábado que el número de casos de contaminación diaria en China se ha estabilizado, aunque es demasiado pronto para afirmar que la epidemia ya superó su punto álgido.

"Registramos un periodo de estabilidad de cuatro días, en el que el número de casos no progresó. Es una buena noticia y podría reflejar el impacto de las medidas de control que se pusieron en marcha", dijo el responsable de programas sanitarios de urgencia de la OMS, Michael Ryan.

En China continental, el número de casos confirmados era el domingo de casi 37.200, 2.600 más que en el anterior balance diario.

Esta última cifra es sin embargo inferior a las cerca de 3.900 nuevas contaminaciones anunciadas el miércoles por las autoridades chinas en su balance diario.

El número de casos sospechosos también disminuyó y el domingo era de un poco más de 3.900 en las últimas 24 horas, frente a más de 5.300 en el balance del jueves.

(Empresas de EE.UU. en China pronostican caída por el coronavirus). 


En enero uno de los mejores especialistas chinos de las enfermedades respiratorias, Zhong Nanshan, estimó que la epidemia podría llegar su punto máximo el 8 de febrero.

"Pienso que dentro de 15 días las cosas mejorarán", dijo a la AFP por teléfono Melissa Santos, una estudiante dominicana que no ha salido de su apartamento en Wuhan desde hace una semana.

POLÉMICA POR LA MUERTE DE UN MÉDICO 

La epidemia continúa propagándose en el mundo. Hay más de 320 casos de contaminación confirmados en unos treinta países y territorios.

En China, la muerte el viernes de un médico que había sido acusado de difundir rumores cuando alertó del coronavirus en diciembre conmocionó a la población.

Varios de intelectuales publicaron al menos dos cartas abiertas que circulan en las redes sociales desde la muerte del doctor Li Wenliang por coronavirus en un hospital de Wuhan.

El médico se ha convertido ahora en mártir frente a los responsables locales, acusados de haber escondido el principio de la epidemia.

"Dejen de limitar la libertad de palabra", dicen diez profesores de Wuhan, en una carta que más tarde fue retirada de la red social Weibo.

Otra carta de exalumnos anónimos de la prestigiosa universidad de Tsinghua, en Pekín, pide al Partido Comunista Chino en el poder que deje de convertir "la seguridad política en su única prioridad".

El régimen comunista reaccionó anunciando el viernes el envío de una comisión de investigación a Wuhan.

"Las autoridades centrales están determinadas a obtener la verdad y a descubrir a los responsables" de las sanciones contra el doctor Li, indicó el periódico oficial en inglés China Daily.

Además de la región de Wuhan, cerrada al mundo desde el 23 de enero, las medidas de confinamiento siguen siendo estrictas en numerosas ciudades, donde decenas de millones de personas están encerradas en casa.

Desde el sábado Hong Kong obliga a las personas que llegan desde la China continental a seguir confinadas durante dos semanas. Shangái, la capital económica de China, impuso por su parte llevar máscaras de protección en los lugares públicos.

Otros países están reforzando sus medidas de seguridad y la mayoría de compañías aéreas internacionales interrumpieron sus vuelos a la China continental.

AFP

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido