Crean Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) contra crisis

Será adoptado el lunes y reemplazará al actual Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef).

Presidente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef), Klaus Regling.

EFE

Presidente del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef), Klaus Regling.

POR:
enero 30 de 2012 - 01:09 p.m.
2012-01-30

El Mede está llamado a convertirse en el ‘cortafuegos’ permanente de la zona euro contra las crisis de la deuda, aunque persisten divergencias entre los países de la zona sobre los recursos de ese nuevo mecanismo. 

Al igual que Feef, el Mede podrá captar dinero en los mercados para prestarlo, a bajos tipos de interés, a los países en dificultades. También podrá comprar deuda de los Estados en el mercado secundario (donde se intercambian los títulos ya emitidos) para reducir así las tasas de interés en los mercados.

Otras de sus competencias son implementar programas de ayuda preventiva y refinanciar a los bancos en dificultades.

Este Mecanismo sólo podrá beneficiar a los países de la zona euro que hayan ratificado además el tratado que refuerza la disciplina presupuestaria. 

El Mede tendrá una capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros, frente a los 440.000 millones que originalmente tuvo el Feef. Tendrá un capital ‘nuclear’ de 80.000 millones de euros, además de las garantías de los estados, lo que lo hará menos dependiente de las notas que las agencias de calificación atribuyan a los países de la zona euro.

Esta particularidad lo distingue del Feef, que hace un par de semanas perdió su triple A. 

La constitución del capital del Mede debe realizarse proporcionalmente al peso económico de los estados participantes, en cinco pagos a lo largo de cuatro años, salvo que los países quieran acelerar esos pagos. 

El Mede empezará a funcionar el primero de julio del 2012, un año antes del calendario inicial, y cohabitará hasta el verano europeo del 2013 con su predecesor.

Según las normas actuales, la capacidad acumulada de ambos fondos no debe superar los 500.000 millones de euros, aunque este tema será debatido en marzo. La idea de acumular ambos fondos para obtener una capacidad de préstamo de 750.000 millones de euros es defendida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y varios países europeos, entre ellos Francia. Alemania no ha fijado aún su posición. 

En caso de urgencia, las decisiones podrán ser adoptadas por mayoría calificada del 85 por ciento de los derechos de voto y no por unanimidad, como era el caso hasta ahora, para que el dispositivo sea más eficaz y evitar una parálisis debido a la oposición de uno o dos países pequeños.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido