‘El gobierno de Maduro tambalea pero no hay seguridad de que caiga’

El analista Peter Schechter analiza las fortalezas y debilidades tanto de Maduro como de Guaidó en la lucha por el poder en Venezuela.

Peter Schechter

Peter Schechter, analista político y experto en relaciones internacionales. 

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
enero 31 de 2019 - 12:39 p.m.
2019-01-31

Peter Schechter, estratega político, experto en relaciones internacionales y jefe de la consultora Altamar, con sede en Estados Unidos, analiza en Portafolio.co lo que está sucediendo en la crisis venezolana, en la cual hace una semana Juan Guaidó, jefe del legislativo, se autoproclamó presidente del país, siendo reconocido por Estados Unidos, la Unión Europea y la mayoría de países de América Latina, al mismo tiempo que el gobierno de Trump le ha impuesto duras sanciones al sector petrolero y Nicolás Maduro, quien ungía como único presidente, ha prometido resistir con el apoyo de Rusia y China.

Lea: (¿Qué está ocurriendo en Venezuela?)

¿Cómo analiza todo lo que ha sucedido en la última semana en Venezuela después de Juan Guaidó proclamarse presidente?

Después de que habíamos declarada muerta a la oposición venezolana, nada ha causado más alegría que ver a una oposición bajo un líder capaz, con coraje, que sabe el destino a donde quiere llevar su misión.

Venezuela es un país único en el mundo hoy en día que está derritiéndose bajo nuestros ojos, con un gobierno de Nicolás Maduro que merece todo el oprobio por la forma tan mal como ha manejado el país.

Los que habíamos pensado que no había esperanza, la vemos en este joven. Hemos visto tambalear al régimen de Maduro de una manera que no se había visto en ningún momento previo.

Lea: (Helicópteros militares colombianos patrullan la frontera con Venezuela)

¿Esto ya es un punto de inflexión?

No estoy tan seguro y desearía que esto fuera así. Guaidó ha recibido un inusual e importante apoyo de muchos países de todo el hemisferio occidental, lo que me parece importantísimo para aumentar la presión sobre el gobierno de Maduro, pero Venezuela es un régimen absolutamente autoritario y la gente tiene hambre, dificultades y pensar en la política cuando hay que pensar en cómo dar de comer a sus hijos, en encontrar medicinas, así se hace muy difícil mantener el fervor de la oposición de la calle cuando hay que sobrevivir.

Lo otro es que cuando un régimen autoritario decide que va a cerrar filas y no irse, todo puede pasar, no estaría tan seguro que esto es el fin de Nicolás Maduro, pero estoy seguro que lo llevará allá con el tiempo.

Lea: (La respuesta del Pentágono a la idea del envío de militares a Colombia)

¿Cómo mantener ese fervor de la oposición en la calle?

Eso es muy difícil. Todo mundo sabe que la clave de esto son las Fuerzas Armadas venezolanas. No hay duda que son parte de la narcocleptocracia que es el gobierno de Maduro y que se han robado y dividido la riqueza de Venezuela. Pero también es cierto que los mandos medios y bajos no han compartido los beneficios de los robos de los altos mandos.

Las preguntas son: ¿puede haber algún giro del mando medio? ¿Qué harán los soldados a la orden de dispararle a los civiles en las protestas?

Lea: (Guaidó presentará plan para sacar a Venezuela de la crisis económica)

¿Y qué tiene que hacer Maduro para mantenerse en el poder?

La única chance que tiene es no disparar ni crear más violencia pero al mismo tiempo reprimir.

El tiempo es amigo de Nicolás Maduro. La paciencia es su amiga, dejar que las manifestaciones se agoten. La gran pregunta es qué van a hacer con Guaidó. Claramente están reacios a encarcelarlo pero llegará un punto en el cual piensen que hay que cerrar la capacidad de Guaidó de liderar a la oposición en estos momentos y eso también es una amenaza.

¿Cómo ha visto el papel de Estados Unidos?

No obstante lo que uno pueda pensar en un sinfín de situaciones de política doméstica o internacional, hay que admitir que la administración Trump se ha manejado con finura y ha hilado fino en el tema de Venezuela. Ha demostrado dureza y firmeza pero al mismo tiempo lo ha hecho con la oposición venezolana, con amigos latinos importantes y el apoyo de Europa. Esto fue preplaneado y prescrito, pero de ahí a cuál va a ser el siguiente paso de Estados Unidos y si incluye la fuerza militar, yo lo dudo mucho.

¿Qué debe seguir haciendo Estados Unidos?

Más presión. Lo que hicieron sobre el petróleo es muy importante, han sido muy inteligentes, no han hecho un bloqueo, no han incautado a Citgo, la compañía venezolana en Estados Unidos, y dicen que es la plata de Venezuela, pero del presidente legitimo.

Eso es un paso muy importante y decisivo, creo que Estados Unidos debe tener cuidado de que esa firmeza no se convierta en atropello, que la situación de las familias venezolanas no empeore dentro del contexto de las sanciones. Esa es la hilada fina que ha conseguido la administración Trump hasta ahora y tiene que seguir haciéndolo.

¿Cuánto más se puede demorar esta crisis?

No sé, es muy difícil de predecir en estos momentos. Pueden ser días o meses. Es un juego de ajedrez, no sabemos que es lo que hará el Gobierno de Maduro, que al final hará algo. No hay duda que Maduro está tambaleando pero de que caiga no estoy tan seguro.

¿Cree que puede haber una salida negociada?

Yo no sé qué salida negociada puede haber. Creo que la cúpula del gobierno de Venezuela es una cúpula criminal. Por ende, lo que más miedo tienen es la extradición a Estados Unidos y por esto es muy difícil pensar en una negociación que incluya el indulto a Nicolás Maduro y la cúpula militar.

No veo esa negociación, puede haber ofrecimientos de una casa muy bonita en San Petersburgo, pero no creo que Maduro piense que puede vivir el resto de su vida con tranquilidad. Es muy difícil que piensen que no terminarán en la corte de La Haya o extraditados a otros países dentro de unos años.

¿Por qué tanta incertidumbre con el resultado final de lo que pueda pasar en Venezuela?

Porque es un juego de ajedrez. Seguramente el Gobierno de Maduro quiere ganar tiempo, evitar sangre porque esto sería el gran error, mientras que la oposición quiere jugar a tratar de poner toda la máxima presión en un tiempo limitado, como lo está haciendo.

La oposición quiere un tiempo limitado, el Gobierno que se alargue, vamos a ver quién consigue su objetivo. Como todos los demócratas, le deseamos a Guaidó toda la suerte del mundo y que no haya un baño de sangre en Venezuela.


Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido