close
close

Internacional

Crisis locales erosionan imagen de presidentes de América Latina

Los gobiernos de México y Uruguay cierran el primer semestre entre los de mayor aprobación, así como El Salvador. 

Gabriel Boric

Gabriel Boric asumió como presidente de Chile este viernes. En la foto, junto con Sebastián Piñera.

EFE

POR:
ROBERTO CASAS LUGO
julio 01 de 2022 - 07:44 p. m.
2022-07-01

Se acabó junio y con el se fue el primer semestre del 2022. Un período en el que América Latina presenció parte de la inestabilidad política global que estaba a la orden del día por la guerra en Ucrania y en donde las crisis locales erosionaron las imágenes positivas que tiene los habitantes sobre sus mandatarios.

(Lea: Rusia limita exportación de aminoácidos para arroz y sémola de arroz). 

Salvo las excepciones de Andrés Manuel López Obrador en México; Luis Lacalle Pou, el presidente de Uruguay y el jefe de Estado de El Salvador, Nayib Bukele, los mandatarios de América Latina poseen niveles de aprobación muy bajos de sus gobiernos a corte del pasado junio.

Vale la pena destacar también que en estos seis meses del año en curso, la gran mayoría de los retos a los que se enfrentaron estas presidencias están relacionadas con el repunte del alto costo de vida a niveles históricos y a sus políticas para combatirlos.

También, entre las dificultades estuvo la generación de empleo y el incremento de los casos de covid-19. Así como propias políticas internas, como en el caso de Colombia las elecciones presidenciales o el proceso del debate de una nueva constitución en Chile.
Así las cosas, Portafolio realizó un sondeo para conocer cómo cerró la aprobación de América Latina con las últimas mediciones por países.

Alberto Fernández, el presidente de Argentina posee uno de los niveles de aprobación más bajos en el continente, tan solo del 31,50%, pero con una desaprobación en aumento que ya llegó a casi el 70%, con corte al pasado mayo, de acuerdo con la consultora Analogías.

A poco más de un año y medio en las riendas de Bolivia, el presidente Luis Arce goza de una buena aceptación entre los ciudadanos, alrededor del 47% de aprobación, de acuerdo con el reporte de abril que entregó Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CEAG).

De hecho, entre los apartados el informe señala que la gran mayoría de bolivianos “ven con buenos ojos” el manejo presidencial que se le está dando a la economía. Tan así, que Bolivia es, junto con Ecuador, uno de los países de la región con la cuota inflacionaria más baja.

Sobre Brasil, el presidente Jair Bolsonaro registró un nivel de aprobación del 26%, de acuerdo con la más reciente medición de la consultora Datafolha de junio. Esto representa 1 punto porcentual más que en la medición de mayo pasado.

En el caso del país amazónico, es importante resaltar que esta encuesta puede recoger parte del sentir de la población y le puede pasar factura a Bolsonaro en sus aspiraciones por un segundo mandato en las elecciones presidenciales de octubre.

De hecho, una posible derrota del actual mandatario en los comicios de final de año representaría la consolidación de la izquierda política en la región con el nuevo ascenso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

(Además: Por qué limitaron poderes de Biden para combatir el cambio climático). 


En una de las posibles últimas mediciones antes de entregar la Presidencia, Iván Duque registra un nivel de aprobación de 27,5%, de acuerdo con la encuesta de Invamer, dada a conocer justo antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el pasado 19 de junio.

El presidente Gabriel Boric de Chile se ha enfrentado a una constante caída de su nivel de aprobación en un poco más de tres meses que lleva en el cargo. De acuerdo con la más reciente encuesta de la consultora Cadem, su aprobación está sobre el 34% para junio, una caída de 6 puntos frente a la medición anterior. También aumenta el rechazo al proyecto de una nueva constitución.

El jefe de Estado del Perú, Pedro Castillo, es uno de los mandatarios más afectados en las encuestas de aprobación, producto de la espiral de crisis política que enfrenta su país. Así, en la más reciente medición del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), la desaprobación del mandatario es del 70% para finales de mayo.

El descontento en la población también puede medirse por las expresiones populares, como las manifestaciones que se realizan. Tal es el caso del gobierno de Ecuador, comandado por Guillermo Lasso, el cual enfrentó 15 días de protestas lideradas por indígenas, quienes pedían mejoras en sus condiciones de vida. Así las cosas, la aprobación del líder de gobierno es apenas del 17,14%, según una medición de mayo.

Ahora bien, entre aquellos con una alta favorabilidad están el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con un nivel del 56%, según la medición mensual que hace el diario El Economista. Y, aunque cayó ligeramente en cinco puntos, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, posee una aprobación del 50%, según la consultora Cifras.
En El Salvador, Nayib Bukele es uno de los mandatarios con más altos niveles de aceptación entre los ciudadanos, con un nivel del 91% en tres años de Gobierno, apalancado por la lucha contra las mafias.

ROBERTO CASAS LUGO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido