close
close

Internacional

Ayudas estatales desatan desempleo voluntario en Estados Unidos

Algunos subsidios del Gobierno a los trabajadores en el país son iguales o superiores al salario mínimo, lo que impulsó el ‘desempleo voluntario’.

Construcción

Construcción es uno de los sectores con problemas por no encontrar personal.

AFP

POR:
ÉDMER TOVAR MARTÍNEZ
agosto 09 de 2021 - 11:23 p. m.
2021-08-09

La economía de Estados Unidos enfrenta un fenómeno de desempleo voluntario que tiene paralizados a algunos sectores por la escasez de mano de obra. Esta situación es generada principalmente por las ayudas que el Gobierno viene entregando a los hogares para compensar los efectos negativos de la pandemia, lo que hace que quienes devengan el salario mínimo nacional reciben más o igual dinero por concepto de subsidios si se quedan en la casa que si deciden salir a trabajar.

(Vea: Dificultades para encontrar mano de obra en Estados Unidos).

En 2021, las empresas industriales, construcción, obras públicas, agricultura, bares, restaurantes, transporte, jardinería y vigilancia, al igual que de labores domésticas, entre otras, se han visto afectadas porque no encuentran personal, pues quienes realizan este tipo de trabajos prefieren quedarse en la casa y vivir de las ayudas estatales.

En EE. UU., a quienes perdieron el empleo les llegan ayudas por US$600 quincenales (US$1.200 al mes). A ello se suman otros apoyos como el Social Segurity de US$350 quincenales. También han llegado del Gobierno recursos por US$2.000 en dos oportunidades y US$1.200 en una ocasión.

(Vea: ¿Se bajaría el sueldo a cambio de trabajar desde casa siempre?).

Esto significa que un desempleado por la pandemia recibió en un momento dado hasta US$1.900 al mes, es decir, igual o más de lo que devenga cuando labora con el salario mínimo, lo que ha generado una oleada de conformismo entre quienes trabajan legalmente en oficios domésticos y operativos.

Y, en estados como Florida, los hogares recibieron un cheque de US$500 por cada hijo, para gastos de alimentación. En cada región, los gobernantes locales han decretado subsidios para mitigar los impactos.

La escasez de mano de obra también se ha agudizado debido al despegue de la economía, lo que aumenta la demanda de personal de las empresas. En el segundo trimestre, el PIB creció 1,6%, en tanto que la variación interanual fue 12,2%.

La falta de mano de obra no se sintió mientras el país estuvo en aislamiento, pero una vez se reabrieron todas las actividades, los empresarios se enfrentaron al déficit de personal, especialmente en lo relacionado con oficios no calificados.

La tasa de desempleo también muestra un descenso. En julio del 2020 era de 10,2% mientras que en julio de 2021 se ubicó en 5,4%, pero podría ser inferior si quienes perdieron el empleo por la pandemia regresaran a sus labores.

Este fenómeno, que técnicamente se denomina ‘desempleo voluntario’ ha disparado los salarios, lo que aumenta el atractivo de los habitantes de otras partes del mundo por lograr el ‘sueño americano’.

Actualmente, el salario mínimo en EE. UU. es de US$15 la hora para personal federal, según decreto firmado por el presidente Joe Biden en abril pasado. El año pasado era US$7,65.

(Vea: El plan de EE. UU. para reabrir sus fronteras a extranjeros vacunados).

Sin embargo, cada estado tiene la facultad de fijar una asignación, dependiendo de las condiciones del mercado laboral regional. Por eso, en algunas zonas se pagan entre US$7,75 y US$15 la hora. Para las empresas, su salario básico se fija de acuerdo con el nivel de especialización y calificación de la mano de obra que requieren. Por ejemplo, la cadena de farmacias CVC subió esta semana su salario mínimo a US$15 la hora, debido a la necesidad de personal especializado.

Los ejemplos de escasez de personal son comunes. En el restaurante iHop, de Miami Lake, la ‘hostess’ les dice a los comensales que aunque tienen mesas disponibles, no pueden asignarlas todas al mismo tiempo, no por el distanciamiento social, sino porque no hay personal suficiente para copar la capacidad instalada del establecimiento.

Igual sucede en las peluquerías de Miami. “Los peluqueros se fueron a casa por la pandemia y no regresaron porque el Gobierno les está dando más dinero que el que ganan trabajando”, dijo el administrador de una barbería en Hialeah.

(Vea: Déficit comercial de EE. UU. subió a 6,7 % en junio).

La búsqueda de personas dispuestas a trabajar ha generado reacciones insospechadas. Cuando un ciudadano extranjero llega a cualquier aeropuerto de Estados Unidos, empieza a recibir mensajes de ofertas de empleo en oficios domésticos, jardinería, cuidado de niños o adultos mayores, conductor, empacador, lavador de carros y operario en fábricas, entre otros, y lo invitan a registrarse de manera digital. Lógicamente, las empresas no contratan extranjeros que no tengan permiso de trabajo.

Estados Unidos desempleo

El salario mínimo en EE. UU. es de US$15 la hora para personal federal

EFE

¿Y LOS COLOMBIANOS?

En el caso de Colombia, el atractivo del mercado laboral estadounidense es mayor, debido al aumento del precio del dólar registrado en las últimas semanas. Si una hora vale US$12 y en la semana se trabajan 40, el ingreso es de US$480, es decir, $1’872.000, que equivalen a dos salarios mínimos mensuales de Colombia.

Muchos colombianos siguen buscando una opción de trabajo en Estados Unidos, pero el trámite para una visa de trabajo se toma al menos un año y medio, y el aspirante debe ser pedido por una empresa estadounidense. Eso lleva a que, como las necesidades de mano de obra son inmediatas, los empresarios norteamericanos no piden personal de otros países porque el trámite demora más de un año.

(Vea: El dólar a $4.000: quiénes ganan y quiénes pierden con ese precio).

ÉDMER TOVAR MARTÍNEZ
Especial para Portafolio
Miami

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido