Deuda corporativa, con nuevo récord en el 2019

Según los datos de la Ocde, la carga de las empresas no financieras llega a los US$13,5 billones, US$2,1 billones más que el año pasado.

Ángel Gurría

Ángel Gurría es el secretario general de la Ocde, institución en la que se están llevando las conversaciones.

AFP

POR:
París/EFE
febrero 18 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-02-18

El incremento de la deuda corporativa se aceleró el pasado año con US$2,1 billones más, un volumen equivalente al del récord alcanzado en 2016, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

(Lea: Productos del agro que más crecerán en esta década en Colombia)

Eso significa que al terminar 2019, las deudas acumuladas de las empresas no financieras a escala global subieron a un techo histórico de US$13,5 billones, indica en un estudio publicado este martes la Ocde, que advierte de los riesgos de esa situación para las propias empresas, pero también para la economía en general.

(Lea: Impuesto a las tecnológicas sería de 4% de las ganancias)


Unos riesgos que radican no solo en los volúmenes totales, sino también en que la nota general que les atribuyen las agencias de calificación a esos préstamos se ha deteriorado.

Por ejemplo, en este sentido el pasado año la proporción de bonos corporativos que tenían una calificación de BBB -la más baja dentro de la categoría aceptable- suponía un 51% del total, cuando en el periodo 2000-20007 ese porcentaje había sido del 39%.

Desde 2010, cada año en torno al 20% de las emisiones han tenido una nota inferior y en 2019 se llegó al 25%. Eso convierte la última década en el periodo más prolongado desde 1980 en el que hay una parte tan importante de los títulos de deuda de las empresas con una calificación baja.

Todo esto implica que los riesgos de impagos en las empresas no financieras en caso de un revés de la situación económica son mayores.

Otra de las tendencias constatadas es la prolongación de los periodos de vencimiento de los títulos de deuda a escala internacional, que en los cinco últimos años ha sido de media de 12,4 años, frente a los 9,4 años a comienzos de los 2000.

De acuerdo con el informe que publicó el conocido como ‘club de las buenas prácticas’, en 2019 esa media fue de 13 años.

Desde 2008 y la crisis financiera, las emisiones de deuda corporativa se han desarrollado a un ritmo medio de US$1,8 billones anuales, una cifra que duplica la que se había constatado entre 2000 y 2007.

TENDENCIA MUNDIAL

Estos altos niveles de endeudamiento que registran en la actualidad las empresas del mundo, va en línea con lo que se está viendo de las distintas economías, las cuales cada vez presentan un mayor nivel de carga encima respecto a su PIB.

De hecho, tal como indica un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), “la deuda mundial llegó a un máximo histórico de alrededor del 230 % del PIB mundial en 2018. La deuda total de los MEED alcanzó también un nivel sin precedentes de casi el 170 % del PIB en 2018, esto es un aumento de 54 puntos porcentuales del PIB desde 2010”.

Además, la actual ola de acumulación de deuda, que comenzó en 2010, ha sido la más grande, la más rápida y la más generalizada de las cuatro.

Por su lado, la deuda mundial escalaría en los próximos meses a récord históricos de más de US$257 billones, según el Instituto de Finanzas Internacionales. La cifra es de US$32.500 por cada una de las 7.700 millones de personas en el planeta.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido