Deuda de América Latina, ¿rumbo a ser insostenible?

Las acreencias públicas y el déficit fiscal se incrementarán más de 10 y 6 puntos porcentuales. Ven preocupación, pero un nivel aún controlable.

Deuda externa colombiana llegó a US$67.856 millones a marzo
POR:
Portafolio
julio 10 de 2020 - 10:25 p. m.
2020-07-10

Todas las economías del mundo enfrentarán en los próximos meses un importante reto: manejar lo máximo posible los niveles de endeudamiento público y déficit fiscal, los cuales están creciendo por los planes de estímulo para luchar contra la crisis.

(Deuda externa de Colombia llega a un nuevo máximo histórico). 

América Latina no escapa de esta situación, con incrementos que preocupan a los expertos, pero que si se controlan, se logrará evitar que se vuelvan insostenibles.

De acuerdo con los últimos datos que publicó el Fondo Monetario Internacional (FMI), el endeudamiento público de Latinoamérica crecerá este año más de 10 puntos porcentuales, pasando de 70,6% del producto interno bruto (PIB) con el que cerró el 2019, a una cifra de 81,5% al terminar este año, lo que acerca cada vez más el indicador al total de la producción de la región.

Por su lado, las cifras del FMI también muestran un importante aumento en el déficit fiscal. Para el conjunto de América Latina, el desbalance se incrementaría hasta el 10,3% de la economía conjunta, un fuerte incremento respecto al 4% que totalizó en promedio en el 2019.

Cabe decir que si bien el dato de América Latina de endeudamiento se encuentra por debajo del promedio de las economías avanzadas, el cual asciende hasta 131,2% del PIB, sí que se encuentra por encima del conjunto de las economías emergentes, cuyo dato es de 63,1%.

En este sentido, Colombia sigue la misma línea de sus pares en la región, y según la posición oficial, la deuda pública del país podría ascender hasta el 65,6% del PIB, mientras que el déficit fiscal estaría alrededor del -5%.

“Estas proyecciones están alineadas con el mercado y no son una sorpresa. Lo mismo vamos a ver en Perú o Chile, con déficits de 9% o 10%, y esto no solo afecta a Latinoamérica, sino a todo el mundo”,
apunta Daniel Velandia, director de Estudios Económicos de Credicorp Capital.

Además, el experto apunta que “es cierto que hay países con una situación complicada, como Colombia, pues podríamos llegar a ver una deuda de 70% del PIB. Por eso, se espera que los inversionistas y calificadoras den un tiempo a las autoridades para la consolidación fiscal, un beneficio de duda a la región. Pero definitivamente es obligación una reforma tributaria, fiscal y de gasto en 2022. Si no, los riesgos son enormes y estos niveles serían insostenibles para la región”.

En línea con esto, Richard Francis, líder de la calificación de Colombia de Fitch Ratings, asegura que “tenemos 11 países en América Latina con perspectiva negativa –es el más alto número que cualquier región en el mundo–. Y hemos bajado la calificación de seis países este año (incluyendo Colombia). Y tenemos tres que ya están en default o casi (Argentina, Ecuador y Surinam). Antes del crisis, América Latina ya tuvo problemas fiscales con la deuda en términos de PIB más alta y bajo crecimiento”.

Y con esto, Francis de momento da tranquilidad. “El incremento de deuda es preocupante, pero solamente en algunos países con una calificación baja pensamos que hay cuestiones de sostenibilidad. La mayoría de las economías en América Latina todavía tienen acceso a los mercados y pueden obtener préstamos de los multilaterales. Pero, eso sí, si la deuda sigue aumentando, vamos a ver mas países con problemas de sostenibilidad”.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido