Disminuir el desempleo juvenil es una de las tareas de la UE

Así mismo de acordó el pacto fiscal. El Reino Unido y la República Checa no serán parte del mismo. También se aprobó el Mede y fondos para la creación de empleo.

POR:
enero 31 de 2012 - 12:47 a.m.
2012-01-31

 

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) acordaron ayer el pacto para reforzar la disciplina fiscal sin el apoyo de República Checa y Reino Unido, de acuerdo al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Según el primer ministro sueco, Frederik Reinfeld, República Checa decidió no sumarse al acuerdo porque teme que “el proceso de ratificación pueda durar años”, según indicó en declaraciones a la prensa al término del encuentro.

El pacto fiscal forzará a los países firmantes, los 25 Estados miembros restantes de la UE, a incluir en sus legislaciones o constituciones la llamada “regla de oro”, que obliga a mantener el déficit estructural anual por debajo del 0,5 por ciento del PIB.

Los Estados miembros que no incluyan correctamente en sus normativas nacionales ese techo de gasto podrán ser denunciados ante el Tribunal de Justicia de la UE por otro de los socios, que además podrá solicitar directamente una sanción financiera.

La máxima instancia judicial comunitaria podrá, en última instancia y como máximo, imponer una sanción del 0,1 por ciento del PIB.

Tras el consenso político alcanzado, el pacto fiscal deberá ser firmado en el Consejo Europeo del 1 y 2 de marzo.

Apoyo al MEDE

Así mismo, los líderes de la UE le dieron su respaldo al tratado que regulará el funcionamiento del fondo de rescate permanente de la eurozona a partir del 1 de julio, que solo beneficiará a los países que ratifiquen el pacto fiscal, anunció el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

“Este tratado y el Tratado sobre la estabilidad, coordinación y gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (SCG, en sus siglas en inglés) son complementarios a la hora de impulsar la responsabilidad fiscal y la solidaridad” en el bloque, agregó.

Añadió que “se reconoce y se acuerda que la concesión de asistencia financiera en el marco de nuevos programas bajo el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) se condicionará, a partir del 1 de marzo de 2013, a la ratificación del SCG”.

El texto establece la máxima capacidad de préstamo del Mede en 500.000 millones de euros, incluida la capacidad de intervención que queda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef) (unos 250.000 millones).

FONDOS PARA PYMES Y CREACIÓN DE EMPLEO JUVENIL

Los líderes de la UE respaldaron destinar los fondos estructurales comunitarios disponibles a apoyar a las pymes y a programas de fomento del empleo juvenil, en una declaración que busca compaginar el ajuste fiscal con el crecimiento económico y la creación de empleo.

El texto propone dedicar los fondos disponibles a “mecanismos de apoyo a gran escala para que los jóvenes puedan trabajar o acceder a formación”, además de elaborar “planes nacionales de empleo”, cuya ejecución será supervisada desde Bruselas, reducir la segmentación de los mercados laborales y rebajar la fiscalidad del trabajo.

La declaración es la primera en la que los líderes europeos se centran exclusivamente en la grave situación del empleo en la UE.

Siga bajando para encontrar más contenido