close
close

Internacional

Trump ratificó el plan de alivio económico de EE. UU.

El paquete proporciona una respuesta de emergencia al coronavirus con una dotación de US$900.000 millones.

Donald Trump

Trump se opuso a firmarlo, calificándolo incluso de una "vergüenza".

Bloomberg

POR:
AFP
diciembre 28 de 2020 - 11:00 a. m.
2020-12-28

Presionado por legisladores de todos los campos y con casi una semana de atraso, el presidente Donald Trump ratificó finalmente el domingo el nuevo plan de ayuda para la economía estadounidense, anunció la Casa Blanca, extendiendo los beneficios para millones de ciudadanos que batallan contra la pandemia y la crisis.

(Lea: Así quedó conformado el equipo económico de Biden)

El paquete, que "proporciona respuesta de emergencia al coronavirus y alivio", con una dotación de 900.000 millones de dólares, forma parte de una legislación más amplia que, con la firma de Trump, evitará el cierre del gobierno o "shutdown" a partir del martes.

"Firmo este proyecto de ley para restaurar los subsidios por desempleo, frenar los desahucios, proporcionar asistencia al alquiler, sumar fondos al programa de préstamos para las empresas, devolver a nuestros empleados del sector aéreo al trabajo, añadir sustancialmente más dinero para la distribución de vacunas, y mucho más", afirmó el mandatario en un comunicado emitido desde su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, donde está pasando las vacaciones de Navidad.

El cambio llegó tras un día marcado por las llamadas de todos los campos políticos para evitar un desastre social y económico, especialmente para la población más vulnerable.

Dos programas federales que comprendían prestaciones para los desempleados, aprobados en marzo como parte del plan inicial de ayuda ante la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, expiraron en la medianoche del sábado, dejando fuera a 12 millones de estadounidenses, según la estimación del grupo de reflexión progresista The Century Foundation.

El paquete de estímulo, aprobado por el Congreso el 21 de diciembre, extenderá esas ayudas, así como otras que deben expirar en los próximos días. Durante días, sin embargo, Trump se opuso a firmarlo, calificándolo incluso de una "vergüenza" y tomando tanto a republicanos como a demócratas por sorpresa con sus críticas, que aparecieron tras meses de complejas negociaciones. El influyente senador republicano Mitt Romney dijo sentirse "aliviado" por la firma.

"La ayuda está ahora en camino hacia los trabajadores, familias y pequeños negocios de todo el país que la necesitan desesperadamente", escribió en Twitter.

Más temprano, Romney había instado al mandatario a "firmar inmediatamente o vetar el paquete de ayuda al covid-19 para que el Congreso pueda actuar antes de que sea demasiado tarde".

ALIVIO CRUCIAL


En su comunicado del domingo, Trump continuó presionando para que los cheques destinados a los contribuyentes con mayores dificultades económicas se incrementen a más del triple de los 600 dólares estipulados inicialmente.

También volvió a criticar que el plan incluya demasiados gastos para programas que no tienen que ver con la pandemia. No dijo, sin embargo, por qué esperó hasta que el texto estuviera ya aprobado para hacer públicas sus opiniones.

El nuevo paquete de estímulo extiende la ayuda federal para los desempleados hasta mitad de marzo y proporciona préstamos garantizados y miles de millones de dólares en ayudas para las pequeñas empresas, restaurantes, hoteles, aerolíneas y otras compañías.

Extiende también las moratorias en los desahucios para las personas que no puedan pagar su alquiler, suspende las ejecuciones hipotecarias y proporciona fondos para la distribución de las vacunas de covid-19.

Esta ayuda es esencial para la mayor economía del mundo, fuertemente golpeada por las restricciones adoptadas para luchar contra la propagación del coronavirus. "Aplaudo la decisión del presidente de hacer que miles de millones de dólares del alivio crucial para el covid-19 salgan por la puerta hacia las manos de las familias estadounidenses", tuiteó el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó el proyecto de ley como "un anticipo de lo que se necesita para aplastar al virus, poner dinero en los bolsillos de los estadounidenses y honrar a nuestros héroes".

"Debemos tomar más medidas rápidamente", añadió en un tuit.

"CAOS Y MISERIA"

Romney no fue el único político en urgir al presidente para que cambiara de opinión este domingo. "Entiendo que quiere ser recordado por haber presionado por mayores cheques, pero el peligro es que sea recordado por el caos y la miseria, y el comportamiento errático si permite que este expire", valoró el senador republicano Pat Toomey en Fox News.

Y, antes de que se conociera el cambio de parecer de Trump, el senador demócrata Bernie Sanders había afirmado: "Lo que está haciendo ahora el presidente es increíblemente cruel". "Muchos millones de personas están perdiendo sus beneficios ampliados por desempleo", valoró el veterano legislador progresista en la cadena ABC.

Al urgir a Trump a que firmara la ley, Sanders indicó que podría aprobarse un aumento de los cheques en los próximos días. Los demócratas del Congreso buscaron aprobar el jueves una medida para ampliarlos, en línea con las peticiones de Trump, pero los republicanos bloquearon la iniciativa.

El movimiento fue interpretado, sin embargo, como un gesto teatral pensado para exponer las diferencias entre los republicanos y el propio presidente, pero con pocas esperanzas de que prosperara.


AFP

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido