Dudas en la Opep ponen en riesgo su influencia mundial

La presión tras no lograr un acuerdo se sumó a los datos de EE. UU., que muestran que ya exporta más crudo del que compra.

Opep

Suhail Mohammed Al Mazrouei, ministro de energía de Emiratos Árabes, y Mohammed Barkindo, secretario general de la Opep.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
diciembre 06 de 2018 - 10:29 p.m.
2018-12-06

Aunque los miembros de la Opep intentaron mostrar consenso durante las últimas semanas, ayer, en la primera jornada de su cumbre en Viena, no lograron avanzar más allá de un pacto preliminar para reducir la producción de petróleo, lo que muestra que las dudas en el interior de la organización, así como la presión externa, le están pasando factura y amenazan con reducir su poder global.

Y el mercado de crudo lo reflejó, pues en la jornada de ayer el indicativo Brent terminó el día con una pérdida de 2,54% hasta los US$60,06, mientras que el WTI cerró con un descenso de 2,7% a US$51,59. Cabe recordar que en las primeras horas de cotización, la caída alcanzaba casi el 5%.

(Lea: Catar anuncia su salida de la Opep

Muchos de los miembros de la Opep, como fue el caso de Irak, esperan que sea hoy cuanto se logre un acuerdo en la jornada de la denominada Opep, que incluye a socios externos como Rusia, lo que para los expertos supone, de por sí, una mayor influencia del país presidido por Vladímir Putin en la organización.

“El sartén por el mango pareciera tenerlo Putin, pues puede decidir si se alinea con Arabia Saudita o con Estados Unidos”, señala Francisco José Lloreda, director de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).

(Lea: Producción de petróleo será superior a la demanda mundial en 2019

Pero también ayer se vio que no todos los miembros de la Opep son tan optimistas. Tal como resaltó el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, tras la reunión, “queremos que Rusia haga el mayor recorte posible. No estoy confiado pero espero que se alcance un acuerdo”.

Esto es otro síntoma de las diferentes posiciones al interior, pues como se supo ayer, las propuestas de recorte de los distintos miembros oscilaron entre 0,5 millones y 1,5 millones de barriles diarios (bpd), lo que hace que las mayores probabilidades es que se acabe produciendo un recorte de 1 millón bpd. “Hoy en día las posiciones de los países de la Opep divergen. Se puede decir que Rusia está feliz o al menos funciona con un nivel de precio de US$60 por barril, mientras que el presupuesto de Arabia Saudita fue diseñado a US$85, lo que significa que con el entorno de precios actuales, es posible que Rusia no esté dispuesta a acortar su producción”, explica Leopoldo Olavarría, líder de energía para Latinoamérica de la oficina de Norton Rose Fulbright Colombia.

A toda esta presión interna, habría que sumarle las amenazas externas, las cuales están centralizadas en Estados Unidos. Como agrega Lloreda, “Donald Trump desea que los precios del petróleo estén en torno a los US$50, y es por eso que está presionando a Arabia Saudita aprovechando tensión internacional acerca del asesinato del periodista Jamal Khashoggi”.

Pero no solo eso, sino que la mayor fortaleza de Estados Unidos como productor, y ahora como exportador, mete más presión aún a las decisiones de la Opep. Sin ir más lejos, ayer se publicaron las cifras de la AIE en las que se muestra que EE. UU. exportó la semana pasada más petróleo crudo y combustible del que importó, un hecho que no había ocurrido nunca hasta el momento y que reafirma al país como el principal productor mundial.

Según los datos publicados, las exportaciones de petróleo crudo aumentaron en la semana a más de 3,2 millones de bpd, según la Administración de Información de Energía.

Esta situación genera una amenaza a la soberanía de la Opep en el mercado mundial de crudo. La mayor producción estadounidense de shale, junto con la menor disciplina de los miembros y otros factores como el anuncio de la salida de Catar de la organización muestran un debilitamiento”, resalta Olavarría.

Pero no todos creen que eso suponga un menor poder. Lloreda, por su parte, opina que “Estados Unidos se ha vuelto un jugador muy importante, pero la Opep continúa teniendo una fortaleza especial: la posibilidad de abrir o cerrar la oferta para incidir en los precios”.

IMPACTO EN COLOMBIA

De acuerdo con el director de la ACP, la decisión será clave para el impacto que tenga el precio del petróleo en Colombia, pues “para la reactivación de la industria, las regalías futuras y las finanzas es necesario un precio en un rango superior al que estamos viendo hoy en día”.

Con todo, más allá de la decisión que adopte hoy la Opep en su reunión, “Carolina Monzón, jefe de Análisis Económico de Itaú en Colombia, afirma que “esperamos que la cotización del crudo continúe volátil tras la reunión de la Opep, en particular en un contexto de fortaleza de dólar. Así, estimamos que la cotización del crudo finalice el año a US$55 dólares”.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido