Economía ensombrece los 100 días de López Obrador en México

La desaceleración en el PIB y las críticas por varias decisiones han lastrado su Gobierno, al cual atacan ahora las calificadoras de riesgo.

López Obrador

Andrés Manuel López Obrador asumió como presidente el 1 de diciembre de 2018.

EFE

POR:
Portafolio
marzo 07 de 2019 - 09:24 p.m.
2019-03-07

Andrés Manuel López Obrador (Amlo) cumple este viernes 100 días al frente del Gobierno de México, una corta gestión que ha estado marcada principalmente por el menor dinamismo de la economía del país.

También es cierto que el PIB mexicano ya venía en caída, pues desde el 3,3% que creció en 2015, cada año ha venido recortando su avance hasta el 2% que presentó al cierre de 2018. En el cuarto trimestre, incluso, el alza fue de 1,7%.

(Los 100 días de AMLO). 

Y, según parece, bajo su mandato no cambiará la tendencia. Pese a que en noviembre la Ocde había previsto un aumento de 2,5% para este año, en sus nuevas cifras recortó su optimismo hasta el 2%, en línea con el promedio del Gobierno, que estima un crecimiento entre 1,5% y 2%. Para 2020, la Ocde también bajó el dato, de 2,8% a 2,3%.

La percepción en cuanto a su parte de culpa en esta tendencia varía. Para Arturo Huerta González, investigador de la facultad de economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), López Obrador “continúa la misma política que sus antecesores y mantiene la disciplina fiscal. Se trabajará con superávit primario, lo que implica que gastará menos para cubrir parte de las obligaciones financieras, y esta política está restringiendo el gasto público, la demanda y la actividad económica. Ha procedido a la reestructuración de la inversión pública a favor de los programas sociales y de la inversión en el sector energético”.

Por su parte, Gabriel Pérez del Peral, director de economía de la Universidad Panamericana (UP), en Ciudad de México, califica de deficiente la gestión. “En una escala del 1 al 10, le asigno un 3. Ha tomado malas decisiones como cancelar el nuevo aeropuerto, un proyecto de US$13.000 millones y que llevaba 37,5% de avance. Otra mala decisión es haber instalado un control de precios para productos básicos, una política de los años 70, así como suspender las importaciones de gasolina de EE. UU., lo que derivó en el desabastecimiento, lo que tendrá efectos en el PIB del primer trimestre que será cercano a 0%. Tiene una imagen equivocada de la realidad”.

(López Obrador sigue eliminando prebendas presidenciales). 

Aunque muchos expertos afirman que la gestión económica de Amlo en el Gobierno no ha sido tan ‘dañina’ como se llegó a prever antes de su victoria electoral, esta semana fue especialmente negativa ante las peores perspectivas que presentaron las agencias calificadoras internacionales. En estos días S&P ubicó su perspectiva para el país, Pémex, Comisión Federal de Electricidad (CFE) y otra gran cantidad de compañías en ‘negativo’, mientras que Fitch rebajó dos peldaños la nota de la estatal petrolera en enero.

Es por esto que, según expertos, estos movimientos son reflejo de una mayor incertidumbre. “No todo se resuelve con el combate a la corrupción. Yo diría que este es un inicio de gobierno con una gran generación de incertidumbre, por el menor crecimiento, una inflación sin indicios a la baja y con volatilidad en el tipo de cambio. La prioridad ha sido el ‘regalo’ de dinero en los programas sociales, en lugar de infraestructura o desarrollo del emprendimiento. Falta claridad en su plan nacional”, explica Abraham Vergara, coordinador de Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la Universidad Iberoamericana, en la capital del país.

El problema que ahora puede encontrar Amlo es que, a futuro, los riesgos no remitirán, lo que podría seguir golpeando a su economía. “Los mayores retos van a ser la desaceleración, la guerra comercial y el nuevo Tlcan, en Brexit, la baja en los precios del petróleo o, incluso, las elecciones de EE. UU. en el 2020”, apunta Pérez del Peral.

CORRUPCIÓN Y SEGURIDAD 

Todos los analistas coinciden en que el programa de ayudas sociales que ha desarrollado el Gobierno de López Obrador ha sido uno de los aspectos que han definido el inicio de su mandato, sin embargo, no son los únicos, pues la lucha contra la corrupción y sus medidas de seguridad también han sido destacadas.

De hecho, como indica Huerta González, “la decisión del aeropuerto fue de combate a la corrupción ahí presente y también una decisión de cuidar el ecosistema, debido a que dicha construcción podría traer consecuencias desastrosas y estaba resultando muy costosa”.

Sin embargo, también apuntan a que en esa lucha contra la corrupción, le ha faltado concreción. Javier Oliva Posada, profesor de ciencia política, también de la Unam, resalta que “en el ámbito político ha mantenido una actividad tan intensa como si siguiera en campaña. No obstante, sus niveles de popularidad, sostenidos sobre todo por sus acciones contra la corrupción (aunque él hace señalamientos no hay ninguna investigación) no han tenido el éxito necesario en cuanto a generar un ánimo renovado. Ataca a funcionarios y expresidentes, pero no hay nada documentado”.

Y, en seguridad, Posada agrega que “lo más relevante ha sido la creación de la Guardia Nacional, en donde, para bien del país, las Fuerzas Armadas llevarán un papel central. Pero, en cuanto a los indicadores de los delitos, las noticias no son buenas. Enero pasado, por ejemplo, cerró como el mes más violento en los últimos 20 años”.

Rubén López Pérez

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido