close
close

Internacional

‘Educación y primera infancia deben priorizarse’

Mark Thomas, representante del BM en Colombia, resalta la potencialidad en inversiones verdes y llama la atención por los riesgos climáticos.

Mark Thomas, director para Colombia, México y Venezuela del Banco Mundial.

Mark Thomas, director para Colombia, México y Venezuela del Banco Mundial.

Cortesía Banco Mundial

POR:
Portafolio
noviembre 11 de 2021 - 07:59 p. m.
2021-11-11

Mark Thomas es el director del Banco Mundial para Colombia, México y Venezuela, países en donde ha estado palpando la realidad económica y social.

La entidad entregó hace pocos días el Reporte de Equidad en Colombia, que señala los retos y oportunidades que tiene el país.

(PIB de Colombia crecería un 7,7 % en 2021, según el Banco Mundial). 

¿Cuáles son la líneas de lo que usted presentó sobre el futuro de Colombia?

Expuse una visión a largo plazo y no de políticas, aunque el Banco Mundial sí entra en este detalle en otros foros y diálogos con el Gobierno.

En la cumbre ambiental de Glasgow se busca alcanzar acuerdos globales y de cada país para disminuir las emisiones de carbono. Cuando se miran los retos y oportunidades a largo plazo de un país como Colombia, vemos que la distinción entre la mitigación y la adaptación no es la distinción más importante, pues es una cuestión de desarrollo en un nuevo contexto de inversiones climáticas que cambiarán las oportunidades en particular para Colombia, que tiene recursos naturales significativos y puede adoptar buenas políticas de transición energética y biodiversidad. Es ver la mitigación y la adaptación como modos de desarrollarse en un contexto de menos crecimiento del carbono.

¿Las metas de Colombia son cumplibles?

Mi visión es de largo plazo y es importante que los países adopten metas consistentes con los acuerdos ambientales y trabajen en el logro de estas metas.

¿Cómo está Colombia frente a otros países en estas políticas?

En cada área (más verde, más resiliente y más equitativa) trabajamos con el país y estamos en un diálogo activo y continuo. En términos de reducción de emisiones y la transición hacia una economía con menos carbono, puntos importantes son la transición energética hacia fuentes no convencionales y la protección forestal y trabajamos con el país y espero que trabajemos con el nuevo Gobierno.

¿Qué tan expuesto está Colombia a los elementos?

Colombia es un país muy expuesto a riesgos naturales. Las inundaciones afectan a un tercio de la población, lo mismo que los deslizamientos de tierra y los terremotos pueden afectar a la mayoría. Es uno de los países más expuestos a estos riesgos, que no solo afectan el crecimiento sino la igualdad y distribución de ingresos.

(Bancos, el impacto climático debe hacer parte del balance). 

Son riesgos más agudos que afectan a las poblaciones pobres y vulnerables. Entre más se puedan mitigar esos riesgos eso ayuda al crecimiento, desarrollo e igualdad.

Hemos diseñado con Colombia operaciones de apoyo financiero contingentes que el Gobierno puede utilizar en función de los requerimientos y en respuesta a los desastres o otras necesidades vinculadas a riesgos como la pandemia. El desafío técnico ahora es profundizar la mejoría de mecanismos de preparación y respuesta a los eventos naturales desde los niveles más altos del Gobierno hacia las instancias municipales y sobre esta asistencia al país. Además, hay un lado financiero de nuestro apoyo y vamos a seguir haciéndolo.

¿Se puede proyectar el impacto ambiental?

Los impactos posibles, aunque no es ciencia exacta, se espera que el cambio climático ocasione pérdidas permanentes del 0,5 y 0,9% para el PIB hacia 2050. Uno puede sumar estas pérdidas en términos de valor presente y hablamos en órdenes de magnitud del 12% del PIB. Son escenarios extremos que son negativos, por lo que las respuestas de inversiones y políticas públicas son obvias.

¿Cuál es la visión del Banco Mundial sobre la inequidad en Colombia?

En Colombia, según una medida de movilidad de ingresos tiene la menor movilidad social de los 53 países del informe que publicamos. Los hijos de padres ricos en promedio se vuelven más ricos que sus padres y los hijos de padres pobres son incluso más pobres que sus padres.

Hay dos retos importantes. El primero es la educación, pero la calidad de la educación a las clases más pobres pues esto se ha deteriorado con la pandemia ya que han estado por fuera de la escuela y han perdido oportunidades de aprendizaje. Y lo segundo, para disminuir esta brecha generacional, son los servicios de la primera infancia. Para el Banco Mundial son retos importantes en los que trabajamos con las administraciones futuras del país.

PORTAFOLIO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido