EE. UU.: nuevo estímulo no pasa por el Congreso

Republicanos y demócratas no logran acordar el nuevo paquete de ayuda para la economía, por lo que la Casa Blanca lanzó sus medidas.

Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impulsó las medidas por orden ejecutiva. 

POR:
EFE y AFP
agosto 10 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-08-10

La Casa Blanca defendió ayer el nuevo paquete de ayudas para enfrentar la pandemia mediante órdenes ejecutivas, en un momento en el que crecieron los reproches entre republicanos y demócratas sobre quién tiene la culpa del estancamiento en las negociaciones para el estímulo.

(Lea: Trump firmó decreto con nuevo estímulo económico para EE. UU.)

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo que Donald Trump, está “harto de juegos políticos” y por eso decidió actuar el fin de semana con el anuncio de varias órdenes ejecutivas que extienden las ayudas al desempleo, las moratorias a los desahucios e incentivos fiscales.

(Lea: Trump se aferra a una vacuna contra el coronavirus para su reelección)

McEnany aseguró que las medidas están “dentro de la capacidad ejecutiva del Presidente” y demuestran la incapacidad para llegar a acuerdos sobre un segundo paquete de ayudas para aquellos que han perdido sus empleos a causa del nuevo coronavirus.

Trump anunció el fin de semana que dará US$400 semanales a aquellos que hasta finales de julio recibían ayudas de US$600 semanales adicionales a su subsidio de desempleo, gracias al primer paquete de estímulo acordado por el Congreso.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha negado que Trump pueda por vía ejecutiva imponer unos planes de ayuda que obligarían a los estados a financiar una parte con partidas ya otorgadas por el Gobierno federal para hacer frente a la pandemia.

McEnany aseguró que el mandatario puede recurrir a medidas durante desastres para ampliar las ayudas al desempleo, siempre y cuando los estados las soliciten y teniendo en cuenta que el 25% de esas millonarias ayudas las deberá poner el Estado.

De esta forma, Trump ha creado un nuevo enfrentamiento entre los estados y el Gobierno central en un momento extremadamente complicado, en el que los gobernadores quieren mantener los brotes de codid-19 al mínimo para poder iniciar la reapertura escolar con las mejores garantías.

El Legislativo sigue dividido sobre un nuevo plan de ayudas, aunque ayer el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se mostró confiado en que se alcanzará “un acuerdo justo” y justificó que Trump haya actuado por su cuenta, ya que el viernes las conversaciones “no iban a ninguna parte”.

El jefe de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, replicó que es el Gobierno quien no busca un compromiso y descalificó el intento de Trump de impulsar una solución sin pasar por el Congreso como algo “risible”.

La semana pasada, la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y Schumer, se reunieron en varias ocasiones con Mnuchin y con el jefe de gabinete, Mark Meadows, para intentar lograr un acuerdo que acercara la propuesta demócrata de un plan de US$3 billones con la alternativa de los republicanos de un paquete de US$1 billón.

Mnuchin desestimó la oferta de los demócratas de recortar el plan a US$2 billones, incluyendo la ayuda para los estados y gobiernos locales, como una idea “absurda”.

Este lunes en una entrevista con la cadena CNBC, el secretario indicó que “se puede llegar a un acuerdo, si los demócratas son razonables y quieren llegar a un arreglo”. Pero matizó que la negociación no consiste en “dividir la diferencia”.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido