EE.UU. profundiza el freno de su economía

Su PIB del segundo trimestre habría crecido 2%, 0,1% menos que en la primera revisión y muy por debajo del 3,1% del inicio de este año.

Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

AFP

POR:
Portafolio
agosto 29 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-29

La economía de Estados Unidos confirmó ayer su ralentización al registrar un avance a un ritmo anual del 2% en el segundo trimestre de 2019, una décima por debajo del cálculo preliminar oficial para ese período.

(Lea: Trump, en medio de promesas, deja a Estados Unidos inquieto)

En el primer trimestre, la economía había registrado un crecimiento del 3,1%, por lo que la cifra conocida ayer pone de relieve cada vez más que el PIB de la principal potencia del mundo, sigue su senda a la baja.

(Lea: EE.UU. y Japón cierran nuevo acuerdo comercial)

Sin embargo también hubo noticias positivas: el gasto de los consumidores, que en EE. UU. supone dos tercios de la actividad económica, aumentó un sólido 4,7% en el trimestre. Asimismo, los beneficios empresariales crecieron un 4,8 %, la mayor alza desde el primer trimestre de 2018.

(Lea: Donald Trump trata de hacer las paces con el resto del mundo)

La inversión fija empresarial se redujo un 1,1%, más del 0,8% de retroceso anticipado previamente; y las exportaciones bajaron más de lo previsto: del 5,8% previo al 5,2%.

Ante las crecientes dudas globales, los consumidores son los que están tirando de la economía, mientras que los negocios parecen haber pulsado el botón de pausa.

Eso sí, los expertos apuntan que, precisamente, la guerra comercial podría generar un incremento en los precios de los productos, lo que a su vez podría suponer un golpe al consumo.

El presidente Donald Trump llegó con la promesa de lograr un alza sostenida sobre el 3% anual, algo que por ahora no ha cumplido. Para ello aprobó una multimillonaria reforma fiscal que incluyó disminuciones de impuestos.

La cifra se da a conocer días antes de que la Fed celebre su próxima reunión de política monetaria, los días 17 y 18 de septiembre, tras la decisión en su encuentro de comienzos de verano de rebajar los tipos de interés al rango de entre un 2 y un 2,25%, el primer recorte en casi una década.

Con todo, la economía ha dado señales dispares sobre su estado. Por un lado, el mercado laboral mantiene su solidez, con una tasa de desempleo por debajo del 4%, niveles no vistos en medio siglo. La inflación sigue contenida bajo el 2%.

Asimismo, la guerra comercial genera preocupación, pues el 1 de septiembre aumentarán los aranceles a decenas de importaciones de China del actual 10% al 15%.
Trump ha vuelto a poner a la Fed en la diana al renovar su crítica a la Fed para que baje los tipos e impulsar la economía.

CHINA TIENDE LA MANO

China y EE. UU. están discutiendo la próxima ronda de diálogo comercial programada para septiembre, pero las esperanzas de avances dependen de si Washington puede generar condiciones favorables, dijo el Ministerio de Comercio de China. Donald Trump anunció aranceles adicionales del 5% a bienes del país asiático valorados en US$550.000 millones. Fue en respuesta a la decisión china de imponer tarifas sobre productos por valor de US$75.000 millones.

China espera que EE. UU. pueda cancelar la medida para evitar una escalada en la guerra comercial, dijo el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng. “Lo más importante ahora es crear las condiciones necesarias para que ambas partes continúen la negociación”.

Reuters / EFE

Siga bajando para encontrar más contenido