BID rebaja fuertemente la previsión de crecimiento para América Latina

El organismo consideró que la región no tiene aún la resiliencia para enfrentar los golpes externos que afectan sus economías.

Puerto Bahía

Un "crecimiento menor tanto en Estados Unidos como en China podría tener un impacto significativo de reducción de crecimiento" en la región, apuntó el BID.

Cortesía: Puerto Bahía.

POR:
AFP
julio 17 de 2019 - 03:12 p.m.
2019-07-17

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) redujo la previsión de crecimiento para América Latina de 1,4% a 1,1%, informó el economista jefe Eric Parrado, en el marco de su 60ª Asamblea Anual de Gobernadores del organismo que se celebra en Ecuador.

Lea: (Estabilidad y comercio, los retos del Mercosur) 

"En marzo teníamos una tasa de crecimiento para la región de 1,4% y hoy día estamos hablando de una proyección para el 2019 de 1,1%", aseguró Parrado en una rueda de prensa realizada en el puerto de Guayaquil (suroeste), sede del encuentro del BID.

Lea: (Guerra comercial está frenando más el crecimiento mundial, FMI)

Parrado atribuyó la reducción a la expectativa que existe en cuanto a un "crecimiento menor" de países como Argentina, Brasil, México. También explicó que las "tensiones comerciales" entre Estados Unidos y China podrían afectar a las economías de América Latina y el Caribe. Un "crecimiento menor tanto en Estados Unidos como en China podría tener un impacto significativo de reducción de crecimiento" en la región, apuntó Parrado.

El economista jefe del BID consideró que América Latina y el Caribe no tienen aún la resiliencia para enfrentar los golpes externos que afectan sus economías. "Estamos con un crecimiento moderado para la región pero además a esto se suman los riesgos de shocks externos", añadió.

Parrado recordó que la región enfrenta el reto de atender a los migrantes venezolanos que huyen de la crisis económica en su país. De acuerdo con la ONU, cuatro millones de personas emigraron de Venezuela desde 2015.

La migración venezolana "significa un desafío importante para los países que están acogiendo esta inmigración en el corto plazo porque significa un aumento en el gasto fiscal", señaló al recordar que los países más afectados son los limítrofes con Venezuela. Ecuador, por ejemplo, destina unos 500 millones de dólares anuales para atender a los migrantes, según indicó la víspera su presidente, Lenín Moreno.

Siga bajando para encontrar más contenido