El mercado negro, la referencia de los precios en Venezuela

El bolívar se ha debilitado un 67 por ciento en el sistema de subastas de divisas de Venezuela durante los últimos treinta días.

Venezuela

Para comprar papel higiénico se necesitan 2'600,000 bolívaes, que equivalen a 0.40 dólares.

Reuters

POR:
Bloomberg
enero 08 de 2019 - 09:25 a.m.
2019-01-08

Dada la profunda crisis económica de Venezuela, el hecho de que el Gobierno haya devaluado enormemente su tasa oficial en el último mes apenas ha sido noticia.

(Lea: Papa destacó el trabajo de Colombia frente a la migración venezolana)

La mayoría de las personas prestan atención, en su lugar, al tipo de cambio en el mercado negro, que es accesible para todos y que fija la mayoría de los precios de la maltrecha economía.

(Lea: Pdvsa selló millonario negocio con compañía de un republicano)

A pesar de los esfuerzos del Gobierno durante los diez últimos años para acabar con el comercio de dinero en la calle, el mercado ha florecido y la lucha por una tasa única parece abocada al fracaso en ausencia de una serie de reformas económicas y políticas que corrijan los desequilibrios.

El bolívar se ha debilitado un 67 por ciento en el sistema de subastas de divisas de Venezuela, conocido como DICOM, durante los últimos treinta días.

La semana pasada, los dólares se vendían a 638 bolívares en la plataforma, que establece el precio oficial del dinero tanto para empresas privadas como para particulares, frene a unos 213 bolívares por esas fechas en diciembre. El lunes, cuando gran parte del país regresaba al trabajo después de las festividades, el dólar se vendía a casi 1.100 bolívares en la calle.

Los economistas dicen que la medida es parte los esfuerzos de la administración del presidente, Nicolás Maduro, por "corregir" los precios al reducir los subsidios estatales y relajar lentamente un sistema bizantino de controles que ha alimentado la hiperinflación y ha generado una corrupción generalizada.

Henkel Garcia, director de la consultora de Caracas Econométrica, dice que la medida podría ser un intento para incentivar aún más las exportaciones y fomentar la inversión local, pero aún está muy lejos de los ajustes necesarios.

"El Gobierno continua sobrevalorando el bolívar, pero lo está haciendo mucho menos que en los últimos meses", dijo Garcia. "Todavía estamos operando en un sistema completamente discrecional y la economía de Venezuela se enfrenta a problemas mucho mayores".

Los socialistas en el Gobierno han tenido dificultades para controlar los precios crecientes y hacer frente al colapso general marcado por el hambre generalizada y el éxodo de personas del que fue en el pasado uno de los países más ricos de América Latina.

Asfixiado por las sanciones económicas y el derrumbamiento de la industria petrolera, Maduro elimino cinco ceros del bolívar en agosto pasado para facilitar las transacciones y estabilizar la moneda.

Pero los precios han continuado aumentando desorbitadamente. La inflación anual de Venezuela es en la actualidad del 224.900 por ciento, según el Índice de Café Con Leche de Bloomberg.

El Gobierno insiste en que los problemas del país son el resultado de un "sabotaje económico", mientras que los analistas culpan en gran medida a la regulación de precios y cambiaria introducida por Hugo Chávez hace más de diez años.

Siga bajando para encontrar más contenido