El millonario negocio de venta de autos dañados

Ha sido fuente de la fortuna de Willis Johnson, quien con Copart, transformó las desgracias en US$1.900 millones, según el Índice de multimillonarios.

Chatarra

Las acciones Copart han aumentado 80% este año, lo que le otorga a la compañía un valor aproximado de US$20.000 millones.

iStock

POR:
bloomberg
noviembre 19 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-11-19

El Ferrari 812 Superfast 2019 es una bestia, bajo cualquier parámetro. Tiene 789 caballos de fuerza y una velocidad máxima de 340 kilómetros por hora.

(Lea: Bogotá, entre las peores ciudades del mundo para conducir)

Nuevo, se vende por un valor aproximado de US$363.000. Podría ser suyo por una fracción del precio, si actúa rápidamente y no le importan algunas abolladuras y rasguños.

(Lea: Las ventas de vehículos volvieron a crecer en octubre)

Copart Inc. está vendiendo uno azul en línea, bajo una oferta actual de US$91.500. Es uno entre casi 200.000 vehículos disponibles en sus depósitos de chatarra que alojan desde superautos hasta vehículos de transporte suburbanos, algunos ligeramente dañados, algunos considerados pérdidas totales.

(Lea: Anuncian reducción arancelaria para vehículos a gas)

El negocio de venta de autos dañados nunca ha sido mejor para el fundador de Copart, Willis Johnson, nativo de Oklahoma que convirtió las desgracias de los conductores en una fortuna de US$1.900 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.
El hombre de 72 años ha acumulado una red de depósitos de chatarra en Estados Unidos, Brasil, el Reino Unido y Oriente Medio y la semana pasada abrió un sitio de nueve hectáreas en Berlín.

Su yerno, Jay Adair, es el director ejecutivo y posee una participación de más de US$800 millones. Las acciones Copart han aumentado 80% este año, lo que otorga a la compañía un valor de mercado aproximado de US$20.000 millones.

El crecimiento ha sido impulsado por los avances tecnológicos que hacen que los autos sean más caros de reparar y, por lo tanto, más probable que las aseguradoras los den por perdidos, así como la expansión internacional, dijo la compañía en una convocatoria de ganancias de septiembre.

Los conductores distraídos por sus teléfonos son otro factor que ha generado una gran cantidad de automóviles que Copart puede vender.

A diferencia de aquellos que hicieron fortuna en las redes sociales, la biotecnología o los fondos de cobertura, el ascenso de Johnson fue mucho más valiente.

Seis meses después de graduarse de secundaria en California, Johnson fue reclutado en el ejército. Sirvió una gira de un año en Vietnam, donde obtuvo un Corazón Púrpura, luego regreso a trabajar en el patio de demolición de su padre.

Johnson compro su propio patio en 1972 por US$75.000, vendió su casa para financiar la compra y mudo a su esposa, Joyce, y sus dos hijos pequeños a un remolque de nueve metros, escribió en su autobiografía auto publicada, “Junk to Gold”.

El remolque ya nada tiene que ver con la mansión de Tennessee que compro en 2010 por US$28 millones del cantante de música country y entusiasta de los automóviles Alan Jackson.

Johnson mantiene su extensa colección de autos clásicos en la propiedad cerca de Nashville. Copart domina el mercado de subastas de salvataje, con un valor de mercado 250% mayor que su competidor más cercano, IAA Inc.

Una de las fortalezas de Copart es su relación con las aseguradoras, incluido un reciente acuerdo con Geico para vender más de los autos que consideran demasiado caros para reparar.

Johnson cita a Disneylandia como inspiración para su modelo de negocio.
Su primera visita al parque temático le dio la idea de un negocio dentro de otro negocio para maximizar los ingresos.

En sus primeros patios de demolición de autoservicio, Johnson cobraba una tarifa de entrada, vendía piezas restauradas y ganaba dinero con la chatarra sobrante después de que los autos habían sido despojados.

También fue ágil en adaptarse a la era de Internet, e hizo el lanzamiento de una plataforma de puja en línea en 1998, tres años después de la creación de EBay Inc.
Johnson describe el reciclaje de automóviles de Copart como ecológico en su autobiografía.

Otros no están tan seguros. Si bien vender partes usadas puede ser bueno para el medio ambiente, vender vehículos intactos a mercados en desarrollo como México o Guatemala podría no serlo, dijo Julia Attwood, jefe de investigación de materiales avanzados en BloombergNEF.

“Es posible que esos países no tengan regulaciones estrictas, por lo que se está sacando el vehículo de un mercado con muy buena regulación a uno que prácticamente no tiene ninguna”, dijo Attwood.

“Si se perpetua la vida de un automóvil menos eficiente, no se está dejando espacio para que uno más eficiente este en las calles”. Johnson, quien dice de sí mismo que toma riesgos en los negocios, es conservador en su política.

Ha contribuido con al menos US$1,5 millones a causas conservadoras desde 2001, incluyendo US$50.000 al comité de acción política “Trump Victory” este año. Como la mayoría de las corporaciones estadounidenses, Copart se ha beneficiado de la reducción de la tasa de impuestos corporativos bajo Trump.

Pero también ha abierto nuevos caminos, expendiéndose a mercados desconocidos y trabajando con vendedores más allá de la industria de seguros. El mercado de automóviles usados está a punto de alcanzar ventas

record de 41 millones de vehículos este año, ya que los precios de los automóviles nuevos aumentan más allá del alcance de muchos compradores, según un análisis de Edmunds, un sitio web de investigación automotriz.

“En todos mis años, nunca he visto a Copart en una mejor posición, con una mejor oportunidad para aprovechar el futuro”, dijo Adair, director ejecutivo, en una reciente llamada de ganancias.

Aún así, con su reciente aumento de existencias, Copart está valorado en más de 20 veces sus ganancias esperadas para el año fiscal 2020 antes de intereses, impuestos y amortización.

Incluso con una valoración tan alta, Copart es “una historia de crecimiento compuesto que tiene una larga pista por delante”, dijo Derek Glynn, analista de investigación en Consumer Edge. “En particular con respecto al crecimiento global”, dijo Glynn. “Es una de las acciones con mejor rendimiento que he cubierto”.

Siga bajando para encontrar más contenido