El mundo no se dividirá en 2 bloques digitales: fundador de Huawei

Ren Zhengfei, asegura que si esto se hiciera realidad sería inoportuno para EE. UU., porque sus empresas tecnológicas son líderes a nivel
mundial.

Zhengfei Ren, fundador de Huawei

Ren Zhengfei, fundador de Huawei, gigante tecnológica de China.

Cortesía Huawei

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2019 - 10:38 p.m.
2019-12-12

Promotor de la soberanía digital de cada país y convencido del poder transformador de la Inteligencia Artificial, el líder del gigante tecnológico chino responde a las acusaciones del gobierno de Donald Trump que lo tiene en el ojo del huracán de la confrontación entre Estados Unidos y China. 

“Nacida por accidente”, así define Ren Zhengfei, fundador de Huawei, la creación de esta empresa de origen chino que hoy encarna, como ninguna otra firma, la nueva “guerra fría” tecnológica entre Estados Unidos y China. La historia de Huawei es la historia del ascenso de esta potencia asiática en el mundo de las telecomunicaciones.

(CEO de Huawei reconoce que sanciones de Trump fueron un golpe duro). 


En 32 años, la compañía fundada por Ren, exingeniero militar del ejército chino, pasó de revender centrales telefónicas PBX a pymes en la zona económica especial de Shenzhen, a convertirse en un gigante tecnológico con 190 mil empleados, presencia en más de 170 países y que conecta con sus redes a un tercio de la población mundial.

Con una inversión en Investigación y Desarrollo de más de 70 mil millones de dólares en la última década, Huawei es una de las firmas líderes en la tecnología 5G, la nueva generación de la telefonía celular y de datos. Con 60 contratos comerciales firmados y más de 400 mil estaciones base despachadas la multinacional china entró pisando fuerte en la venta de equipos y teléfonos con esta tecnología de punta.

Huawei

Este es el campus de Huawei, que cuenta con edificios cuyas fachadas replican iconos europeos como la Universidad alemana de Heilderberg. 

Huawei

Ni siquiera el señalamiento directo del gobierno de Estados Unidos sobre el uso de equipos tecnológicos de Huawei para espionaje a favor del gobierno chino detuvo el avance de esta empresa en el 5G. De hecho, la mitad de todos los contratos comerciales 5G se han firmado después de la acusación del presidente Donald Trump y la entrada a una “lista negra” que le impide tener negocios con Estados Unidos.

“Iba a retirarme pero el presidente Trump me golpeó tan duro que me tocó seguir trabajando”, admitió Ren en medio de sus cuarteles generales en la ciudad de Shenzen, llamada el Silicon Valley chino.

(EE. UU. aplazaría otra vez las restricciones a Huawei). 


En sus oficinas de un extenso campus con edificios cuyas fachadas replican iconos europeos como la Universidad alemana de Heilderberg y cuyos interiores se asemejan a palacios de ese continente, Ren habló con un grupo de periodistas latinoamericanos sobre las perspectivas futuras de Huawei cuando sigue en el ojo del huracán de la confrontación entre Washington y Pekín.

¿Puede una empresa como Huawei ser independiente del gobierno chino?

Huawei es nacida en tierra china y tiene que cumplir con la ley china. También es una empresa internacional y respetar las leyes en los países donde opera. Creo que en China podemos ser independientes en terminos de gestión empresarial. La ley china nos ha concedido este estatus.

Con la confrontación entre Estados Unidos y China sobre Huawei y la supremacía digital, hay gente que piensa que se podría estar creando una especie de muro de Berlín digital: un mundo bajo influencia norteamericana y otro mundo bajo influencia de la tecnología china. ¿Qué opina de esa afirmación?

No creo que se haga realidad. Pues el Muro de Berlín tiene que ver con la fuerza dura y las Fuerzas Armadas. Pero hoy estamos en un mundo digital. No hay muros que realmente separen dos regiones.

Además, si se hicieran realidad esos dos bloques, sería inoportuno para Estados Unidos, porque sus empresas tecnológicas son líderes a nivel mundial. Si no pueden comercializar sus productos y servicios en el otro bloque, para ellos se generarán grandes pérdidas. Y en el otro bloque habrá nuevas empresas que reemplacen a las estadounidenses.

Todos tenemos acceso todos a los artículos científicos y compartimos la misma base de ciencia y tecnología. Por eso no es posible hacer esa división en la ciencia y tecnología. No creo que el mundo se vaya a dividir en dos bloques digitales.

¿Cuáles son las expectativas de Huawei sobre el mercado latinoamericano?

Las redes de comunicaciones nos conectan mejor. Con estos avances tecnológicos los países menos desarrollados como los de América Latina pueden acceder a un desarrollado acelerado.

En términos de recursos naturales América Latina es la región más rica del mundo: minería, tierra fértil, bosques, animales.

Creo que si Latinoamérica puede adoptar la Inteligencia Artificial (IA) va a tener un desarrollo explosivo. Porque con las nuevas tecnologías nos ponemos todos al mismo ritmo de desarrollo.

Pero para la adopción de Inteligencia Artificial en América Latina tenemos que hacer mucho en la educación básica y en la formación profesional para mejorar el nivel intelectual y formar ingenieros que puedan usar esos instrumentos.

Si Estados Unidos ratifica la prohibición para sus empresas en hacer negocios con Huawei, por ejemplo como Google, ¿tiene Huawei un plan B, una estrategia de respaldo?

Para empezar Huawei es una empresa muy pobre. No tenemos una reserva tan grande de fondos como las empresas norteamericanas.

Fabricar un procesador de computadores es una tarea muy complicada. Pero Huawei, siendo no tan rica como las norteamericanas, ha sido capaz de desarrollar sus propios chips, no solo el procesador central sino también microprocesadores gráficos y de Inteligencia Artificial. Si no nos hubiéramos preparado por diez años, esto hoy no sería posible.

Sin Google podremos seguir ofreciendo a nuestros clientes las mejores soluciones tecnológicas. No excluimos a los socios norteamericanos y seguimos comprando sus componentes y piezas en grandes cantidades. Podemos hacer las nuestra pero no necesariamente lo tenemos que hacer.

El desarrollo propio de componentes no es una estrategia a largo plazo. Estamos muy comprometidos con la globalización.

¿Qué opina de las declaraciones de funcionarios estadounidenses como el secretario de Estado Mike Pompeo que calificó de “capital corrosivo y corrupto” las inversiones chinas en América Latina?

Latinoamérica ha sido por muchos años el patio trasero de Estados Unidos. Pero la soberanía latinoamericana no se afectada porque los chinos no interferimos. A mi juicio la invasión china en América Latina puede servir como la escalera por la cual la región salta de la trampa del ingreso medio. Tengo confianza en Latinoamérica.

Los productos agrícolas tienen mucho futuro en el mercado chino porque en China vamos a necesitar muchos de esos productos. Cada país debe defender su soberanía digital. Cada uno de los países debe actuar en función de sus intereses digitales.

Quiero destacar que Huawei en ninguna manera va a interferir en los asuntos internos de otros países. Somos una empresa que quiere ofrecer los mejores productos y servicios. No nos fijamos en la ideología sino en cómo se mejora la producción.

¿No le parece contradictorio que Huawei ha llevado a China a liderar el 5G mientras que China ejerza tanto control sobre internet?

Nos limitamos a proveer los equipos y eso no tiene mucho que ver con el control del internet. Es una relación más parecida a los autos y las autopistas.

Estamos construyendo las autopistas y las autopistas no tienen que ver con los autos. No es contradictorio.

Hay muchos países industrializados como Suiza que quiere promover la Inteligencia Artificial y necesita la tecnología 5G y nosotros podemos proveerla. Queremos hacer casos exitosos para que otros países, al verlos, quieran comprar equipos de Huawei.

¿Ayuda Huawei al gobierno chino con tecnologías para el control de la población en Xinjiang (centro de denuncias por violaciones de Derechos Humanos del gobierno chino contra minorías étnicas)?

Hablemos del control en el destino de las tecnologías. Una empresa de autos no puede determinar en qué manos termina un carro.

Estamos vendiendo autos y uno se estrella con la pared y la culpa es del conductor. No podemos garantizar un auto y un conductor cualificado.

¿Cómo se siente un año después de la detención de su hija, Meng Wanzhou en Canadá? ¿La ha visitado? ¿Usted tiene miedo de visitar otros países?

No la he visitado. Su madre la está acompañando. No me ha afectado tanto. No tengo miedo de visitar otros países.

¿Es usted partidario de censurar internet?

No tengo opinión porque no me dedico a internet.

Usted y Huawei están en el ojo de huracán. Ha dicho que quiere cooperar pero si no se puede, ¿Huawei estaría mejor si hubiera nacido en un sistema como el de Estados Unidos?

Son hipótesis. No entiendo cómo China y Estados Unidos entran a una guerra comercial. No sé si ya está arrepentido quien ha desatado esta guerra. No sé si aún crea él que va a ganar esta guerra. Tenemos venta cero en Estados Unidos y no me importa.

¿El sistema operativo Harmony puede convertirse en una alternativa a Android? ¿Qué impacto tendrá en el negocio de ‘smartphones’ cuando terminen las prórrogas del gobierno de Estados Unidos?

Las prórrogas ya no nos importan, seguiremos avanzando. Harmony es de código fuente abierto. Como es abierto todos los países lo pueden usar para proteger la soberanía digital y será una plataforma habilitadora para pymes de otros países.

Apoyamos la soberanía digital. Vamos a colaborar con todos los gobiernos para definir y fortalecer la soberanía digital.

¿Va a cambiar su estrategia a nivel político frente a los obstáculos que Huawei y su tecnología está enfrentando en cada vez más países?

La solución de los problemas entre Huawei y Estados Unidos pasan por la confianza de nuestros clientes y socios. No habrá cambio de estrategia.

¿Vamos hacia un ecosistema cerrado de celulares y ‘apps’ 100% chinos y sin presencia de empresas estadounidenses?

No va a ser así. Debido a los conflictos con Estados Unidos tenemos como medida interina emplear nuestros propios componentes y piezas. Pero es una acción temporal y nosotros estamos convencidos de la globalización.

El nuevo sistema operativo Harmony no es exclusivamente para los smartphones y se va a usar en todos los dispositivos de Huawei. No vamos a tener un sistema cerrado.

En la cumbre de la OTAN acusaron a China de ser una amenaza. ¿Qué opina de eso?

No tengo la misma información. Creo que la OTAN ve a China como un socio constructivo. Estamos hablando de relaciones constructivas.

Entre la OTAN y China no tenemos conflicto de intereses geopolíticos. Las 5G son un aporte al desarrollo, no un daño. Estas opiniones no van afectar nuestra posición y nuestro desarrollo en Europa.

¿Qué lo motiva a seguir liderando una empresa como Huawei?

Me quería retirar pero el presidente Trump me golpeó tan duro que debo seguir trabajando.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido