Apoyo rural a Trump en estados claves disminuye

La bonanza de compras chinas que Trump prometió después de su acuerdo comercial de enero aún no se ha materializado.

Estados Unidos rural

Las áreas rurales de Estados Unidos se han caracterizado por ser republicanas.

EFE

POR:
Portafolio
octubre 26 de 2020 - 11:19 a. m.
2020-10-26

El gran margen de apoyo entre los votantes rurales que ayudó a Donald Trump a asegurarse una victoria hace cuatro años parece menos firme en 2020, y podría cambiar los resultados en estados disputados clave.

Joe Biden, el candidato demócrata, no está cerca de ganar las áreas rurales del país, donde las carreteras están bordeadas de letreros Trump-Pence en el césped y banderas de campana ondean en camionetas.

Lea: (¿Puede Trump derrotar a las encuestas en estas elecciones?)

Pero las encuestas antes del día de las elecciones muestran que el entusiasmo por el presidente ha disminuido frente a 2016. En una carrera donde el margen de victoria puede ser reducido y afectar el resultado en unos cuantos estados, incluso una ligera caída para cualquiera de los candidatos en una comunidad importante puede significar la diferencia entre una victoria o la derrota.

Lea: (Análisis: Todo lo que dejó ver el debate entre Trump y Biden)

El coronavirus se propaga más de un 60% mas rápidamente en áreas no metropolitanas que en el resto de la nación, y ha erosionado el apoyo a Trump. Si bien el presidente ha introducido subsidios agrícolas para ayudar a amortiguar el golpe, el sector ya había sufrido antes del covid-19 por la guerra comercial que Trump inició con China. La bonanza de compras chinas que Trump prometió después de su acuerdo comercial de enero aún no se ha materializado.

Lea: (Biden le saca ventaja a Trump a pocos días de las votaciones)

REDUCIR A LA MITAD

Ello explica en parte por qué el margen de 28 puntos porcentuales de Trump entre los votantes rurales en las encuestas a pie de urna de 2016 se ha reducido a una ventaja de 15 puntos (56% a 41%) entre los votantes rurales probables en una encuesta realizada en Estados Unidos del 16 al 19 de octubre, la encuesta más reciente donde está disponible el desglose. Su última lectura también está por debajo de la ventaja de 20 puntos en 2012 para el republicano Mitt Romney, quien perdió su candidatura a la Casa Blanca.

Otras encuestas han mostrado caídas similares. La aprobación al trabajo del presidente entre los residentes de zonas rurales y pequeñas se redujo en una encuesta de Gallup del 30 de septiembre al 15 de octubre desde el 62% al 55% en mayo. Cualquier erosión de esa base rural podría resultar particularmente peligrosa para Trump en los tres estados indecisos que volcó drásticamente en 2016 para asegurar un triunfo del Colegio Electoral: Wisconsin, Michigan y Pensilvania.

Los votantes suburbanos en esos estados, que tradicionalmente han sido azules en las elecciones presidenciales se están inclinando de nuevo hacia los demócratas, por lo que es aún más urgente que Trump refuerce su respaldo rural.

El presidente ha dedicado un tiempo valioso a la campaña para aumentar el apoyo entre estos electores cruciales. El fin de semana pasado viajó a Muskegon, en Michigan y Janesville, de Wisconsin, ambas ciudades pequeñas en áreas principalmente rurales. Regresó a Wisconsin este fin de semana, junto con paradas en Ohio y Carolina del Norte, otros dos estados que ganó en 2016 y que también están en juego este año.

Del lado demócrata, el enfoque principal del partido es aumentar la participación en distritos históricamente demócratas donde Hillary Clinton tuvo un resultado inferior en 2016. Pero Biden también está haciendo un mayor esfuerzo que Clinton para ganar el voto rural. Contrató a un coordinador rural y quiso ganar el favor de los agricultores de maíz del Medio Oeste al acusar a Trump de mostrar un apoyo tibio al aditivo para la gasolina etanol. Casi el 40% del maíz cultivado en EE. UU. se usa para etanol.

El exvicepresidente también está asignando activamente representantes, entre ellos Tom Vilsack, exgobernador de Iowa y secretario de Agricultura de Estados Unidos, el antiguo candidato presidencial y exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg y Heidi Heitkamp, ex senadora de Dakota del Norte. Ello podría estar ayudando.


Bloomberg

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido