close
close

Internacional

Reunión EE. UU. y Rusia: lo que hablaron sobre la crisis en Ucrania

El primero le pidió al segundo la retirada de tropas de la frontera ucraniana, mientras que este último solicita a Otán frenar su expansión en Europa.

Encuentro Rusia y Estados Unidos

Encuentro entre el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia y el secretario de Estado  de Estados Unidos.

Infobae

POR:
PORTAFOLIO Y EL TIEMPO
enero 21 de 2022 - 01:34 p. m.
2022-01-21

La reunión en el Hotel Wilson, de Ginebra, entre el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, tenía como fin encontrar maneras para calmar las tensiones en torno a la actual crisis de Ucrania.

En los últimos días, en el país europeo han crecido las alertas por una posible invasión de Rusia, cuyas tropas se mantienen en la frontera. Esto desencadenaría un conflicto a nivel mundial.

(Lea también: Los acuerdos entre Putin y Maduro para estrechar cooperación).

Rusia llegó a la reunión con la intención de no ceder frente a su principal demanda: que la Otán no prosiga su expansión hacia el este de Europa y que no continúe sus actividades militares en esa zona del continente, lo que implicaría excluir a Ucrania de cualquier futura adhesión a la Alianza.

Luego de que finalizó el encuentro, que duró cerca de hora y media, el ministro Lavrov manifestó que Estados Unidos dará una respuesta por escrito "la próxima semana" frente a las propuestas de Rusia, y mencionó que se trató de unas conversaciones "francas" con su homólogo estadounidense.

Lavrov también recalcó que él y el secretario de Estado estadounidense "están de acuerdo en que es necesario un diálogo razonable para que se calmen las emociones".

(Lea también: Las bolsas, con temor por las alzas de la Fed).

Tras el encuentro ambos, ofrecieron ruedas de prensa para dar a conocer la lectura propia de los resultados y de los eventuales pasos a seguir.

Tropas rusas en la frontera de Ucrania.

Tropas rusas en la frontera con Ucrania.

El Tiempo

RUSIA SOLICITÓ A LA OTÁN FRENAR SU EXPANSIÓN EN EUROPA

Por un lado, Rusia pidió que se retiraran las fuerzas extranjeras de Bulgaria y Rumania, punto incluido en las garantías de seguridad que exige para evitar la expansión de la Otán y la presencia de armas ofensivas cerca de sus fronteras.

"Se trata de la retirada de las fuerzas extranjeras, equipamiento bélico, armamento (...) con el objetivo de retornar al estado existente en 1997 en los países que no eran miembros de la Otán en aquel momento. Entre ellos están Bulgaria y Rumania", se señaló.

(Lea también: Reunión EE. UU. y Rusia: de qué hablaron y a qué se comprometieron).

De acuerdo con el Ministerio de Exteriores ruso, sus propuestas "fueron formuladas de un modo totalmente preciso que no admite ningún tipo de doble interpretación".

Asimismo, en diciembre pasado, Rusia divulgó los borradores del tratado y el acuerdo que propone a EE. UU. y la Otán, respectivamente, para abrir una nueva era de seguridad que ponga fin a la inestabilidad que trajo, según el Kremlin, el fin de la Guerra Fría y la hegemonía en solitario de Washington sobre el globo.

Con respecto a EE. UU., propusó la firma de un nuevo tratado que excluya la presencia de armamento nuclear fuera de las fronteras de ambos países y el retorno de las armas ya desplegadas a sus territorios.

En una propuesta sin precedentes, ambas partes se comprometerían a destruir la infraestructura ya existente en el extranjero, además de parar los ensayos nucleares e instruir a especialistas civiles y militares de otros países.

Rusia también le propuso a la Otán un acuerdo de nueve puntos en el que pide que el bloque desista de "toda actividad militar" en territorio de Ucrania y de países de Europa oriental, el Cáucaso y Asia central.

Rusia y EEUU

Encuentro entre los homólogos de Rusia y Estados Unidos sobre la crisis en Ucrania. 

SEMANA

ESTADOS UNIDOS PIDIÓ A RUSIA QUE RETIRE LAS TROPAS DE LA FRONTERA UCRANIANA

Por otro lado, Estados Unidos defendió ante Rusia la libertad de los países de elegir si desean o no adherirse a la Otán y le solicitó una muestra de que no quiere invadir Ucrania, retirando las tropas de la frontera ucraniana.

Según el secretario Blinken, "si Rusia quiere empezar a convencer al mundo de que no tiene ninguna intención agresiva hacia Ucrania, un buen punto de partida sería la desescalada, la retirada de esas fuerzas de la frontera ucraniana". Y agregó que el presidente Joe Biden está dispuesto a reunirse con Vladimir Putin en caso de avanzar en el tema.

(Lea también: Gobierno de Joe Biden: un año entre luces y sombras).

Blinken también calificó el encuentro con Lavrov como "franco y sustancial" y confirmó que seguirán manteniendo contacto con el fin de resolver la crisis en Ucrania.

El secretario de Estados Unidos concluyó que Rusia sigue teniendo la posibilidad de elegir el camino de la diplomacia, y que si elige el del conflicto en torno a Ucrania "habrá graves consecuencias y condena internacional".

"Estados Unidos y Europa están listos para encontrarse con Rusia en cualquiera de estos dos caminos", advirtió Blinken.

Blinken corroboró lo dicho por su homólogo ruso al manifestar que Estados Unidos dará una respuesta escrita a Rusia la semana que viene sobre sus preocupaciones en materia de seguridad.

(Lea también: Mercado de mercenarios: latinos, mano de obra barata para las guerras).

Y, aunque las propuestas rusas fueron calificadas de ultimátum, Estados Unidos afirmó que defiende el diálogo diplomático para rebajar las tensiones en la frontera con Ucrania ante la amenaza de una invasión rusa.

PORTAFOLIO Y EL TIEMPO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido