Endeudamiento en el mundo ya equivale al 320% del PIB

Gobiernos, hogares y empresas tienen deudas por US$246 billones, dato que está a US$2 billones de alcanzar otro máximo. 

El peso se devaluó más frente al dólar que a otras monedas

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
julio 15 de 2019 - 09:22 p.m.
2019-07-15

En momentos en que la incertidumbre sobre la economía global se mantiene latente, el endeudamiento en el mundo siguió aumentando, aprovechando las condiciones de bajas tasas de interés.

Según los datos más recientes del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), el saldo de las obligaciones de gobiernos, empresas y hogares iba en 246 billones (millones de millones) de dólares hasta marzo de este año.

(Deuda mundial es tres veces mayor que el PIB). 

Con esto, quedó apenas a dos billones de dólares de llegar al máximo histórico que había alcanzado a comienzos del año pasado.

Visto desde otra óptica, dicho monto equivale a 3,2 veces el PIB global, también muy cerca de llegar a una nueva marca.

Y, en términos generales, por lo pronto no hay señales de cambio. Según el análisis del IIF, las políticas expansivas de los bancos centrales podrían generar que continúe la acumulación de deuda en todos los segmentos, afectando los esfuerzos de desapalancamiento, pero también traería de vuelta las preocupaciones sobre los vientos de cola al crecimiento global en el largo plazo.

Y aunque los países desarrollados siguen concentrando los mayores montos de deuda, la realidad es que las naciones emergentes fueron las que sintieron el incremento más pronunciado.

(La deuda mundial se ha cuadriplicado desde el 2008). 


Los datos del IIF muestran que el endeudamiento de estos últimos alcanzó un nuevo récord de 69 billones de dólares, que representan el 216% del PIB.

Según el documento, los países que más percibieron el aumento de las obligaciones con respecto al PIB fueron Chile, Corea, Brasil, Sudáfrica y China.

El estudio plantea dos tendencias con respecto a los emergentes. Una, que las empresas de estos países están tomando más deudas de corto plazo, con lo que deja a las firmas más expuestas a la volatilidad de las condiciones globales. Y si bien aumenta el riesgo de refinanciación, los estímulos de los bancos centrales podrían darles la oportunidad de reacomodar sus pasivos a mayor plazo.

La segunda, es que ahora los emergentes dependen menos de la deuda en divisa extranjera que en otras épocas, aunque la depreciación de sus monedas locales ha hecho que recientemente se vea un incremento en algunos países.

En el caso de Colombia, la mayor proporción de deuda la tiene el Gobierno, con 53,7% del PIB (casi 4 puntos más que hace un año). Le siguen las empresas, con 35%, los hogares, con 27% y más lejos está el sector financiero, con 5,9%. En estos tres casos, no hubo mayores variaciones frente a 2018.

Siga bajando para encontrar más contenido