VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Internacional

20 sept 2023 - 9:39 a. m.

Economía mundial: ¿qué hará que su crecimiento sea moderado?

Según las proyecciones de la Ocde, el PIB global se desacelerará pasando de 3% en 2023 a 2,7% en 2024. Existe preocupación por dinámica de China.

Desaceleración económica

Desaceleración económica.

iStock

POR:
Portafolio

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) presentó el informe preliminar sobre las perspectivas económicas de 2023, en el cual se proyecta que el PIB mundial se mantendrá por debajo del promedio mundial en 2023 y 2024, en 3% y 2,7% respectivamente, atribuyéndole la razón al endurecimiento de la política macroeconómica necesaria para controlar la inflación.


(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

Sin embargo, la Organización destaca que se espera que la economía mundial se modere, a pesar del sólido comienzo de año que estuvo ayudado por los menores precios de la energía y la reapertura de China.

“El impacto de una política monetaria más estricta es cada vez más visible, la confianza de las empresas y los consumidores ha disminuido y la recuperación en China se ha desvanecido”, dice el documento.

Ahora bien, en materia de crecimiento para Estados Unidos, la Ocde asegura que se espera una desaceleración del 2,2% este año al 1,3% en el 2024. Asimismo, detallan que la zona del euro ya se encuentra débil por lo que se prevé haya una desaceleración del PIB hasta el 0,6% en 2023, pero con un aumento hasta el 1,1% en 2024.

(Vea:‘América Latina ante el fin de su bono demográfico’). 

Igualmente, el panorama para China no es alentador, en ese sentido se espera que la economía de este país baje del 5,1% en 2023 al 4,6% en 2024.

Esto, teniendo en cuenta que este país se encuentra frenado por la debilitada demanda interna y las tensiones estructurales de los mercados inmobiliarios.

Respecto a la inflación, se estima que entre 2023 y 2024 esta se modere gradualmente; sin embargo, se mantendrá por encima de los niveles objetivos de los bancos centrales en la mayoría de las economías.

Es así que se espera que en los PIB de los países miembro del G20 se disminuya al 6% en 2023 y al 4,8% en 2024, mientras que la inflación subyacente, la que excluye alimentos y energía, en las economías avanzadas del G20 disminuirá del 4,3% este año al 2,8% en 2024.

“La inflación general está disminuyendo, pero la inflación subyacente sigue siendo persistente en muchas economías, sostenida por presiones de costos y altos márgenes en algunos sectores”, dice la Ocde.

(Vea:Los países en desarrollo piden que se cumplan ODS a 2030). 

Los riesgos 

Entre los retos que determina la Ocde sobre la economía aseguran que la incertidumbre sobre la fuerza y la velocidad de la transmisión de la política monetaria y la persistencia de la inflación, son algunos de las preocupaciones claves en esta materia.

“Los efectos adversos de las tasas de interés más altas podrían resultar más fuertes de lo esperado, y una mayor persistencia de la inflación requeriría un ajuste adicional de las políticas que podría exponer las vulnerabilidades financieras”, manifiestan.

En la misma línea, se estima una desaceleración más pronunciada de lo esperada en el gigante asiático, lo cual es considerado un riesgo adicional que afectaría el crecimiento de la producción a nivel mundial.

“La política monetaria debe seguir siendo restrictiva hasta que haya señales claras de que las presiones inflacionarias subyacentes han disminuido de manera duradera”, concluye la Ocde en el informe.

(Vea: El precio del barril de Brent sube 0,53% y alcanza los US$ 94,43). 

Crecen las políticas de mitigación del riesgo

Si bien las proyecciones para la economía mundial no parecen ser muy alentadoras, la Ocde aseguró que actualmente los gobiernos se enfrentan a crecientes presiones fiscales derivadas del aumento de la carga de la deuda y del gasto adicional en el envejecimiento de la población, la transición climática y la defensa.

Por esta razón, la Organización infiere en que se necesitan mayores esfuerzos a corto plazo para reconstruir el espacio fiscal y planes en esta materia creíbles a mediano plazo. “Esto para alinear mejor las políticas macroeconómicas a corto plazo y ayudar a garantizar la sostenibilidad de la deuda”, dicen.

Así mismo, manifiestan la necesidad de revitalizar los esfuerzos de la política estructural para fortalecer las perspectivas de crecimiento.

(Vea:Así funcionará el nuevo departamento de la Nasa para estudiar ovnis). 

PORTAFOLIO 

Destacados

Más Portales

cerrar pauta