VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Internacional

05 feb 2023 - 9:00 p. m.

Esta es la reforma pensional que a muchos franceses no les gusta

Ha encontrado oposición por parte de trabajadores, sindicatos y organizaciones. Se quiere llevar a 43 años el tiempo de cotización y aumentar la edad.

Francia

En Francia la reforma ha generado masivas protestas.

AFP

POR:
Portafolio

El gobierno del presidente de Francia, Emmanuel Macron, está viviendo momentos cruciales y este lunes tendrá una verdadera prueba de fuego, por cuenta de las masivas manifestaciones programadas en las grandes ciudades, por la reforma pensional que comienza a tener un día clave en la Cámara del Parlamento.

(Gobierno francés busca subir la edad de pensión de 62 a 64 años). 

En síntesis, la iniciativa retrasa de forma progresiva dos años la edad de jubilación, de 62 a 64 años y hasta los 67 años para cobrar el total, e incrementa hasta 43 el número de años cotizados para aquellos que quieran jubilarse antes sin perder parte de su pensión.

También propone acabar con los regímenes especiales de jubilación, más ventajosos que el del sistema general y utilizados en muchas ocasiones por empresas del sector público, como la eléctrica estatal EDF.

La opinión pública francesa está mayoritariamente contra la reforma y esa opinión se ha ido reforzando en los últimos días.

El instituto demoscópico Elabe publicó una encuesta, según la cual se opone a ella un 72 % de los preguntados, seis puntos más que hace una semana.

Y es que el Gobierno la considera “indispensable” para preservar “un sistema que protege a los franceses”.

La primera ministra de Francia, Elisabeth Borne, en una entrevista en la televisión pública, indicó que en la actual situación el sistema de pensiones crearía un déficit insoportable, obligaría a subir los impuestos y empobrecería a los franceses. Frente a ello, defendió su propuesta “equilibrada”.

(Francia retira la medida más polémica de la reforma pensional). 

Los sindicatos que se oponen a la reforma y que han convocado ya dos huelgas generales y preparan otras dos para los próximos días 7 y 11 de febrero, Borne defendió que su proyecto es “indispensable”.

Según las cuentas del Gobierno, el déficit del sistema de pensiones alcanzará los 12.000 millones de euros en 2027 porque “los ingresos bajan ya que hay menos activos para financiar a los pensionados”.

“Trabajar de forma progresiva más tiempo es un esfuerzo y me doy cuenta de lo que significa para muchos franceses. Pero mi responsabilidad es decir la verdad, que consiste en que si no se hace, nuestro sistema no sobrevivirá”, aseguró la primera ministra, que demandó “un esfuerzo colectivo que afecta a cada individuo”.

Recordó que otros países europeos “con gobiernos de izquierda y de derecha”, han adoptado ya medidas para alargar la edad activa de los trabajadores y se mostró confiada en poder lograr una mayoría parlamentaria para sacar adelante el texto, lo que implica llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas, puesto que el partido del presidente, Emmanuel Macron, carece de mayoría absoluta.

Además hizo un llamado a la responsabilidad a la oposición de izquierda que ha presentado 20.000 enmiendas al texto del Ejecutivo, que dificulta el debate.

La jefa del Ejecutivo negó, como sostiene la oposición y los sindicatos, que esta reforma perjudique especialmente a las mujeres y aseguró que, gracias a ella, progresivamente se igualará su edad de jubilación a la de los hombres.

El portavoz del gobierno, Olivier Véran, hizo ver la necesidad de aprobar este proyecto para evitar además tener que “aumentar los impuestos o la deuda, bajar los sueldos o la pensión de los jubilados”.

El pleno de la Asamblea Nacional (cámara baja) debe comenzar hoy lunes a debatir el texto. Las dos cámaras del Parlamento tienen hasta finales de marzo para pronunciarse sobre la reforma, que, en caso contrario, el gobierno podría aplicar mediante ordenanza.

(Reforma pensional desata indignación de cientos de miles de franceses). 

Para los observadores, el gobierno perdió “la batalla de la opinión” y ahora debe centrarse en la parlamentaria. El rechazo de algunos diputados oficialistas y del partido opositor de derecha Los Republicanos (LR) -favorables a una reforma y cuyo apoyo es clave- siembra de dudas su adopción.

La edad de jubilación en la segunda economía de la Unión Europea (UE) es una de las más bajas de Europa y, de salir adelante la reforma, Francia se acercaría a los 65 años de España o los 67 de Dinamarca.

Los sindicatos confían en sacar a la calle al menos a tanta gente como entonces para obligar al Gobierno de Emmanuel Macron a dar marcha atrás en una reforma.

La central Solidarios ha contabilizado 268 manifestaciones por todo el territorio francés.

Junto a las manifestaciones de este lunes 6 de febrero, serán protagonistas del día las huelgas, que una vez más afectarán sobre todo a servicios públicos como el transporte.

Los paros de controladores aéreos han obligado a imponer a las aerolíneas la cancelación de un 20% de sus vuelos en el aeropuerto parisino de Orly. En el caso de Air France, eso se traducirá en la supresión de un 10% de sus vuelos del día, aunque ha optado por preservar todos los de largo recorrido (intercontinentales) y tampoco se verá afectada ninguna de sus rutas con España.

AFP - EFE

Destacados

Más Portales

cerrar pauta