Internacional

Mayoría en el Senado da vía libre para la ‘Bidenomics’

Un mayor estímulo contra la crisis, cambios tributarios y los planes verdes, los mayores cambios. A pesar del asalto, Congreso certificó su victoria.

Congreso de EE.UU.

El Congreso, a pesar del asalto del miércoles, logró certificar finalmente la victoria de Joe Biden como presidente electo

EFE

POR:
Portafolio
enero 07 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-07

La mayoría que lograron los demócratas en el Senado, junto al control que ya obtuvieron en la Cámara de Representantes, le dará al presidente electo Joe Biden una mayor facilidad para ejecutar su agenda económica, la cual podrá impulsar para llevar a cabo algunos de los principales proyectos sin necesidad de pactar con los republicanos, ahora en la oposición.

(El Congreso de EE. UU. certificó la victoria de Joe Biden). 

El miércoles, mientras una turba de seguidores de Donald Trump asaltó el Congreso y detuvo la certificación de la victoria de Biden, la cual se hizo efectiva más tarde, los dos candidatos demócratas al Senado por Georgia, Raphael Warnock y Jon Ossoff, lograron ambos asientos, lo que empata los legisladores en la Cámara Alta en 50 para cada partido, cifra que romperá la vicepresidenta, Kamala Harris, a favor de la bancada de Biden.

De esa manera, Biden, que asumirá el gobierno de la principal potencial económica mundial el próximo 20 de enero y tendrá a la expresidenta de la Fed, Janet Yellen, al frente de las finanzas nacionales, contará con un mayor margen para impulsar su plan.

(Tensión en Washington por invasión en el Congreso de EE.UU.). 


Como explica Jorge Restrepo, profesor de economía de la U. Javeriana, “la mayoría demócrata en el Senado estadounidense garantiza principalmente una mayor gobernabilidad, lo que tendrá un efecto importante en la recuperación de la recesión, y hará que las propuestas de Biden se puedan aprobar con una mayor facilidad”.

Cabe recordar que entre las principales propuestas de Biden en la campaña electoral, que son la piedra angular de su plan económico, se encuentran los cambios en el esquema tributario con alzas de impuestos, mayores inversiones para impulsar empresas en el interior del país, y también llevar a cabo su agenda de proyectos verdes, con las energías renovables como principales protagonistas.

No obstante, como el mismo Biden afirmó recientemente, su principal medida será impulsar el estímulo económico contra la pandemia, una medida para la que, precisamente, la mayoría en el Senado será clave.

Munir Jalil, economista Jefe de BTG Pactual para la región Andina, indica que “con el logro de una mayoría demócrata tanto en Cámara como en Senado, se da vía libre a paquetes de estímulo fiscal más amplios”, mientras que Andrés Mejía Vergnaud, consultor y conferencista de educación ejecutiva de la U. de los Andes, agrega que “será en la política económica donde será más importante tener esa mayoría en el Congreso, lo que se traducirá en que en el corto plazo veamos un mayor incentivo para superar la crisis por la covid-19”.

Es así como, según los expertos, el estímulo será la principal prioridad de Biden, pero no la única. Para David Schulz, profesor de ciencia política de la Universidad de Hamline, en Minnesota, “la agenda de Biden será primero abordar el despliegue de las vacunas. Ha dicho constantemente que la clave para arreglar la economía es tratar primero la pandemia. En segundo lugar, habrá un nuevo proyecto de estímulo, que incluirá el cheque de US$2.000 que Trump quería y apoyaron los demócratas. El tercero será presionar para que Estados Unidos se reincorpore a muchos tratados que deberían ayudar al comercio, y también buscará respaldar otras regulaciones sobre negocios que cree que serán favorables a la competencia”.

Entre otros de los puntos que se encuentran en la lista de prioridades del plan económico de Biden se encuentran propuestas como la de subir el salario mínimo del país a US$15 la hora, ejecutar el plan para aliviar las altas deudas de los estudiantes, y llevar a cabo la implantación de la conocida como ‘opción pública’ de atención médica en el país.

Es decir, como señala Edward Stuart, profesor emérito de economía de la Universidad Northeastern Illinois, los primeros pasos de Biden “serán los menos controvertidos y que potencialmente también puedan obtener algunos votos republicanos. Estos serían gastos adicionales para infraestructura de atención médica y empleo, especialmente en lo que respecta a la distribución de vacunas. Después de eso, creo que habrá financiación adicional y prestaciones por desempleo, pues una gran parte de la población carece de fondos para alimentos, alquiler, atención médica, ropa y otras necesidades”.

Además, Stuart agrega que se puede esperar que “haya un programa de infraestructura integral. Esto será especialmente bien recibido por la industria de la construcción y los hombres de la clase trabajadora que han sido partidarios de Trump hasta ahora”.

No obstante, a pesar de que la mayoría en el Senado y la Cámara de Representantes le daría un mayor margen a Biden para llevar a cabo sus planes, es cierto que, como indican los expertos, no tendrá luz verde ilimitada para sus reformas, especialmente las más controvertidas.

Según indica Vergnaud, “en el mediano plazo Joe Biden podría intentar echar para atrás algunas de las enmiendas de Donald Trump sobre impuestos y la estructura tributaria, que hoy en día beneficia a los más adinerados, pero esto es muy difícil que tenga lugar en los dos primeros años de su gobierno”.

Precisamente, en las últimas dos jornadas Wall Street ha presentado buenos comportamientos, con alzas de alrededor de 3% entre ambas en los principales indicadores, lo que se explicaría por esas dificultades que tendría para llevar a cabo algunos planes.

“La principal razón por la que vemos unas bolsas valorizándose, es porque aunque con mayoría, el Partido Demócrata necesitará llegar a acuerdos con los republicanos para lograr cambios en la tributación. De esta manera, el mercado obtiene lo mejor de dos mundos: más estímulo fiscal por un lado y posibilidades más bajas de que se incrementen los impuestos por el otro”, dice Jalil.

Los expertos apuntan que la mayoría legislativa también permitirá, entre otras cosas, ser más ágil en los nombramientos, volver a una agenda bipartidista en relaciones internacionales como tender puentes hacia Europa o Latinoamérica, volver a unirse a organismos y pactos globales que se abandonaron y, sobre todo, alinearse con los objetivos climáticos, pues se espera que su gobierno sea muy proactivo en proyectos verdes y en impulsar las energías limpias en Estados Unidos.

Rubén López Pérez

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido