'Estamos en las calles y vamos a permanecer hasta lograrlo': Guaidó

El líder opositor se movilizó con cientos de personas este sábado en Venezuela.

Guaidó en las protestas del sábado 16 noviembre 2019

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se une a los opositores del Gobierno de Nicolás Maduro en las marchas de este sábado en Caracas (Venezuela).

Rayner Peña / EFE

POR:
Portafolio
noviembre 16 de 2019 - 01:45 p.m.
2019-11-16

El líder opositor Juan Guaidó pidió a sus partidarios no desfallecer y mantenerse en protesta hasta que 'caiga' el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante una movilización este sábado en Caracas. "No vamos a desmayar, a desfallecer. Bolivia estuvo 18 días, nosotros hemos estado años, es momento de seguir. A toda Venezuela le pido mantenernos en la protesta", dijo.

Ante cientos de seguidores en la plaza José Martí (este de la ciudad), Guaidó se dirigió a los manifestantes que salieron a las calles:  "Se quedaron sin respaldo (...) Estamos en las calles y vamos a permanecer hasta lograrlo".

Lea: Las protestas comienzan a golpear la debilitada economía de la región.

Reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países, Guaidó se dirigió con sus seguidores a marchar este sábado hasta la sede de la embajada de Bolivia. Allí dijo que enviaría embajadores de su gobierno interino a La Paz.

El opositor intenta aprovechar la reciente caída de Evo Morales en Bolivia para elevar la presión en la calle, mermada al no poder cumplir su promesa de sacar a Maduro este año "por las buenas o por las malas". Dijo que "no es suficiente (las) victorias diplomáticas, ni simplemente que nos reconozcan, lo único que será suficiente es cuando nuestras familias vuelvan".

Lea: Maduro y Guaidó: el poder real vs el simbólico en Venezuela.

LIDERAZGO DE GUAIDÓ, EN JUEGO

Diez meses después de su juramentación, Guaidó no ha logrado quebrar el decisivo apoyo de los militares al gobernante socialista, al que acusa de haberse hecho reelegir "fraudulentamente" en 2018. "Esta también es su lucha", insistió la víspera dirigiéndose a la Fuerza Armada, empoderada durante los gobiernos de Maduro y su fallecido antecesor Hugo Chávez (1999-2013).

Para Guaidó, la jornada de este sábado marca la ruta de una "protesta permanente", aunque la base opositora muestra síntomas de cansancio y desespero en medio de la peor crisis económica de la otrora potencia petrolera.

La economía venezolana se redujo a la mitad desde 2013, mientras la inflación, según el FMI, trepará a 200.000% este año, una situación que se agrava con sanciones de Washington que incluyen un embargo petrolero. "Si no ocurre nada extraordinario, el liderazgo de Guaidó se puede ir al congelador", comentó a AFP el politólogo Jesús Castillo-Molleda. Una encuesta de la firma Delphos señala que 38% de los opositores desea que surja otro líder.

EN DEFENSA DE EVO

Entre tanto, cientos de chavistas vestidos de rojo también se movilizaron en el centro de Caracas en respaldo a Morales y Maduro, quien advirtió a la oposición que no tolerará que intente emular el "golpe de Estado" que sufrió su aliado boliviano, según él con complicidad del presidente Donald Trump.

Lea: Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia.

El viernes, hombres armados y con capuchas irrumpieron en la sede del partido de Guaidó en Caracas y se llevaron computadoras, denunció un opositor. Maduro, quien no ha confirmado su participación en la jornada, asegura que la oposición planea acciones violentas con apoyo de Estados Unidos y Colombia para desestabilizarlo, y amenazó con meter preso a todo aquel que se "coma la luz".

Provocando la ira de Maduro, Trump advirtió que el estallido en Bolivia enviaba una fuerte señal a los "regímenes" de Venezuela y Nicaragua, mientras el Comando Sur estadounidense señaló que monitorea "atentamente la situación" en Venezuela, a cuyos militares pidió proteger el derecho de protesta de los ciudadanos. Maduro ha enfrentado varias oleadas de manifestaciones con saldo de 200 muertos desde 2014.

con AFP

Siga bajando para encontrar más contenido