close
close

Internacional

¿Qué es la estanflación y por qué es un temor que crece en economía?

La sombra de este fenómeno ha venido pesando en los mercado globales, y según los expertos no se puede descartar, especialmente para el 2022.

Wall Street

Wall Street registró volatilidad por estos temores.

AFP

POR:
PORTAFOLIO
octubre 04 de 2021 - 02:54 a. m.
2021-10-04

Después de que los mercados internacionales lograron recuperar un poco la tranquilidad tras el choque de Evergrande, la semana pasada otro temor apareció y ensombreció a la economía internacional: el miedo de que la situación actual desate en el mundo un fenómeno de estanflación.

Esta situación, que se da cuando se junta un estancamiento del crecimiento económico al mismo tiempo que se mantienen altos indicadores como la inflación o el desempleo, ha venido preocupando a expertos de todo el mundo, lo que provocó nuevas ventas en las principales bolsas a nivel mundial.

(Vea: Batolito de Mandé, carta del país para ser un gran productor de cobre).

Como explica Juan David Ballén, director de estudios económicos de Casa de Bolsa, “de que existe ese riesgo no hay ninguna duda, y es algo que seguramente va a ser más notorio de alguna forma en este segundo semestre, y especialmente durante el próximo 2022”.

Según Ballén, en la actualidad no se ha visto un problema de estanflación porque ese riesgo se ha venido camuflando gracias al gran crecimiento de la economía mundial. No obstante, como resalta, “una vez que en el 2022 ya no exista esa base estadística que presenta importantes cifras en el PIB, se podría empezar a materializar”.

Por ejemplo, algunos de los expertos que han mencionado que ya se ven síntomas de este problema apuntan a la desaceleración no en términos interanuales, sino comparando con los trimestres previos, donde sí se ve un menor dinamismo.

(Vea: Problemas en cadenas de logística frenan recuperación económica).

Y esto, mientras que el desempleo se mantiene alto en algunas partes del mundo, mientras que la inflación sigue afectando a la mayoría de países. Por ejemplo para el noveno mes del año, la inflación en la eurozona subió hasta el 3,4%, lo que supone el mayor dato desde 2008, cuando este grupo de países registró un máximo de 3,6%.

Y aunque en Estados Unidos el indicador bajó una décima en el último mes para ubicarse en 5,3%, la semana pasada el presidente de la Fed, Jerome Powell, afirmó que la dinámica de este indicador podría ser más preocupante de lo que se esperaba meses atrás.

Otros también han apuntado a que la crisis en las cadenas globales de suministro podría generar un choque de oferta que impulsaría los precios, en un momento en que el PIB ya fuera menos dinámico.

(Vea: Inversionistas en bonos se preparan para su peor año en 2 décadas).

En este sentido, Ballén también apunta a que el petróleo puede ser otro de los detonantes de esta situación. “Si sube mucho el precio por choques de oferta, eso termina generando inflación, mientras que también afecta al crecimiento económico, pues los precios suben mientras que la demanda sigue afectada”.

Ante esto, un reciente informe publicado por el Danske Bank y recogido por las agencias de noticias, asegura que en estos momentos el riesgo de que se dé un fenómeno de estanflación en el mundo está en alrededor de 30%.

(Vea: ¿Se gana bien con una carrera técnica y se consigue trabajo rápido?).

PORTAFOLIO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido