Este año del cerdo es trascendental para China

Beijing querrá mantener el control de un sinnúmero de delicados aniversarios que se celebrarán en 2019.

Año del cerdo

China acaba de iniciar el nuevo año lunar con una serie de aniversarios simbólicos y políticamente peligrosos.

EFE

POR:
Portafolio
febrero 08 de 2019 - 08:21 p.m.
2019-02-08

Para los oídos occidentales, el año del cerdo puede no sonar particularmente auspicioso. Pero el signo del cerdo en el zodíaco chino generalmente se considera afortunado, ya que representa riqueza y buena fortuna.

Cuando el mundo con influencia china marcó el comienzo del año nuevo lunar el martes, los líderes de China deben haber estado orando por obtener parte de esa suerte conforme se enfrentan a una economía en desaceleración, a una creciente guerra comercial con EE.UU., y a una serie de aniversarios simbólicos y políticamente peligrosos.

En China, es un secreto a voces que numerosos miembros del partido comunista, oficialmente ateo, son en realidad devotos creyentes en el budismo, en el taoísmo o en las antiguas tradiciones populares que el partido califica de “superstición”.

(Lea: El reto de un mundo, dos sistemas

En esta época del año, los templos a través del país, muchos de los cuales fueron cerrados o destruidos en la década de 1960 durante la revolución cultural de Mao Zedong, están repletos de personas importantes orando por tener suerte o consultando a los adivinos acerca del año que viene.

Dada la importancia de los números y de los aniversarios en la cosmología y la vida política china, este año del cerdo es especialmente trascendental.


Entre lo más significativo se encuentra el hecho de que 2019 marcará el centenario del Movimiento del Cuatro de Mayo, en el cual estallaron protestas estudiantiles nacionalistas en la Plaza de Tiananmén de Beijing y a lo largo del país.

(Lea: Las economías más grandes del mundo se desaceleran)

Esas manifestaciones inicialmente se centraron en la humillación del Tratado de Versalles, el cual otorgó concesiones territoriales alemanas en Asia a Japón en lugar de devolvérselas a China. Pero los disturbios pronto se convirtieron en un movimiento político y cultural mucho más amplio que condujo directamente a la fundación del partido comunista chino dos años después, y desde entonces ha moldeado al país hasta un punto extraordinario.

Un aspecto central del movimiento era el rechazo de los valores confucianos tradicionales y la aceptación de las ideas occidentales, en particular la Ciencia y la Democracia. Mientras que la primera es crucial para la visión del actual presidente Xi Jinping de una nación moderna y poderosa, la segunda sigue siendo paria en la China moderna.

(Lea: China registra su mayor caída en las exportaciones en dos años

La larga lista de importantes aniversarios de este año también incluye 70 años desde la fundación de la República Popular; 60 años desde el fallido levantamiento tibetano que obligó al Dalái Lama a huir a India; 20 años desde el inicio de una represión contra el movimiento espiritual de Falun Gong; y 10 años desde que los disturbios raciales acabaron las vidas de cientos de personas en la región predominantemente musulmana de Xinjiang.

Este año también es el trigésimo aniversario de las protestas estudiantiles en pro de la democracia en la Plaza de Tiananmén que culminaron en una masacre el 4 de junio de 1989.

Puede parecer una coincidencia que tantos aniversarios significativos se celebren en un solo año. Pero, en gran medida, es la importancia de los aniversarios mismos lo que ha llevado a que tantos se acumulen en el mismo período de tiempo.

Sin abrumarse con los detalles de la numerología astrológica china y con la importancia de los “tallos celestes” o las “ramas terrestres”, basta con decir que los aniversarios relacionados con múltiplos de 10 o de 12 son especialmente trascendentales.

Las protestas de 1989 en Tiananmén atrajeron tanto apoyo popular en parte porque sus líderes estudiantiles establecieron explícitamente paralelos entre sus manifestaciones y las de sus predecesores patrióticos en 1919. Los comunistas ancianos demoraron el envío de los tanques durante meses porque sentían que era demasiado arriesgado aplastar tal movimiento durante el septuagésimo aniversario de las protestas del 4 de mayo, las cuales ellos habían declarado como precursoras de su propia revolución.

Aunque quedó eclipsada en la historia por la masacre posterior de Beijing en junio, también hubo una violenta represión en el Tíbet en marzo de 1989 después de que estallaron las protestas para conmemorar los 30 años desde que el Dalái Lama huyó cruzando el Himalaya.

La importancia de estas fechas se ve realzada por la fijación del partido comunista con los aniversarios. Para el mismo Sr. Xi, la celebración de los “dos centenarios” - el centenario de la fundación del Partido Comunista en 1921 y el centenario de la República Popular en 1949 - es una parte fundamental de su ideología de “rejuvenecer” a la nación china.

Los líderes de China están extremadamente conscientes de que las conmemoraciones de eventos pasados históricamente se han usado para expresar demandas de cambios políticos.

La policía secreta estará particularmente atenta a cualquier señal de disidencia, incluso cuando la mayoría de estas fechas no estén marcadas. Si visitas China desde el extranjero este año, probablemente notarás que el Internet es todavía más lento y más censurado de lo normal.

Existe un hito final que el partido comunista chino estará observando atentamente. Éste es el año en el que el tiempo del partido en el poder superará el mandato del Partido Comunista de la Unión Soviética, el cual gobernó el vasto imperio ruso desde la victoria durante la guerra civil en 1922, hasta la disolución de la Unión Soviética en 1991.

Si el partido puede pasar este año del cerdo sin contratiempos, entonces realmente valdrá la pena que el Sr. Xi lo celebre.

Jamil Anderlini

Siga bajando para encontrar más contenido