Europa se reúne para luchar contra el desempleo juvenil

La Unión Europea (UE) debate este jueves en Bruselas medidas contra el galopante desmpleo juvenil, en una cumbre marcada por acusaciones cruzadas de inacción entre la Comisión Europea y países liderados por Francia.

España es uno de los países más golpeados por el desempleo juvenil.

Archivo Portafolio.co

España es uno de los países más golpeados por el desempleo juvenil.

POR:
junio 27 de 2013 - 04:02 p.m.
2013-06-27

El cónclave se abre sin embargo con una nota positiva de último momento, dado que por la mañana los presidentes de las instituciones europeas (Consejo, Comisión y Parlamento) alcanzaron un acuerdo político sobre el controvertido presupuesto de casi un billón de euros de la UE para el periodo 2014-2020.

"Yo creo que en este Consejo hay que preocuparse de cosas muy reales que preocupan a la gente", señaló el español Iñigo de Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea.

Más de 26 millones de personas están sin trabajo en el bloque de 27 países, y 5,6 millones de ellas tienen menos de 25 años (100.000 más que un año antes).

La desocupación juvenil se ha convertido en la cara más dramática de la prolongada crisis europea, que ha hundido en la recesión a varios países, y ya se habla de una "generación perdida". "Se trata de una situación de urgencia y exhortamos a los dirigentes europeos a reaccionar para enfrentar" este flagelo, afirmó el miércoles Bernadette Segol, de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), invitada por primera vez a una cumbre comunitaria.

De todas maneras, durante este Consejo de jefes de Estado y de Gobierno no "se resolverá el conjunto de los problemas de empleo" en el continente, apuntó una fuente europea.

"Las políticas sociales son la responsabilidad de los Estados. La UE sólo puede ayudar", aclaró el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El malestar social se extiende por el continente, con masivas protestas en Portugal, Grecia, Italia y España. Según datos divulgados en abril, los países más afectados por el desempleo juvenil son Grecia (62,5por ciento), España (56,4por ciento), Portugal (42,5 por ciento), Italia (40,5 por ciento) y Francia (26,5 por ciento).

FUERZAS NACIONALISTAS

Una situación que agrava también el desprestigio de los partidos políticos y la irrupción de fuerzas nacionalistas que atribuyen a la integración europea la mayor parte de los males del continente.

En los últimos días, Francia y el ejecutivo comunitario cruzaron acusaciones por el auge electoral de la ultraderecha y el inmovilismo político ante la crisis de deuda que estalló en 2008.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, pidió evitar convertir a Bruselas "en el chivo expiatorio de las dificultades" de cada país. Muchos dirigentes europeos se quejan de que poco y nada se hará antes de las elecciones en Alemania, primera economía de la zona euro, previstas en septiembre.

Para Marie Diron, economista de Ernst & Young, "hay pocas cosas que se pueden hacer para reducir el desemploe
juvenil a corto plazo". Pero advirtió: "La inacción pone en peligro a largo plazo la estabilidad de la zona euro" (formada por 17 de los 27 países de la UE). Una de las ideas que se debatirán este jueves es que los países con elevadas tasas de desempleo, sobre todo Grecia y España, puedan utilizar a partir de 2013 una parte de los 6.000 millones de euros destinados por la UE a luchar entre 2014 y 2020 contra el desempleo de los jóvenes.

España espera recibir entre 1.500 y 2.000 millones de euros. Los europeos buscan además ampliar la llamada garantía juvenil. Financiada gracias a un fondo social europeo, la medida busca que cualquier joven de menos de 25 años reciba una oferta de empleo "de calidad", o una formación o unas prácticas obligatorias a los cuatro meses de haber concluido sus estudios.

Durante la cumbre, que durará dos días, se debatirá medidas para apoyar a las Pymes a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que movilizaría entre 55.000 y 100.0000 millones de euros entre 2014 y 2020. Y afinarán los pilares de la unión bancaria.

Al menos los ministros de Finanzas de la UE, alcanzaron en la madrugada de este jueves un acuerdo sobre la Directiva sobre Recuperación y Resolución Bancaria, que establece que en los próximos rescates bancarios serán los accionistas los que deban pagar y no los contribuyentes, cuando de reflotar o liquidar un banco se trate.

Tras horas de negociaciones que culminaron en la madrugada, los ministros fijaron la siguiente jerarquía: primero serán los accionistas, luego los poseedores de deuda subordinada y bonos júnior, en tercer lugar los que detenten deuda sénior (de más calidad); y en última instancia los depósitos superiores a 100.000 euros.

La idea es evitar definitivamente una nueva revuelta como la que desencadenó el primer rescate a Chipre, que incluía quitas los depositantes de menos de 100.000 euros, lo que es ilegal, según el fondo de garantías europeo.
AFP

Siga bajando para encontrar más contenido