Internacional

FMI, más optimista para Latinoamérica este año

La región crecería 4,1%, mientras que el mundo un 5,5%. Esta semana se conocerá el dato en el cuarto trimestre de las grandes economías.

Dólar

Archivo Portafolio

POR:
Economía y Negocios
enero 26 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-26

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alerta en su último informe de perspectivas de una “excepcional incertidumbre” en el crecimiento económico de todo el mundo, pero eso no le ha impedido mostrarse más optimista respecto al avance que registrarán los países y regiones en este 2021.

(Lea: El FMI es más optimista sobre recuperación económica de Latinoamérica)

Y eso también incluye a Latinoamérica, pues el organismo multilateral subió su previsión hasta el 4,1% este año, cinco décimas respecto al 3,6% que esperaba en su reporte de octubre. Además, también contempla un mejor panorama para el cierre de 2020, pues mientras que preveía una caída de 8,1% en el PIB regional, ahora esta sería de 7,4%.

(Lea: Los retos que deja la covid para Latinoamérica en 2021)

Eso sí, pese a la mejora, Latinoamérica seguirá siendo la región cuya economía saldrá más golpeada de la crisis, por encima de la eurozona (-7,2%), los mercados avanzados (-4,2%) y emergentes (-2,4%), Asia en desarrollo (-1,1%), Oriente Medio (-3,2%) y África Subsahariana (-2,6%).

El FMI dice que en 2022, el crecimiento económico de Latinoamérica se frenará hasta un avance de tan solo 2,9%. Gita Gopinath, economista jefa de la entidad, dijo que “hay muchos niveles de contracción, muchos factores influyen, incluido el apoyo fiscal. Son tiempos muy desafiantes para Latinoamérica”.

Además, en la rueda de prensa se dejó claro que varios países, como Chile, México o Costa Rica van más avanzados en la vacunación, y esa debería ser la prioridad de la región, al tiempo que el informe apunta que los países exportadores de petróleo y dependientes del turismo, seguirán presentando mayores dificultades.

A falta de los datos completos, de Latinoamérica, los únicos países a los que se hizo referencia son Brasil y México, cuyas economías caerían 4,5% y 8,5%, y crecerían 3,6% y 4,6% en 2021 respectivamente.

MÁS OPTIMISMO GLOBAL

El FMI no solo mejoró sus perspectivas para Latinoamérica, sino también para la economía mundial, a pesar del golpe de 2020. De hecho, como indicó Gopinath, “la pandemia va a restar US$22 billones al PIB global hasta 2025”. Cabe apuntar que la economía mundial terminaría el año alrededor de los US$83,84 billones, según el organismo.

Ante esto, el FMI elevó de 5,2% en octubre al 5,5% actual la previsión de crecimiento para la economía internacional en 2021, mientras que espera que en el 2022, al igual que ocurre en América Latina, el impulso se modere hasta 4,2%.

Tanto en el informe como en la rueda de prensa, el FMI apunto al optimismo por la vacuna como el principal aspecto positivo este año, al tiempo que indicó que “la mejora es especialmente marcada en las economías avanzadas, por un reflejo de los estímulos fiscales adicionales, especialmente en EE. UU. y Japón”.

Eso sí, la economista Jefe del FMI también señaló que “pese a que las recientes aprobaciones de vacunas generaron expectativas de cambio en el rumbo que toma la pandemia este año, las nuevas olas y las nuevas variantes del virus pueden afectar las perspectivas”.

Ante esto, el organismo espera que Estados Unidos presente un avance en su PIB de 5,1%, muy superior al 3,1% que esperaba en el informe previo. Asimismo, la caída para el 2020 sería de 3,4%, y no del 4,3% que estimó en octubre.

Este mayor impulso, que se presentaría principalmente por el estímulo que lanzaría Joe Biden en Estados Unidos, perdería efecto en el 2022, cuando la principal potencia económica mundial crecería 2,5%.

En cuanto a China, el gigante asiático tuvo un mayor crecimiento del que se esperaba en 2020, con un alza de 2,3% en vez del 1,9% que esperaba el FMI en octubre, pero el organismo le rebajó una décima el avance para 2021, de 8,1% en lugar del 8,2% previo. El año que viene, el crecimiento sería de 5,6%, lo que devolvería al país a uno de los niveles más bajos de las últimas décadas.

De igual forma, la zona del euro también tendrá un menor dinamismo este año, con un crecimiento de 4,2% en vez del 5,2% que se había previsto anteriormente. Aunque, eso sí, la contracción de 2020 también será menor a lo esperado, de 7,2% y no 8,3%.

Frente a esto, Kevin Thozet, miembro del comité de inversión de Carmignac, indica que “esperamos que el crecimiento mundial se acelere a partir del segundo trimestre, y que el inicio del año todavía esté frenado por la pandemia. Las políticas seguirán siendo muy flexibles, a pesar de los primeros pasos hacia la normalización, especialmente en China. El principal escenario de riesgo es una deriva fiscal estadounidense que haga que el dólar acelere su movimiento a la baja”.

DIFÍCIL CIERRE DE AÑO

Pese a las cifras que emitió ayer el FMI, falta por conocer la confirmación oficial de cómo será el cierre de año para las principales economías del mundo, pues varias de ellas presentarán esta semana sus datos para el cuarto trimestre, las cuales podrían ser peores de lo esperado por las nuevas olas y restricciones.

En esta línea, el Banco Central Europeo estimó que en el cuarto trimestre podría haber una nueva contracción en la economía de la eurozona, la cual algunas entidades han cuantificado hasta en -2,4%. Mientras, en Estados Unidos también se espera una desaceleración, aunque el dato estaría en positivo.

Por poner un ejemplo de este comportamiento, en su último informe, JP Morgan apunta que la economía de Estados Unidos presentaría un avance de 4,8% anualizado respecto al tercer trimestre, un dato por debajo de lo previsto, al tiempo que la eurozona tendría una caída de 7% anualizado también respecto al periodo anterior.

Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research, apunta que “el cuarto trimestre del año estuvo acompañado de un escalamiento en el número de casos de covid-19 y de las medidas para contenerlo, especialmente en Europa.

Esto seguramente tenga algún impacto en el gasto y en la producción, aunque las cifras preliminares del cierre de año muestran un buen desempeño en la mayoría de economías, quizás decantando más la desaceleración económica para el primer trimestre de 2021”.

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido