Guerra comercial centrará la cumbre de líderes del G20

La reunión entre Trump y Xi, y las expectativas a su alrededor, eclipsarán otros temas como el cambio climático. 

Guerra comercial

En las próximas semanas habrá una reunión entre Donald Trump y Xi Jinping.

AFP

POR:
Portafolio
noviembre 25 de 2018 - 04:45 p.m.
2018-11-25

Aunque la agenda que Argentina ha preparado para la cumbre del G20 –de la que será anfitrión este jueves y viernes– cuenta con una gran variedad de temas, todas las partes son conscientes de que el principal atractivo será uno solo: la reunión entre Donald Trump y Xi Jinping, y la posibilidad de que Estados Unidos y China ‘firmen la paz’ en la guerra comercial.

(G20 debate panorama económico marcado por la guerra comercial). 

Y eso que otros atractivos no le faltarán, pues durante las dos jornadas los líderes de las principales economías del mundo se encontrarán con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bid Salman, por primera vez tras el asesinato de Jamal Khashoggi, y también se dará un nuevo cara a cara entre Trump y Vladimir Putin.

Sumado a esto, también estarán presentes los líderes de la Unión Europea, quienes tienen una larga lista de cuentas pendientes con Estados Unidos, tales como el cambio climático, el bloqueo a Irán y la posibilidad de que Trump imponga aranceles a la industria automotriz del bloque.

Sin embargo, será en Trump y Xi en quienes estarán todos los focos congregados en la capital argentina, sobre todo porque (por el momento) hay esperanzas de una tregua. Estados Unidos paralizó la nueva ronda de aranceles por US$250.000 millones contra China ya que, aseguró, están desarrollando un “fructífero” diálogo.

Además, el mandatario de EE. UU. se mostró la semana pasada optimista, luego de que el Gobierno de Xi enviara a las autoridades estadounidenses una carta en la que detallaba las áreas en las que podía ceder y los objetivos que quería alcanzar.

Sumado a esto, el gobierno de China también se mostró optimista. “Esperamos que a través de las negociaciones podamos gestionar las diferencias y encontrar una salida”, afirmó el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, al tiempo que afirmó que los dos mandatarios han estado en contacto en el último mes.

De hecho, el embajador de China en Colombia, Li Nianping, afirmó en un encuentro el pasado viernes que se ha demostrado que en la guerra comercial “no hay ganadores” y, aunque afirmó que es normal que dos países tengan “fricciones”, dejó claro que el mejor panorama es en el que se desarrolla un comercio “basado en reglas” que beneficie a todas las partes.

En este sentido, el resto del mundo sabe que los encuentros serán complejos. “Todos somos conscientes de que habrá negociaciones difíciles. Los desafíos globales son más difíciles todavía que en años precedentes y es más importante que nunca ver un multilateralismo fuerte”, aseguró el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Asimismo, Argentina también tuvo palabras respecto al tema y pidió voluntad política para alcanzar acuerdos en las jornadas del G20. “Cuando hablo de la voluntad política, obviamente la base en la que se inicia el G20 es creer que la cooperación es más favorable que la confrontación”, explicó Pedro Villagra, negociador jefe de Argentina para el foro.

Esto, principalmente, porque como se supo la semana pasada, la declaración conjunta del G20 hasta el momento evitará una condena expresa en contra del proteccionismo, como una muestra de que intentará no repetir la tensión que se vio en el G7.

Más allá de esto, varios países han mostrado su intención de adelantar conversaciones para adoptar medidas concretas en contra del cambio climático y reivindicar el Acuerdo de París, mientras que la reforma de la Organización Mundial del Comercio será otro de los aspectos más relevantes de las jornadas.

Precisamente, Nianping afirmó que “el tema de la OMC será un asunto candente en el G20. El gobierno chino cree que esto involucra a todos los miembros, pero especialmente a los países en vías de desarrollo, por lo cual tanto China como Colombia tenemos que defender el multilateralismo y el orden basado en reglas”, resaltó.

Vale decir que esta es la primera vez que la cumbre será en Latinoamérica, por lo que según Argentina, será una oportunidad perfecta para exponer los problemas de la región.

Siga bajando para encontrar más contenido