MIÉRCOLES, 28 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Internacional

12 nov 2023 - 12:08 p. m.

El caos que se vive en Al-Shifa, el hospital más grande de Gaza

Israel negó estar atacando el lugar, pero reconoció que ha tenido combates con militantes de Hamás en sus alrededores.

Hospital Al-Shifa

Hospital Al-Shifa.

AFP


POR:
Redacción - BBC News Mundo

El personal que está dentro de hospital Al-Shifa, el más grande de Gaza, afirma que los pacientes y las personas que están refugiadas allí se encuentran atrapadas mientras se libran intensos combates en las calles cercanas.

Un cirujano le dijo a la BBC que el hospital se había quedado sin agua, alimentos ni electricidad.

El ejército israelí ha negado las acusaciones de haber atacado Al-Shifa, pero ha reconocido enfrentamientos con combatientes de Hamás en la zona.

Un portavoz del ejército israelí aseguró que se acordó evacuar a los recién nacidos a "un hospital más seguro" este domingo, después de que los médicos dijeran que dos habían muerto y que otros 37 corrían peligro.

En un post de X, el vocero insta a las personas a desplazarse hacia el sur de la Franja de Gaza.

Nick Beake, periodista de la BBC en Jerusalén, informa que los combates y las historias de evacuados a los que dispararon, hacen que muchos dentro del hospital sienten que cualquier intento de salir está plagado de peligros.

Los informes que llegan desde el interior del hospital mencionan pacientes recién operados que no pueden ser evacuados y cadáveres que se amontonan sin que haya forma de enterrarlos.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) acusan repetidamente a Hamás de operar desde túneles situados debajo del hospital, algo que Hamás niega.

El cirujano Marwan Abu Saada le dijo a la BBC que los tiroteos y bombardeos resuenan en Al-Shifa "cada segundo".

También contó que los intentos de enterrar a los muertos fueron frustrados por los combates alrededor del complejo.

"No queremos que se produzcan brotes epidémicos por culpa de estos cadáveres", dijo, y añadió que el refrigerador de la morgue no estaba funcionando porque el generador se había quedado sin combustible.

Physicians for Human Rights Israel, un grupo de médicos, manifestó que dos bebés prematuros murieron porque no había electricidad.

El grupo advirtió de que había "un riesgo real para la vida de otros 37 bebés prematuros".

Israel aseguró que Al-Shifa no estaba siendo atacado y que el lado este del hospital estaba abierto para el paso seguro de quienes quisieran salir.

Daniel Hagari, portavoz militar de Israel, dijo que Israel ayudaría a las personas "en el departamento de pediatría a llegar a un hospital más seguro" este domingo.

Afirmó que la decisión se adoptó a raíz de una petición de la administración del hospital y que Israel "proporcionará la asistencia necesaria".

Previamente, el coronel Moshe Tetro había señalado que hubo enfrentamientos cerca de Al-Shifa entre Hamás y las fuerzas israelíes, pero ningún tiroteo contra el propio hospital.

Organizaciones de ayuda humanitaria internacionales advirtieron que los pacientes que se encuentran en hospitales cercanos a los combates en Gaza corren el riesgo de morir por falta de tratamiento médico.

El coordinador médico adjunto de Médicos Sin Fronteras (MSF) le dijo a la BBC que, si no había un alto el fuego, "todos los pacientes que quedan en estos hospitales simplemente morirán, y estos hospitales se convertirán en cementerios".

En el hospital Al-Quds, la Media Luna Roja Palestina afirmó que sus equipos se encontraban encerrados junto a 500 pacientes y unas 14.000 personas desplazadas.

Mientras tanto, uno de los hospitales más pequeños de Gaza, Al-Rantisi, fue evacuado en gran parte. Solo quedaron en su interior unos pocos pacientes y miembros del personal.

En la Franja de Gaza viven 2,2 millones de personas, pero desde el comienzo de la guerra más de 1,5 millones han sido desplazadas, según la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Unas 1.200 personas muerieron tras el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre, muchas de ellas civiles, y tomó como rehenes a más de 200 personas, según las autoridades de Israel. En un cálculo previo, se había informado de 1.400 muertos.

La respuesta de Israel dentro de Gaza ha dejado más de 11.000 muertos, según el Ministerio de Sanidad controlado por Hamás. Esta cifra incluye a más de 4.500 niños.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Destacados

Más Portales

Créditos:

BBC NEWS

cerrar pauta