close
close

Internacional

Joe Biden apoya la retirada de EE. UU. de Afganistán

El presidente estadounidense dijo que era hora de irse después de dos décadas de conflicto.

Joe Biden, presidente de EE. UU.

Joe Biden, presidente de EE. UU.

Bloom

POR:
Portafolio
agosto 16 de 2021 - 03:49 p. m.
2021-08-16

El presidente Joe Biden defendió este lunes la retirada de Estados Unidos de Afganistán a pesar de la rápida toma de poder de los talibanes, diciendo que era hora de irse del país después de dos décadas de conflicto.

(Triunfo de los talibanes en Afganistán, tras larga guerra con EE. UU.). 

"Respaldo firmemente mi decisión. Después de 20 años, he aprendido por las malas que nunca hubo un buen momento para retirar las fuerzas estadounidenses", dijo en un discurso televisado desde la Casa Blanca.

Además advirtió a los talibanes que no interrumpan ni amenacen la evacuación de miles de diplomáticos estadounidenses y traductores afganos en el aeropuerto de Kabul. La respuesta a cualquier ataque sería "rápida y contundente", dijo Biden en el discurso. 

(Caos en el aeropuerto de Kabul). 

"Defenderemos a nuestra gente con una fuerza devastadora si es necesario", agregó. 

Joe Biden aseguró también que el objetivo de Washington nunca fue construir una nueva nación democrática.

(Derrota de EE. UU. en Afganistán debe volverse “oportunidad de paz”). 

“Nunca se suponía que la misión en Afganistán fuera construir una nación. Nuestro único interés nacional vital en Afganistán sigue siendo hoy lo que siempre ha sido: prevenir un ataque terrorista en la patria estadounidense”, dijo Biden, al añadir que el objetivo "sigue siendo hoy y ha sido siempre evitar un ataque terrorista en suelo estadounidense".

Finalmente el presidente estadounidense reconoció que la toma de Kabul por parte de los talibanes se produjo "más rápido de lo esperado" y envió un mensaje a Rusia y a China, a los que, aseguró, les encantaría ver que su país sigue gastándose miles de millones de dólares en recursos para estabilizar Afganistán.

EE. UU. ha enviado 6.000 soldados en los últimos días y otros 1.000 van en camino al país asiático para ayudar en la evacuación de civiles estadounidenses y sus aliados
, después de la toma de Kabul por parte de los insurgentes, algo que ha tomado desprevenido a Washington.

CON AGENCIAS 

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido