close
close

Internacional

La crisis que impulsó planes de ayuda récord en el mundo

Bancos centrales, gobiernos y los organismos internacionales han lanzado los mayores estímulos económicos de la historia.

Europa

Los confinamientos y restricciones a nivel mundial provocaron una gran incertidumbre en todos los países, la cual todavía no se ha disipado.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2020 - 07:00 p. m.
2020-12-18

Hay una palabra que define a la perfección por lo que ha pasado la economía internacional durante el 2020 a causa de la pandemia del coronavirus: incertidumbre.

(Nueva línea de crédito de Findeter para sector público y privado). 


Esta es la mayor crisis que se ha vivido en décadas para todas las regiones del mundo, pero también registra otro récord, el de las medidas de estímulo y apoyo que gobiernos, bancos centrales y organismos multilaterales han impulsado para mitigar en la medida de lo posible los efectos de la coyuntura por la pandemia.

Según las cifras recientes que se han compilado, hasta el momento se estima que se han impulsado estímulos fiscales en los países por más de US$12 billones, mientras que desde el lado de acciones monetarias esa cifra está en torno a US$7,5 billones. Juntos, los dos datos suman prácticamente el tamaño de la economía de Estados Unidos.

(Las ayudas del Gobierno, con 8,7 millones de beneficiados). 


Y esto llega a todas las regiones. En Latinoamérica, como indican las cifras de la Cepal, las ayudas fiscales de los gobiernos alcanzan alrededor del 4,3% del PIB conjunto, con una mayor agresividad en países como Brasil (8,5% del PIB), Chile (5,7%) o Perú (5%).

Asimismo, en garantías estatales de crédito, los estímulos de la región alcanzan el 2,5% del PIB, el cual llega a 10,7% en Perú, 1,2% en Chile y 5,2% respecto al tamaño de la economía nacional de Uruguay.

Para el caso de Colombia, la Cepal indica que el estímulo fiscal por los planes de emergencia asciende a 3,7% del PIB, mientras que las garantías representan el 1,4% de la economía.

La agencia de la ONU para la región deja claro que los sistemas de salud, así como las transferencias a la población y las medidas para proteger el tejido productivo, han sido los principales destinos de los recursos impulsados.

Aunque, por obvias razones, algunas economías del mundo han logrado destinar un mayor monto para estas ayudas. Estados Unidos, por ejemplo, según las cifras del Fondo Monetario Internacional, lanzó inicialmente un paquete de estímulo de US$2,3 billones, lo que representa el 11% de su economía.

Además, se sumaron US$483.000 millones de apoyo al sistema de salud, y alrededor de 1% más de su PIB en recursos para pymes y centros médicos en el país. Actualmente están cerca de lanzar un nuevo paquete de impulso.

En cuanto a Europa, sumado a las acciones individuales de cada nación, la Unión Europea aprobó un plan de estímulo conjunto de 750.000 millones de euros. Por su parte, Alemania lanzó un plan de 1,1 billones de euros entre ayudas fiscales y monetarias, casi 40% de su PIB, mientras que otros países como España o Italia anunciaron al inicio de la crisis estrategias por unos 200.000 millones.

BANCOS CENTRALES 

Unos de los actores más relevantes en las ayudas frente a la crisis han sido los bancos centrales del mundo, los cuales han llevado sus medidas a niveles récord y han adoptado otras nunca antes vistas.

Por ejemplo, la Reserva Federal de Estados Unidos bajó casi inmediatamente con el comienzo de la crisis su tasa de interés a un rango entre 0 y 0,25% para estimular la economía. De igual forma impulsó medidas como las que había adoptado en la crisis de 2008, pero con mayor alcance: compras de activos por los montos que sean necesarios, garantías de crédito a empresas de todo tipo, incluso con mayor riesgo, y también operaciones con otros bancos centrales.

La Fed está comprando US$120.000 millones cada mes, y en la reunión de esta semana aseguró que mantendrá su plan hasta que sea necesario. Cabe apuntar que el balance de activos acumulados del emisor está en US$7,3 billones, mucho más elevado que los US$4,5 billones a los que llegó en la Gran Recesión.

Por su lado, el Banco Central Europeo (BCE), que ya antes de la crisis tenía su tasa de intervención en 0% y el indicador para depósitos en 0,5%, también lanzó su artillería para ayudar a los países de la eurozona y sus empresas y hogares.

De hecho, esta semana se supo que su programa de compras ya alcanzó 1,85 billones de euros durante la crisis y lo aumentó en 500.000 millones más hasta el próximo 2022.

MULTILATERALISMO 

Quizá la pata de este entramado de ayudas que ha sido más criticado este año es el de las entidades multilaterales, las cuales han estado golpeadas por las tensiones mundiales.

No obstante, las principales entidades multilaterales han hecho grandes esfuerzos de estímulo para ayudar a sus países miembros. Por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) puso a disposición hasta US$1 billón, de los cuales hoy en día se han asignado alrededor de US$250.000 millones, prácticamente un cuarto de la capacidad.

Cabe decir que la mayor parte de los créditos e instrumentos del FMI han ido a parar a economías de América Latina, África y Asia. Precisamente en nuestra región, la entidad ha aprobado desembolsos por un total de US$63.809,66 millones, una parte mayoritaria de los US$ 102.219,65 millones en asistencia financiera por la covid-19.

El Banco Mundial puso a disposición de los países apoyos por US$160.000 millones hasta junio de 2021, mientras que otras entidades como CAF ya ha aprobado créditos por más de US$4.000 millones en América Latina.

Según José Ignacio López, director de estudios económicos de Corficolombiana, “los estímulos fueron clave, tanto desde la política fiscal como monetaria; quedará el interrogante de si se pudo hacer más, seguramente si, pero lo más importante es que las autoridades respondieron a la crisis y lo hicieron bien. Ahora el foco estará en evaluar la eficacia de estos gastos y también cómo será la normalización una vez se acabe la pandemia”.

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido