close
close

Internacional

La desaceleración y tasas de interés, los grandes desafíos globales

Los mercados bursátiles no han tenido un año fácil por la guerra en Ucrania y la política alcista de tipos por la inflación. 

Crecimiento economía

Crecimiento economía

iStock

POR:
Portafolio
octubre 04 de 2022 - 08:51 p. m.
2022-10-04

Los mercados bursátiles del mundo entraron al cuarto trimestre bajo los fantasmas de los eventos macroeconómicos más representativos del año: la ola de alzas de tasas de interés y la incertidumbre por una recesión global.

Aunque en los primeros dos días del período las plazas han alcanzado un registro positivo, el mes pasado fue uno de los meses con peores registros en los tiempos recientes.

(Lea: ONU estima desaceleración del 1,1 % de economía en A. Latina para 2023). 

Septiembre, que concluyó el pasado viernes, dejó a los índices estadounidenses con pérdidas de casi el 10% para el Nasdaq, mientras el S&P 500 y el Dow Jones se ha en un 8,5%. El Eurostoxx, por su parte, perdió 5,6%.

Desde mediados de agosto, el movimiento fue unidireccional, a la baja, con excepción de un repunte por la esperanza de un cambio de rumbo de la Fed”, el banco central estadounidense, que desapareció rápidamente, sostuvo Edward Moya, de Oanda, en declaraciones recogidas por la agencia AFP.

Es preciso apuntar que el S&P 500 cerró el viernes en 3.585,6 puntos, su peor nivel desde este año.

“Para la segunda parte del 2022 a nivel global en el mercado de renta variable serán clave las decisiones de política pública monetaria de los bancos centrales, especialmente de la Reserva Federal (Fed) y cómo esto afecte la dinámica del mercado accionario en Estados Unidos, el cual, ha mostrado en los últimos días un descanso dentro de una tendencia bajista de largo plazo”, señaló Roberto Carlos Paniagua, analista de renta variable de Casa de Bolsa. 

Decrecimiento

Decrecimiento.

De hecho, sobre la Fed, en las tendencias estadounidenses se debate entre una continuación o un viraje de su política económica. Este último está inspirando a los analistas en las últimas sesiones.

Si la desaceleración de creación de empleos continúa disminuyendo y la inflación subyacente (que escluye alimentos y energía) cae tanto como esperamos, la Fed no subiría (tasa de interés) en 125 puntos básicos para finales de año”, señaló este martes el nuevo reporte de la consultora Pantheon Macroeconomics.

(Además: Integración comercial de América del Sur está lejos de concretarse). 

Sin embargo, la inflación en Estados Unidos aun se mantiene en niveles históricos, sobre todo en la subyacente, donde firmas analistas como AllianceBernstein, esperan que el precio de las viviendas sea el conductor, impulsando hasta un 20% sus valores; algo que también esperan no disminuirá rápidamente.

“A la gente le gusta aferrarse a las buenas noticias, pero (…) no vamos a tener una recuperación en este mercado hasta que la Fed indique que van a dejar de subir las tasas, y eso no va a suceder hasta que la inflación comience a bajar ”, dijo Holly Newman Kroft, asesora senior de Neuberger Berman en CNBC.

Para Jack Janasiewicz, estratega de portafolio de Natixis Investment Managers, “(el enfoque de la Fed) se está desplazando hacia el endurecimiento de las condiciones financieras y su mantenimiento durante un periodo de tiempo. Ya no se trata de subidas exageradas”.

Pero la vorágine inflacionaria no solo afecta a la mayor economía del mundo. En Europa, producto de la guerra en Ucrania, los precios de la energía también se encuentran por las nubes y la crisis con su principal proveedor extenderá estas preocupaciones.
Esta coyuntura ha exacerbado la tendencia alcista de los precios que ya se venía observando en el viejo continente desde el año pasado.

Es alarmante que los precios europeos del gas natural se mantengan casi 10 veces por encima de los niveles anteriores a la crisis a medida que se acerca la temporada de calefacción de invierno (...) Si los suministros son limitados debido a la guerra, es posible que sea necesario racionar la energía este invierno, lo que muy probablemente llevaría a la economía europea a una crisis”, señaló AllianceBernstein.

(Vea: Economía de Estados Unidos retrocede 0,6% en el segundo trimestre). 


Para contenerlo, al ritmo de la Fed, tanto el Banco Central Europeo (BCE) y los distintos bancos centrales del mundo han encabezado una cruzada por elevar las tasas de interés, como principal arma de control.

Sin embargo, tal como lo alertó este lunes Rebeca Grynspan, jefa de la Agencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), el mundo podría estar “al filo” de una recesión “inducida por las políticas que se están adoptando”.

“Los responsables de las políticas se han centrado en rebajar las presiones inflacionarias mediante políticas monetarias restrictivas con la esperanza de que los bancos centrales puedan lograr un aterrizaje suave y evitar una gran recesión, pero el remedio podría ser peor que la enfermedad”, agregó la ejecutiva.

Analistas de todo el mundo han redoblado sus apuestas sobre la futura recesión a pocos meses de acabar este año. Por ejemplo, Ned Davis Research ve una posibilidad global de 98%, mientras en Bloomberg es del 80% en Europa. 

PORTAFOLIO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido