Internacional

Economía global va rumbo a su crecimiento más rápido en más de 50 años

No obstante, el PIB mundial no alcanzaría sus niveles previos a la pandemia en el corto plazo.

Un 87 por ciento del portafolio de inversión del Emisor se compone de dólares de Estados Unidos.

Archivo Portafolio

POR:
Bloomberg
abril 05 de 2021 - 12:41 p. m.
2021-04-05

La economía mundial va rumbo a su crecimiento más rápido en más de medio siglo este año, sin embargo, las diferencias y las deficiencias podrían impedir que alcance sus niveles previos a la pandemia en el corto plazo.

(Lea: Economía mundial sanará tras perder 255 millones de empleos en 2020)

Estados Unidos lidera la tarea en la reunión virtual semestral del Fondo Monetario Internacional de esta semana, inyectando billones de dólares de estimulo presupuestario y reanudando su papel de guardián de la economía mundial después de que el presidente Joe Biden terminara con el "América primero" de Donald Trump.

(Lea: La región ya sabe la ‘foto final’ del golpe de la covid)

El viernes se conocieron los datos de contratación de marzo que mostraron el mayor número desde agosto. China también está haciendo su parte, aprovechando el éxito que tuvo el año pasado para contrarrestar el coronavirus, al tiempo que comienza a retirar parte de su ayuda económica.

Sin embargo, a diferencia de las consecuencias de la crisis financiera de 2008, la recuperación parece desigual, en parte porque el despliegue de las vacunas y el apoyo fiscal difieren a través de las fronteras.

Entre los rezagados se encuentran la mayoría de los mercados emergentes y la eurozona, donde Francia e Italia extendieron las restricciones sobre la actividad para contener el virus.

"Si bien las perspectivas han mejorado en general, las perspectivas están divergiendo peligrosamente", dijo la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, la semana pasada.

"Las vacunas aún no están disponibles para todos y en todas partes. Demasiadas personas continúan enfrentando pérdidas de empleos y el aumento de la pobreza. Demasiados países se están quedando atrás".

El resultado: podría tomar años para que regiones del mundo se unan a EE.UU. y China para recuperarse completamente de la pandemia. Para 2024, la producción mundial seguirá siendo un 3% más baja de lo previsto antes de la pandemia, y los países dependientes del turismo y los servicios son los más afectados, según el FMI.

La disparidad es capturada por el nuevo conjunto de predicciones del futuro inmediato que muestran un crecimiento global de alrededor de 1,3% intertrimestral en los primeros tres meses de 2021.

Pero mientras EE.UU. se recupera, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y Japón se están contrayendo. En los mercados emergentes, Brasil, Rusia e India están siendo claramente superados por China.

Para todo el año, Bloomberg Economics pronostica un crecimiento de 6,9%, el más rápido en los registros que datan de la década de 1960. Detrás de la perspectiva optimista: una disminución de la amenaza del virus, un estímulo en expansión de EE.UU. y billones de dólares en ahorros acumulados.

Mucho dependerá de la rapidez con que los países puedan inocular a sus poblaciones, con el riesgo de que cuanto más tiempo tarden, mayor sera la probabilidad de que el virus siga siendo una amenaza internacional, especialmente si se desarrollan nuevas variantes.

Si bien la economía en auge de EE.UU., sin duda, actuará como un catalizador para el resto del mundo al absorber las importaciones, también podría haber algunas quejas sobre los mayores costos de endeudamiento que trae el rápido crecimiento, especialmente de economías que no son tan saludables.

El economista jefe de JPMorgan Chase & Co., Bruce Kasman, dijo que no ha visto una brecha tan amplia en 20 a 25 años entre el rendimiento superior esperado de EE.UU. y otros países desarrollados en comparación con los mercados emergentes.

Esto se debe en parte a las diferencias en la distribución de la vacuna. Pero también se debe a las decisiones de política económica que están tomando varios países.

Después de haber reducido, en su mayoría, las tasas de interés e iniciado programas de compra de activos el año pasado, los bancos centrales se están dividiendo y algunos en los mercados emergentes comienzan a subir las tasas de interés, ya sea debido a la aceleración de la inflación o para evitar que el capital salga.

Turquía, Rusia y Brasil aumentaron los costos de endeudamiento el mes pasado, mientras que la Fed y el Banco Central Europeo dicen que no lo harán durante mucho tiempo. Rob Subbaraman, jefe de investigación de mercados globales de Nomura Holdings Inc. en Singapur, reconoce que Brasil, Colombia, Hungria, India, Mexico, Polonia, Filipinas y Sudafrica corren el riesgo de ejecutar políticas demasiado flexibles.

Bloomberg

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido