close
close

Internacional

La pandemia elevó la hambruna en la región

La FAO abogó por sistemas agroalimentarios que combinen la prosperidad económica, el cuidado del clima y la inclusión social.

Hambre

En 2020 crecieron 9,1% los habitantes de la región que pasan hambre, hasta los 62 millones.

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

POR:
Portafolio
agosto 26 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-08-26

Transformar los sistemas agroalimentarios de América Latina desde un enfoque sostenible es el camino para paliar el hambre en la región, que en 2020 alcanzó al 9,1% de la población por la pandemia, indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

(En Colombia aumentaría el hambre en los próximos meses, según ONU). 

“El desafío central es transformar los sistemas agroalimentarios construyendo ecuaciones sostenibles que combinen prosperidad económica, huella ambiental y climática, inclusión social y salud humana”, afirmó Julio Berdegué, el representante regional del organismo.

En su último reporte, que analiza el impacto de la covid-19 en la alimentación, la FAO apunta a que en 2020 se ampliaron las brechas que ya existían sobre disponibilidad, acceso y uso de alimentos y se puso “una presión sin precedentes sobre los sistemas alimentarios de la región”.

(2.370 millones de personas no tuvieron acceso a comida decente en 2020). 

La pandemia, que provocó una caída del PIB regional del 6,8%, la mayor recesión en 120 años, elevó el número de personas que pasan hambre de 47,7 a 61,7 millones (el 9,1% de sus más de 600 millones de habitantes).

“La falta de empleo e ingresos y la disrupción de programas clave como la alimentación escolar empujaron al consumo de elementos más baratos y menos nutritivos o derechamente, conducen a no satisfacer las necesidades alimentarias”, detalló el organismo.

En paralelo, la tasa de pobreza alcanzó el 33,7% de la población y la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5%, según datos de la Cepal, el brazo económico de la ONU en la región.

Pese a todo, indicó la FAO, el año pasado también implicó el incremento de la preparación de alimentos en el hogar, el desarrollo de las ventas en línea y el aumento de la demanda de productos frescos y nutritivos, que “suponen un inmenso espacio para impulsar cambios hacia la sostenibilidad”.

EFE

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido