Detalles de la Ley de Financiamiento del Gobierno

Con las reformas propuestas, se espera que el país comience a crecer a tasas superiores al 4% anualmente.

Alberto Carrasquilla

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y Crédito Público, afirmó se necesita rebajar los impuestos a las empresas. 

Cortesía MinHacienda

POR:
Portafolio
octubre 08 de 2018 - 04:53 p.m.
2018-10-08

Emprendimiento, legalidad y equidad política y social son los tres pilares en los que el gobierno de Iván Duque basará su política para lograr que Colombia crezca a un ritmo de 4,0 o 4,5 por ciento anualmente, según Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda.

Lea: (Después de casi dos años, Colombia vuelve a vender bonos globales)

De acuerdo al titular de la cartera de Hacienda, en los tres temas ya se hizo un diagnóstico y se plantearon las posibles soluciones, las cuales estarán contenidas en el proyecto de ley de financiamiento, que el ejecutivo pasaría esta semana al legislativo para su discusión.

Lea: (Minhacienda propone fórmula para devolver IVA a los más pobres)

Respecto al emprendimiento, Carrasquilla aseguró que el gobierno cree que el está siendo afectado por el exceso de regulación y cargas impositivas que son excesivamente altas y que no permiten el desarrollo empresarial. Para esto, creen que es necesario en el tema regulatorio hacer una reducción, simplificar y recortar. Afirmó que en el proyecto de ley se va a dar a conocer el problema que se está tratanto de resolver y cómo hacerlo.

Un aspecto importante es que se va a mejorar la relación entre los reguladores y los actores económicos que son regulados, para que haya una mejor comprensión de los objetivos.

Tal y como lo ha afirmado el presidente Iván Duque en repetidas ocasiones, se detectó que el gasto público es ineficiente, los subsidio se gastan mal y el objetivo es focalizarlos mejor y hacerlos más eficientes.

Otro punto muy importante detectado son los problemas del régimen contributivo y el manejo de las deudas del Estado para con el sistema de salud.

Carrasquilla reconoció que el gobierno trabaja en el componente tributario todavía. Pero este se basará en tres principios, con algunas variantes.

El primero es que la tasa efectiva de tributación de las empresas es demasiado alto y hay que bajarlo, existen cargas impositivas que afectan en algunos casos el ingreso corriente.

Segundo, las personas naturales tributan como proporción del impuesto total de renta una proporción muy pequeña. A medida que los países crecen y sus clases media se expanden, los países se van montando en una proporción más alta de la tributación de renta pagadas por las personas naturales y una menor por las empresas, anunció. 

“En Colombia las personas naturales pagamos el 19% de todo el impuesto de renta y las empresas el 81%. El promedio de la Ocde es que las personas naturales pagan el 67 y las empresas el 32 por ciento”. Eso se hace gradualmente. Tenemos que llegar ahí. Hay que pensar en un sistema tributario para un país de ingresos medios”, explicó Carrasquilla.

El tercer punto que abordó el funcionario público es la alta renta de las empresas, cuyas tarifas, si se incluyen todas las cargas impositivas, “hay una tasa efectiva medida como proporción de las utilidades que en ningún caso es inferior al 52% y podía llegar hasta el 60% de las utilidades”.

Carrasquilla aceptó que la situación fiscal del país no es la más fácil del mundo, pero tampoco es una situación que sea complicada. “Tenemos el convencimiento que con estas iniciativas y otras paralelas la situación fiscal va a quedar despejada”, aseveró.

El ministro indicó que todas estas medidas harán que el país crezca mínimo al 4% y no al 2,5 o 3%, como ha ocurrido en los últimos años.

Carrasquilla finalizó diciendo que el gobierno identificó algunas de las variables que impiden que ese crecimiento económico sea superior, entre ellas: imperfecciones de nuestro sistema judicial, la gobernabilidad empresarial, falta de claridad en las reglas de juego, la volatilidad en la normatividad, una infraestructura adecuada y fallas en la capacitación de la fuerza de trabajo.


Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido