Internacional

La Superliga, el millonario negocio del fútbol europeo

La nueva competición, que crearon 12 de los principales equipos del mundo, busca incrementar los ingresos del deporte.

Súperliga

Los clubes de la Superliga

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 19 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-04-19

En medio de un rechazo casi generalizado, 12 de los principales equipos europeos anunciaron la creación de la Superliga, una competición paralela a la Champions League que se convertiría en un negocio millonario con el que los fundadores buscan incrementar los ingresos de este deporte.

(Afectado por las pérdidas, el FC Barcelona busca inversionistas). 

Las críticas han llegado desde todas partes: la Uefa afirmó que el proyecto nace de la “avaricia” de ciertos equipos y amenazó con medidas; los gobiernos de Reino Unido, España e Italia han pedido diálogo y tratarán de evitar su creación; otros grandes equipos como Bayern de Múnich o París Saint-Germain dicen que no soluciona los problemas, y muchos aficionados ven la Superliga como una privatización del fútbol.

Eso sí, desde el ámbito económico, el mecanismo promete incrementar los ingresos de los principales equipos y asegurar su sostenibilidad. Por lo pronto, la percepción de los dueños es positiva: las acciones de la Juventus de Turín subieron más de 17%, mientras que las del Manchester United alrededor de un 8%.

(Coronavirus causa pérdidas por US$14.000 millones al fútbol mundial). 

Y es que las cifras del negocio son importantes. JP Morgan financiará la creación de la competición con un desembolso de unos 3.500 millones de euros, que se repartirían entre los 12 fundadores (y los tres que se sumarían). 

Esto permitiría que, simplemente por iniciar la competición, los fundadores recibirían entre 200 y 350 millones de euros.

En cuanto a los ingresos, pasaría de los alrededor de 100 o 120 millones de euros que pueden llegar a ganar los vencedores de la actual Champions League, a casi 400 millones para el campeón.

La misma competición también espera incrementar sus recursos para repartir. Así, si hoy los ingresos comerciales y audiovisuales de la Champions League están en torno a los 1.950 millones de euros, esperan aumentarlos de manera significativa.

Según han dicho los promotores de la Superliga en días pasados, como el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, o el del Real Madrid, Florentino Pérez, en el mundo hay alrededor de 4.000 aficionados al fútbol, pero los ingresos televisivos y comerciales son menores a los de otras competiciones como la NFL, menos seguida a nivel internacional.

De acuerdo con Eduardo Fernández-Cantelli, profesor de Sport Management en IE Business School, “el porcentaje más importante de ingresos que tienen los clubes, sobre todo en Europa, es por la cesión de los derechos audiovisuales, y la Uefa es la que tiene la capacidad de explotarlos. Al cambiar la competición, los que los gestionan pasan a ser los clubes, por lo que creen que podrán generar más ingresos y también repartir más, pues la Uefa se queda con un porcentaje”.

De esta forma, como explica Fernández-Cantelli, los clubes fundadores se beneficiarán de esos mayores ingresos, mientras que los que sigan participando en la Champions quedarían “perdidos”, en una competición que tendrá muchos menos recursos.

Cabe recordar que ya hubo un precedente similar con la Euroliga de baloncesto en Europa, caso en el que finalmente fue la nueva competición la que prevaleció hasta la actualidad.

El país con mayor representación es Reino Unido, pues entre los fundadores estarían el Manchester United, Liverpool, Chelsea, Manchester City, Arsenal y Tottenham. También habría tres equipos españoles (Real Madrid, Barcelona y Atlético) y tres italianos (Juventus, Milán e Inter).

La Uefa aprobó la creación del nuevo formato de la Champions League, aumentándola a 36 equipos.

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido