Internacional

Latinoamérica, la región emergente con mayor deuda

Según el último reporte de Cepal, las acreencias llegaron en 2020 a casi 80% del PIB, con deterioro en todos los países.

Secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 11 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-03-11

Al igual que ocurre en Colombia, al mayor endeudamiento es un problema que alcanza a toda Latinoamérica, el cual se deriva de los grandes planes de estímulo fiscal que impulsaron los países de la región para contrarrestar los efectos de la pandemia. No obstante, esto ha llevado a que los niveles en esta parte del mundo sean superiores a los de otras zonas emergentes.

(Covid está provocando aumento sin precedentes en pobreza de la región). 

Así lo afirma el último reporte que publicó ayer la Cepal, en el que indicó que la pandemia “ha magnificado las brechas estructurales de los países de la región, al tiempo que ha ampliado sus necesidades financieras para afrontar la emergencia y ha generado un aumento de los niveles de endeudamiento que pone en peligro la recuperación y la capacidad de los países para una reconstrucción sostenible y con igualdad”.

Ante esto, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, aseguró que “en todos los países de la región, sin excepción, la situación fiscal se ha deteriorado y el nivel de endeudamiento del gobierno general ha aumentado, y se espera que dicho dato se incremente del 68,9% al 79,3% del PIB entre 2019 y 2020 a nivel regional, lo que convierte a América Latina y el Caribe en la región más endeudada del mundo en desarrollo y la que tiene el mayor servicio de deuda externa en relación con las exportaciones de bienes y servicios (57%)”.

(‘Se perdió una década de avances en participación laboral de mujeres’). 


Ante esto, la entidad asegura que ante las necesidades de seguir inyectando dinero en la economía de los países, el alto endeudamiento supondrá un limitante para ello.

Y en este sentido la Cepal emitió varias recomendaciones. En primer lugar, como resalta el informe, “una primera medida consiste en la ampliación y redistribución de la liquidez desde los países desarrollados hacia los emergentes a través de una emisión masiva de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI). Una emisión y asignación hipotética de 500.000 millones de DEG nuevos, representaría US$56.000 millones de reservas internacionales adicionales para las economías de la región”.

De igual forma, plantea el fortalecimiento de la cooperación regional aumentando la capacidad de préstamo y respuesta de las instituciones financieras regionales, subregionales y nacionales; el acceso a un mayor financiamiento que debe complementarse con impulso una reforma institucional de la arquitectura de la deuda multilateral; proporcionar a los países un conjunto de instrumentos innovadores destinados a aumentar la capacidad de reembolso de la deuda y, por último, integrar las medidas de liquidez y de reducción de la deuda a una estrategia de financiamiento para el desarrollo, apuntó la entidad.

Economía y Negocios

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido